2014

31

Agosto

12:16

Aitor Sainz

El Rincón del Voluntario #Spain2014

Como en todo gran evento deportivo, en este Mundial el papel de aquella gente que dedica su tiempo a realizar ciertas labores básicas para el desarrollo del evento resulta fundamental. Desde este apartado echaremos un vistazo, mediante el relato de uno de nuestros redactores y voluntario en el Mundobasket ´14, a los entresijos de este amplio grupo de colaboradores.

 


Después de una formación online y varias charlas y reuniones, llega un día en el que recibes una llamada para informarte del área en la que desarrollaras tu voluntariado. En mi caso, intentando acercarme a mi mundo, he entrado en el grupo de prensa de la sede de Bilbao. Es un momento de alegría, pero cuando realmente se empieza a disfrutar el voluntariado es cuando te vistes como tal y comienzas con tus labores.

En mi caso particular, me toca controlar la zona de fotógrafos. Me encargo de que cumplan las normas, avisar a quien no lo haga, solucionar posibles dudas que tengan... pero todo en teoría. Al cuarto día de voluntariado (uno de competición oficial), puedo decir que he cumplido con dichas funciones, entre otras muchas. He informado a periodistas extranjeros sobre hoteles y transporte, sobre canchas callejeras en las que poder jugar en el día de descanso, he transportado material, he hecho de traductor... y me dejo muchas otras. 

Aunque es algo que se explica desde el primer momento, nunca descubrimos realmente hasta que punto alcanza el trabajo de voluntario sin haberlo hecho antes. Consiste en colaborar con compañeros, estar dispuesto a multitud de labores, tener recursos para las dudas que te pregunten y conocer a los profesionales que pueden solucionar esas dudas en caso de no ser capaz uno mismo, tener iniciativa, desparpajo, ganas de trabajar...y como bien se nos dijo en varias ocasiones, después de todo eso, igual podemos ver un poco de baloncesto.

Cierto es que algunos puestos de voluntario permiten vivir el juego muy de cerca, pero son los menos. Desde hoteles, hasta entrada al pabellón, fan zone, parking... podría decir que en cada área hay un voluntario al menos. Y muchos no oyen ni los gritos del público. Por ello, la labor en sí puede no ser agradecida con lo que uno espera, si lo esperado es ver baloncesto. Realmente hay que querer colaborar para disfrutar la experiencia del voluntariado.

A ratos duelen los pies, no siempre comes cuando quieres, trasnochas algo y acumulas sueño... se puede ver por ese lado, pero las cosas buenas hunden la balanza hacia el lado contrario. Porque los profesionales que nos coordinan si que sufren de verdad, y son seguro los que menos disfrutan el evento en sí. Nosotros formamos un grupo, hacemos amigos, y día tras día, el contacto con los profesionales del evento y la necesidad de ayudarles genera también nuevas amistades.

El viernes pude estar cerca del Team USA, cosa que mucha gente quiere. Y ayer también. Pues bien, honestamente es algo que quería por razones obvias, pero una vez logrado, la sensación es la de decir: "son gente, más grande y atlética, grandes jugadores, pero de carne y hueso". Además, el hecho de ser quienes son les mete en una nube y eso se percibe, no resulta muy natural.

En cambio, cada día de camino al pabellón he encontrado a aficionados perdidos a quien ayudo a llegar al pabellón, y una vez allí, es mucha la gente que se te acerca con sus dudas. La gran marea finlandesa, gran protagonista en Bilbao, disfruta y transmite su orgullo de participar por primera vez en este campeonato, y eso se nota al hablar con ellos.

También están en una nube, pero ésta es bien distinta. En esta nube tú puedes entrar, hablar con un aficionado finlandés, reir y celebrar. Hay un fotógrafo finlandés que desde el primer día he coincidido bastantes veces con él, y aunque todavía no sé ni su nombre, no hay ocasión en la que no nos crucemos por el pabellón sin hacer una broma o saludarnos. Este es el verdadero contacto con la gente venida al campeonato. También con el resto de naciones, a pesar de que su presencia sea mucho menor en esta primera fase.
Hoy es el segundo día de campeonato y ya tengo un cosquilleo ansioso por llegar al pabellón. No se si veré mucho baloncesto, pero si el entramado de una gran estructura que hasta ahora jamás podía haber imaginado tan grande y compleja.
 


@aitorSBBP

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004