2016

8

Junio

22:40

Ohiane Arcos

El Baskonia fuerza el cuarto partido tras una gran remontada

El conjunto gasteiztarra fuerza la prórroga con un palmeo de Bourousis sobre la bocina en una de las mejores canastas de la temporada y arrasa al Barça en el tiempo extra de la mano de un estratosférico James. Hasta la recta final, los catalanes se habían mostrado mucho más solventes y parecían tener encarrilado el pase a la final yendo 10 arriba a escasos 5 minutos para el final. Bourousis, MVP con 39 de valoración. El viernes, el cuarto partido de la serie.

Laboral Kutxa Baskonia 89–83 FCBarcelona Lassa

Fotogalería del encuentro (José Ángel Calvo)

Increíble partido el vivido esta noche en el Buesa. Cuando todo parecía indicar que el Barça sellaría su pase a la gran Final tras dominar gran parte del encuentro de manera muy solvente, el Baskonia resurgió en los instantes finales hasta forzar la prórroga con un palmeo de Bourousis sobre la bocina. Sin duda, una de las canastas de la temporada. Quedaban 9 décimas para el final, Hanga sacaba desde su fondo, ponía el balón en la otra canasta...¡y Bourousis palmeaba para empatar el partido a 76!. Con la grada que se venía abajo y el Barça incrédulo, el tiempo extra fue una auténtica fiesta local con James como invitado estrella. El triunfo se quedaba en casa. El viernes a las 20:30h, el cuarto partido.

Dominio total del Barça

El partido comenzó con una puesta en escena muy fría del Baskonia. Los jugadores azulgranas se mostraban muy nerviosos en ataque, siendo incapaces de lograr ningún tiro sencillo y perdiendo el balón con suma facilidad. El Barça, por su parte, movía la pelota con mucha rapidez, de la cual lograba sacar buenos tiros abiertos. Satoransky (9 puntos) llevaba la manija del partido a las mil maravillas y junto a Abrines (8 puntos) formaba una dupla inmejorable en los primeros compases del choque. Los gasteiztarras se sustentaban gracias al rebote ofensivo y Planinic finalizaba el primer cuarto como el mejor baskonista con cuatro puntos (15-21 minuto 10).

El Baskonia despierta

El pequeño receso entre cuartos pareció cambiar a los dos equipos. Eso y que sin Satoransky en cancha el Barça es otro muy distinto. Con Arroyo en la dirección los catalanes no se encontraban ni en ataque…ni en defensa. El base puestoriqueño no podía aguantar el eléctrico ritmo impuesto por James, un jugador mucho más rápido que él. Con un Shengelia en su mejor versión y un Bourousis muy acertado desde el exterior, los locales voltearon el marcador en un visto y no visto (26-23 minuto 23). Con su equipo deshaciendose como un  azucarillo, Tomic cogía las riendas de su equipo y mantenía vivo a los suyos desde el poste bajo. El partido subía en intensidad y Satoransky cometía su tercera personal. No lo notó el Barça, que de la mano de  Doellman y Ribas logró irse al descanso con una pequeña ventaja merced a varias pérdidas baskonistas en los últimos segundos (32-37 minuto 20).

Un Baskonia sin ideas

El paso por vestuarios lo aprovechó Pascual para reorganizar a su equipo, que se mostró con mucha soltura en el inicio de la segunda parte del partido con Ribas de base. Perasovic se  la jugó poniendo a los dos pequeños, Adams y James, pero esta vez no le salió bien. Sin Bourousis en cancha, que pidió cambio para descansar, los catalanes subieron las líneas defensivas, propiciando el atasco ofensivo local. Como no suele habitual, los jugadores baskonistas se mostraban sin gasolina y sin fé ante un equipo blaugrana que se estaba mostrando muy superior de forma coral (45-54 minuto 30).

¡A la prórroga!

Aunque la diferencia sólo era de ocho puntos, la sensación era que a estas alturas de temporada entre los dos equipos había un mundo de diferencia. Por primera vez, se veía a un Baskonia exhausto, al límite de las fuerzas y sin fé. El Barça, sin hacer su mejor partido, parecía tener la situación bajo control. Incluso el Buesa estaba desangelado. Samuels, mientras tanto, cumplía a la perfección su papel de sustituir a Tomic. Con 10 abajo y cinco minutos para acabar, la afición local se vino arriba intentando animar a los suyos. O reaccionaban ya o no quedaría margen de maniobra. Los jugadores respondieron gastando las pocas fuerzas que les quedaban, poniendo Adams y Bourousis con sendos triples y James con un mate el partido en un pañuelo (69-70 minuto 39). Más apretado se puso cuando Bertans empataba a 74 a falta de doce segundos para el final. Entonces salió la calidad de Satoransky para anotar una canasta al alcance de muy pocos que parecía decantar la balanza hacia los catalanes. Solo quedaban 9 décimas para acabar. Parecía imposible. El Baskonia sacaba desde su canasta. Hanga era el encargado de sacar la bola. Lanza la pelota hacia la canasta contraria, donde esperaba Bourousis, que con un palmeo forzaba la prórroga para delirio de todo el Buesa (76-76 minuto 40). 

James deja la victoria en casa

La prórroga no tuvo color. El Baskonia seguía de subidón y de la mano de un James de otro planeta arrasaba a un Barça incapaz de levantarse del golpe sufrido. Incluso un Bourousis fundido y al grito de 'MVP, MVP' se sumaba a la fiesta con un triple que rompía definitivamente el encuentro. Con corazón, el conjunto gasteiztarra lograba forzar el cuarto partido de la serie ante una afición rendida ante sus gladiadores (89-83 final).

 

La estrella: Bourousis
El pívot griego, que se mostraba exhausto durante gran parte del partido merced a la altura de temporada en la que nos encontramos, sacó fuerzas de donde no las tenía para guiar a su equipo a una victoria épica. Fue él quién forzó la prórroga con un palmeo que entra en la historia como una de las mejores en la historia baskonista y fue él quién rompió definitivamente el partido en el tiempo extra con un triple. Al final, números de MVP: 32 puntos, 10 rebotes y 39 de valoración en 32 minutos.

@oam90

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004