2014

3

Octubre

16:01

Jordi P. Camí

El Barça permite a Víctor Sada despedirse del club

Víctor Sada se ha despedido del Barça con una rueda de prensa en el Palau Blaugrana en la que ha reconocido que este adiós es posible gracias a un acuerdo de última hora entre ambas partes. El jugador hubiera preferido hacer este acto en verano, cuando Pascual y Creus decidieron que no contaban con él.

Víctor Sada ha dicho adiós al Barça como merecía, con una rueda prensa en su antigua casa. El base catalán viajó ayer a la noche a Barcelona después de jugar la final de la Lliga Catalana ante su exequipo. Sada ha demostrado que es una persona culta y que tiene un gran discurso. Seguro que su afición a la lectura y al cine le han ayudado a cultivar esta capacidad.

El actual jugador del MoraBanc Andorra ha contenido la emoción como ha podido en una sala de prensa llena de excompañeros. Entre ellos, el más especial, Juan Carlos Navarro. Lo descubrió cuando sus hermanos mayores jugaban con el capitán azulgrana y Sada ya vio que era un ejemplo a seguir.

Cuando el base catalán subió al primer equipo Navarro era uno de los integrantes del plantel y le ayudó a integrarse. También fue clave para que Sada volviera a jugar en el Barça después de la experiencia en Girona. Como ha reconocido el de Badalona, ambos han vivido los mejores años del Barça, con la Euroliga de París incluida.

Víctor Sada ha recordado a los entrenadores y también a jugadores de sus inicios en el equipo azulgrana como Nacho Rodríguez, Dueñas o De la Fuente. Y a otros con los que ha compartido vestuario en los últimos años como Trias, Grimau, Marc Gasol, Ndong, Basile, Mickeal, Lorbek, Fran Vázquez, Wallace, Abrines, Ingles o Lakovic. Sin embargo, los dos más especiales son Ricky Rubio y Marcelinho Huertas.

El exjugador barcelonista ha confesado que no se ve jugando más allá de los 35 y que el partido especial no es el que ayer jugó contra el Barça, sino el que se jugará en el Palau Blaugrana. Ya ha buscado la fecha, será el último partido de Liga y tendrá un homenaje merecido. Sada ha confesado que en la final de la Lliga Catalana se divirtió jugando contra sus excompañeros.

En realidad ambos equipos se divirtieron y también los aficionados. Fue una oda al baloncesto ofensivo, 104-93 para el Barça. Un encuentro en el que se pudo ver que el MoraBanc Andorra es un equipo muy completo que puede ser la revelación de la Liga con jugadores como Trias, Gomes, Ivanov, David Navarro, Green o Martínez.

Ayer les faltó gasolina en los últimos minutos frente a un Barça liderado por Juan Carlos Navarro. El capitán azulgrana, que tuvo que jugar de base, se puso el equipo a la espalda en el último cuarto y acabó decidiendo con puntos y también asistiendo. Ante Tomic fue el principal beneficiado. El croata anotó, reboteó, intimidó y asistió para ser el MVP de la final.

Por su parte Justin Doellman fue a la suya, sin hacer demasiado ruido pero con elegancia. Acabó con 27 puntos y 5 rebotes. Y ya que era un día de triples apareció el "doctor de Alaska", Brad Oleson, que curó los males del Barça a base de lanzamientos desde la larga distancia. Las notas negativas fueron para Pleiss que estuvo muy blando en ambos lados de la pista, para Deshaun Thomas que sigue sin ser regular y para Nachbar que está desaparecido.

Markus Eriksson no tuvo la oportunidad de jugar después de cuajar un buen partido ante La Bruixa d'Or Manresa, mientras Hakanson fue el jugador descartado. El sueco se mostró muy nervioso ante los manresanos y demostró que Xavi Pascual tiene un problema con los bases si Tomas Satoransky no se recupera pronto de unos problemas cardíacos. De momento, el jugador checo se pierde el debut en la ACB y también la gira asiática.


@Jorpek

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004