2014

25

Mayo

14:12

Jordi P. Camí

El triplista Abrines, una afición cabreada y el Laboral Kutxa

Abrines fue el protagonista de la victoria del Barça ante el Cajasol con 29 puntos. El alero mallorquín estuvo infalible en los triples, 8 de 10, y acabó rematando a los sevillanos ante una afición que recriminó la actitud de los azulgrana en Milán. El rival barcelonista en los playoff de cuartos será el Laboral Kutxa.

FC Barcelona 88 - 70 Cajasol

Dos equipos de playoff frente a frente, Barça y Cajasol. Ambos buscaban saber su rival en los cuartos. Los catalanes fueron castigados por su afición que casi no animó durante el partido y encima desplegó una pancarta que decía: "No os pedimos que ganéis siempre, pero sí que luchéis hasta el final. En Milán nos avergonzasteis".

Al menos los azulgrana tuvieron un bonito gesto con Aito Garcia Reneses al que regalaron una camiseta con el número 1.000, los encuentros ACB dirigidos por el entrenador madrileño. Y el ex preparador azulgrana lo celebró como sabe, apostando por los jóvenes, proponiendo ataques descarados y disponiendo alternativas defensivas.

Ondrej Balvin fue su estilete ya que con solo 21 años superó con facilidad a Tomic y Dorsey. Al descanso sumaba nueve puntos y cinco rebotes para un 16 de valoración. Él ayudó a cargar el rebote ofensivo para dar segundas oportunidades a los suyos. En el Barça, Xavi Pascual siguió pensando en Milán y castigó a Papanikolaou, que junto a Todorovic fue el jugador descartado.

También Lorbek notó la culpa sobre sus espaldas. Nachbar le sustituyó en el cinco titular. El beneficiado fue Alex Abrines que estuvo en el quinteto inicial y respondió. Él sí que luchó por todos los balones y la afición se lo agradeció. Hezonja también tuvo sus minutos y demostró su carácter al ser sustituido. No había hecho las cosas bien y se lamentaba.

Pullen, con cuatro puntos seguidos, abrió una brecha al final del primer cuarto, 24-15. Sin embargo, el Cajasol no se fue del partido gracias a la lucha de jugadores como Laundry, Mata y Hernangómez. 41-33 al descanso. Tras la reanudación, llegó el momento Alex Abrines. El mallorquín anotó cuatro triples sin error para irse hasta los 25 puntos.

El ex de Unicaja mantuvo un bonito duelo con Mata, el cuál le posteaba para castigarle en defensa. Los triples azulgrana entraron para también apareció Juan Carlos Navarro. E incluso Dorsey, Lorbek y Lampe. Todo ello ayudó que el Barça se fuera hasta los 27 puntos en el tercer acto.

La lucha de los jóvenes del Cajasol como Satoransky o Porzingis fue en balde. Los barcelonistas tenían el partido sentenciado y fueron jugando con el marcador. A pesar de la amplia victoria, la afición catalana estaba muy molesta por lo ocurrido en Milán. Al final, triunfo por 88-70 y el Barça se enfrentará al Laboral Kutxa en los playoff de cuartos de final y el Cajasol jugará ante el Valencia Basket.

La estrella: Alex Abrines. El alero mallorquín volvió a demostrar que es un especialista en los lanzamientos de larga distancia. Abrines rompió el partido en el tercer período con cuatro triples sin error. Además, luchó por todas las pelotas y la afición se lo agradeció con aplausos. El jugador azulgrana acabó con 29 puntos y 8 de 10 en triples.


@Jorpek

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004