2014

8

Abril

08:26

Eusebi Sedeño

NCAA: El final más dulce

UConn se proclamó por cuarta vez campeón de la NCAA al vencer en la Final a Kentucky por 54 a 60 en un partido intenso y en el que siempre llevó la iniciativa en el marcador.

No hay mejor manera de terminar. Personalmente, para mí, ha sido un sueño. Este viaje de más de 7.000 km por tierras americanas termina. Han sido cinco sedes donde he disfrutado del mejor baloncesto universitario del mundo, y he visitado canchas que antes sólo podía disfrutar por televisión. Y si eso fuera poco, la final ante 80.000 personas ha dejado a mi equipo, los Connecticut Huskies, como los campeones de la NCAA. Ni en el mejor de los sueños.

 

En estos últimos días el bajón por no querer que esto se acabara se apoderó de mí. Todo tiene un final, y era consciente de eso, pero quería saborear al máximo también los últimos instantes. Llegamos al pabellón antes de la hora de comer, y ya el ambiente de los aficionados se contagió en mi piel. Sólo faltaba llegar a las 20h de la tarde y disfrutar con el segundo evento más importante y más visto en todo Estados Unidos después de la Superbowl de fútbol americano, y esta vez en directo.

 

Los Huskies de Connecticut no partían como favoritos antes de empezar el March Madness, pero como pasara en 2011, el equipo fue ganando enteros a medidad que pasaban los partidos. Dirigidos magistralmente por el jugador más valorado, Shabazz Napier, los Huskies nunca fueron por detrás del marcador. De hecho, ni siquiera llegaron los Wildcats a empatar nunca. Eso sí, durante muchos minutos se acercaron peligrosamente en el marcador.

 

Pero todo estuvo bajo control. DeAndre Daniels no estuvo como otros días, pero ahí estaba Ryan Boatright, autor de 14 puntos, y cómo no, Shabazz Napier, 22 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias, quien ha subido enteros en su candidatura para el Draft de este próximo verano. Por parte de Kentucky se hecho de menos a Julius Randle, 10-6, y a los gemelos Harrison, combinados en 15 puntos. Sólo James Young, 20 puntos, 7 rebotes y varios highlights, estuvo a la altura de las circunstancias.

 

Cerramos así un mes espectacular, donde he vivido experiencias increíbles, donde he disfrutado con el baloncesto en estado puro, y de donde me llevo un recuerdo que nunca se borrará de mi mente. ¡Ah! Y encima los Huskies, mis Huskies, se llevaron el cuarto título en tantas presencias en las grandes finales del March Madness. El mejor final posible, el más dulce, a esta bendita locura de la NCAA. No puedo pedir más.


@EusebiSC

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004