2014

11

Junio

00:42

Dani Vidal

Doellman y el Valencia aluden a la épica para forzar el 4º asalto

Con un Doellman imperial, perfectamente acompañado de su escudero Lishchuk, el Valencia Basket se llevó un partido heroico en el Palau, remontando 14 puntos con una rotación escasa. Dorsey, colosal en los locales. El jueves, el 4º partido.

FC Barcelona 70-74 Valencia Basket

Fotogalería del encuentro (Jordi Montraveta)

FC Barcelona y Valencia Basket disputaban en el Palau Blaugrana el tercer duelo de la serie que les enfrenta en las semifinales de la Liga Endesa. La eliminatoria regresaba a Barcelona, después de que los azulgrana vencieran los dos partidos jugados en la Fonteta, con el objetivo de certificar su pase a la final los de Xavi Pascual, y de forzar el cuarto asalto para los de Perasovic

Los taronja, pese a contar con las ausencias ya conocidos de dos hombres interiores importantes como Bojan Dubljevic y Pablo Aguilar, empezaron muy metidos en el choque y con sus hombres pequeños muy acertados (2-6), aunque cometiendo sus dos primeras faltas dentro todavía del primer minuto de partido. Los tiros libres y un gran Oleson daban ventaja a los azulgrana. Navarro entraba sustituyendo al de Alaska y aportaba 4 puntos seguidos y una asistencia para que finalizara Lampe. Parcial de 6-0 y el Barça empezaba a conseguir una renta importante (25-15, min. 7), gracias al gran ritmo que imprimían en acciones muy bien trenzadas. Un 0-5 antes de cerrar el primer periodo, volvía a acercar a Valencia en el electrónico, en un primer cuarto muy anotador (25-20).

Fue en el segundo parcial cuando surgió la excelsa figura de Joey Dorsey. El de Baltimore se hacía inmenso en la zona y machacaba sin cesar, resultando imposible de parar para los hombres altos valencianistas. Una y otra vez lo buscaban para acabar destrozando el aro. La única manera de evitarlo en los visitantes, era forzarle falta para que tuviera que acudir a la línea del 4,60 (4/10 en el día de hoy). Pero la ventaja se disparaba hasta los 14 (40-26 y 42-28) a falta de poco más de 2 minutos para llegar al intermedio, al cual se llegaba con +10 para los catalanes (42-32). 

El acierto aciago desde el exterior de los valencianos (0/10) era demasiada losa, que unido a la baja de última hora de un jugador crucial para ellos como Romain Sato, les dejaba muy tocados anímicamente y muy mermados en lo físico, pudiendo utilizar una rotación de únicamente 8 jugadores. 

El inicio de la segunda mitad se presumía clave. O Valencia salía en tromba y se metía de nuevo en el partido reduciendo la ventaja psicológica de 10 puntos, o seguramente se acabaría dejando llevar y rindiéndose ante un rival tan poderoso y completo como el FC Barcelona. Lo "coherente" hubiera sido lo segundo, pero el baloncesto es enorme por heroicidades como la de hoy. No siempre se impone la lógica.

Pau Ribas anotaría el primer triple de los visitantes al 11º intento y ponía a los suyos a 4 (49-45), pero el show de Dorsey seguía bajo los aros y estiraba de nuevo la ventaja hasta los 8, llegando a anotar hasta 8 puntos consecutivos el pívot barcelonista (59-51). Valencia sólo seguía la estela de los locales, merced a su gran acierto en el tiro. Dos tiros libres del ucraniano Lishchuk (16 puntos y 12 rebotes hoy) cerraban un tercer cuarto con un conjunto visitante que no se rendía y no se marchaba del choque. 59-53.

El último y definitivo cuarto no podía empezar de mejor manera para los intereses valencianistas, que anotaba dos triples (Lucic y Lishchuk) en el primer minuto para empatar el encuentro (59-59). Después de fallar los 10 primeros triples, el VaBas había anotado los últimos 3. El miedo en el cuerpo de los azulgrana empezaba a aparecer seriamente. Pero un 2+1 de Mr Joey Dorsey (20 puntos y 5 rebotes) y una canasta del esloveno después de que el serbio Lucic no pudiera culminar un alley oop sencillo en la anterior acción, ponían 5 arriba de nuevo al FC Barcelona (66-61) a 7 minutos para la finalización del partido. Tiempo muerto de Perasovic que veía como se le iba el partido y la eliminatoria. Además, Triguero ya había sumado su 5ª falta (en 15 minutos jugados) y había sido eliminado y Pau Ribas se había hecho daño en un choque fortuito y no podría volver a pista. 6 hombres le quedaban al técnico serbio a su disposición, y Lishchuk con 4 faltas. Panorama desolador, con lo que aún quedaba por delante. 

Pero el corazón a veces se impone a la aburrida lógica, y un 0-6 de parcial, con triple de Rafa Martínez incluído, ponía por delante a los taronja por primera vez desde el ecuador del primer periodo, después de que incomprensiblemente Tomic fallara una bandeja fácil bajo canasta. Quedaban 3 minutos para el final. Navarro lo intentaba en los barcelonistas con ímpetu, pero hoy no tenía su día (4 puntos, 1/10 en TC; 0/6 en T3 y -1 de valoración). Al último minuto se llegaba 66-70. El griego Papanikolau empataba el partido a 70. Doellman forzaba una falta y anotaba los dos tiros libres (70-72). Posesión del Barça a 13 segundos para el final. Brad Oleson entraba a canasta con decisión, pero fallaba y Doellman cerraba el match con dos nuevos tiros libres. Al final, 70-74

La EstrellaJustin Doellman. El de Cincinatti demostró por qué ha sido elegido como el MVP de la Liga Endesa 13/14 y ejerció como tal, especialmente en la segunda parte cuando se equipo más lo necesitaba, además de cerrar el encuentro forzando faltas y acertando desde el 4,60. Fue el máximo exponente del espíritu taronja, y hasta se dio el lujo de repartir la mitad de las asistencias de los suyos. Finalizó el partido con 19 puntos (6/7 en T2 y 7/8 en TL), 5 rebotes y 8 asistencias, para 31 de valoración en 33 minutos jugados. 


@Erbtiko

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004