2014

28

Marzo

09:29

Eusebi Sedeño

1967: Dayton, soul y UCLA en la calle Beale

Dayton Flyers y Florida Gators lucharán en Memphis por un puesto en la Final Four de Dallas el sábado. Lo mismo harán en Anaheim Arizona Wildcats y Wisconsin Badgers. Primeros clasificados del Elite8.

Sigue la March Madness en nuestro especial 

Fue el primer disco de Isaac Hayes, una prometedora carrera de un genio de la música negra que despuntaba en la ciudad de Memphis, una ciudad que ya estaba rendida a los pies del maestro BB King. En plena calle Beale, en el downtown, el ambiente de música y fiesta no dormía nunca. Fue la población afroamericana la que construyó, creó y desarrolló el centro neurálgico del mundo del soul en la capital de Tennessee.

“Presenting Issac Hayes” fue ese disco presentación. Sólo el inicio de una larga carrera. Corría el año 1967. Justo un año antes de que fuera asesinado en la misma ciudad, apenas 200 metros más abajo de la calle más famosa de Memphis, el doctor Martin Luther King Jr.  Nos trasladamos a esa zona, ese lugar y ese tiempo, porque por un momento lo hice yo paseando por Beale Street hoy. Aún resuenan músicas de antaño, sus paredes aún conservan los sabores y perfumes de una época lejana, si cierras los ojos, imaginas las calles con sus Cadillacs, hombres bien vestidos con sombrero y mujeres con trajes elegantes buscando la manera de escuchar en directo a los genios del lugar.

A Memphis vinimos para el Sweet16 de la NCAA. Dos partidos muy diferentes que nos han dado los dos equipos que se jugarán el billete a la Final Four de Dallas el próximo sábado en el FedEx Forum. Estos equipos son Florida Gators, número 1 del país, ergo máximo aspirante, y la sorpresiva Dayton Flyers.

Fue precisamente en 1967 cuando los Flyers consiguieron su primer pase a un Elite8. De hecho, esa fue la temporada más exitosa de su larga y poco conocida en nuestro país historia que se iniciaba en 1903. Ese 1967, los de Ohio llegaron a la Final Four. De hecho, llegaron a la Final.

No sabemos si este año llegarán, pero de momento se deshicieron de forma bastante solvente de Stanford Cardinal y ya sólo están a dos pasos de ella. Con un juego alegre, combinativo y de alta gama, los Flyers fueron sacando poco a poco ventajas que los californianos eran incapaces de reducir. Jordan Sibert con 4 triples, Devin Oliver con 12 puntos y 7 rebotes y Kendall Pollard desde el banco, fueron los estiletes que clavaron la puntilla a unos Cardinal que no supieron abusar de su baza principal, el juego interior.

Ese 1967, Dayton perdió la Final ante un equipo de otra galaxia. Eran los tiempos de la supremacía sin paliativos de la UCLA Bruins entenada por John Wodden. Diez títulos en doce años consiguieron esos jugadores y ese entrenador. Récords que nadie ha conseguido siquiera rozar con la mirada. En blanco y negro, lejano, muy lejano. Hoy, esa misma universidad, se quedó fuera en el segundo partido de la noche en Memphis de este March Madness 2014. Desde 2008 no se meten en una Final Four.

No era fácil la tarea, ya que los Bruins debían enfrentarse a los todopoderosos Florida Gators, o lo que es lo mismo, el mejor equipo en el ranking de la temporada regular en la NCAA. Prácticamente no hubo color, los Gators dominaron a placer, con distancias cortas, pero acelerando cuando era necesario. Magnífico estuvo Michael Frazier II con 5 de 8 en triples para terminar con 19 puntos. Billy Donovan jugó la carta de rotaciones largas, a veces incluso extrañas, pero le salió bien. No hubo discusión. Con este resultado se quedó apeado Kyle Anderson del March Madness. Otro más de los principales prospects de cara al Draft 2014 de la NBA que verá el resto del torneo por la televisión.

En Anaheim se jugaron dos plazas más para ese Elite8. Wisconsin Badgers no tuvo ningún problema para derrotar a Baylor Bears y colarse en la antesala de la Final Four. 69-52 fue el resultado final. Quien sí tuvo problemas fue otro número 1, Arizona Wildcats, quien estuvo detrás en el marcador casi todo el partido para acabar imponiéndose a San Diego State Aztecs en los instantes finales por 70-64.

Cómo hemos cambiado desde ese 1967. Dayton consiguió hoy sólo su tercer pase al Elite8 en toda su historia. UCLA ya no gana como antaño. Y Memphis… y Beale Street…, eso en realidad ha cambiado poco, porque aún suenan las canciones de Isaac Hayes, BB King y compañía en uno de los rincones más importantes de la música del mundo. Como diría Marc Cohn: “Walking in Memphis, But do I really feel the way I feel?” Yo siento que Beale, Memphis y este March Madness ya están dentro de mi corazón.

 


@EusebiSC

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004