2012

23

Julio

01:59

Pau Fuentes

USA se lleva el amistoso ante una Argentina con mucha garra (86-80)

La selección americana ha derrotado a la argentina en un partido donde han brillado por encima del resto Kevin Durant i Manu Ginobili.

USA y Argentina se enfrentaban esta noche en el Palau Sant Jordi en un amistoso a cinco días vista para que empiece el campeonato de baloncesto de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En un principio la selección yankee empezó el partido muy fuerte gracias a un alto acierto desde la línea exterior con un especialmente acertado Durant, secundado en ese momento por Bryant (18 puntos y 4 rebotes). Los de Lamas, liderados por la garra de Scola bajo los tableros y el acierto de Delfino (15 puntos y 5 rebotes) pelearon, sobretodo, durante el tercer y cuarto período, donde sobresalió la figura de Manu Ginobili.

En ese momento en el que el partido estaba especialmente igualado y donde cabía la sorpresa de una remontada argentina volvió a emerger la figura del jugador de Oklahoma, ayudado con acciones espectaculares de su compañero de equipo Russell Westbrook. Finalmente, y pese a los últimos intentos de los visitantes para sobreponerse en un duelo en el que nunca estuvieron por delante en el marcador, la selección americana se impuso por 6 puntos.

Un show en el Sant Jordi

Con un Palau Sant Jordi mostrando una buena entrada, las dos selecciones mostraron un buen espectáculo a los espectadores que se acercaron a Montjuic, muchos de ellos ya predispuestos a cantar las acciones de los jugadores de la NBA, a animar a los argentinos y a protestar todas las acciones sancionables de pasos de los americanos. Una fiesta que se mostraba aún más auténtica durante los tiempos muertos o finales de cuarto con el show en la pista de las Dream Cheers, de los matadores o de los juegos de cámaras con los espectadores para que estos no tuvieran ni un momento de descanso.

USA, a medio gas, pero no sobrados, con un excelso Durant

Dio la impresión durante todo el encuentro que los jugadores de Estados Unidos no jugaban al 100% de sus posibilidades ante un rival que sí que luchaba todos los balones divididos. Mike Krzzewski llegó a comentar en rueda de prensa que sus pupilos se relajaron en el rebote ofensivo al ver el gran acierto del que disfrutaban al inicio de partido. Pero pese a esa marcha menos que emplearon no dieron la sensación de ser muy superiores, aunque sí con mucha más clase para anotar y mucha más eficacia (tirando, eso sí, muchos lanzamientos sin defensor).

Abusaron mucho del juego exterior sin poner balones dentro, tal vez al verse superiores ante la defensa rival por fuera y encontrarse con un Scola muy metido en la pintura. Destacaron el acierto de Kevin Durant (27 puntos con 7 de 11 en triples) exterior y algunos contrataques ejecutados con mucha solvencia y espectacularidad. Se echó en falta más aportación de Lebron (15 puntos y 6 rebotes), muy pendiente del trío arbitral, y una mayor profundidad en el 1 contra 1.

Los argentinos, competitivos y muy agresivos

Le costó mucho a la selección entrenada por Lamas sobreponerse al inicial acierto americano y entrar en el partido, tanto ofensivamente como defensivamente. La persistencia de un Scola (14 puntos y 7 rebotes) muy acertado dentro y la habilidad de Delfino hicieron ver a los suyos que podían competir, eso sí, haciendo de la famosa garra una virtud en cada acción. Aunque el mejor jugador fue Manu Ginobili (23 puntos) que dejó, muchas veces, a la defensa rival perdida y sin respuesta en sus acciones. Fue el mejor e impresionó a un público que se puso de pie cuando le señalaron su quinta personal.

Un partido muy provechosos para los dos técnicos, que rehúyen la polémica arbitral

Los dos entrenadores se mostraron muy satisfechos de poder disputar este partido al enfrentarse dos selecciones internacionales y del máximo nivel. Coach K también comentaba que era otro partido más para irse adaptando a la normativa FIBA, pero un partido ante un rival de mucha entidad que ha dominado la última década del baloncesto. Por su parte Lamas también se mostraba satisfecho pese a la derrota, ya que apuntó que prefería este tipo de adversarios y ser consciente de sus debilidades para así poder mejorarlas que no llegar “engañado” a los juegos.

Preguntados por la actuación arbitral y la polémica, básicamente, sobre los pasos en las acciones de los jugadores americanos, ambos se mostraron tranquilos manifestando que era muy difícil conjuntar varios estilos, varios árbitros de diferentes culturas baloncestísticas pero que seguro en Londres habría un criterio y la selección de USA llegaría más adaptada a este.


@paufu91

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004