2013

12

Febrero

22:28

Jordi P. Camí

¿Será la Copa el punto de inflexión del Barça Regal?

Los blaugrana llegaron como tapados a la competición copera y repitieron la hazaña de 2007 conquistando el título. Ahora falta por ver si este trofeo soluciona los problemas de los barcelonistas en esta primera parte de la temporada, sobre todo en la Liga.

Título inesperado. Así se podría titular la Copa del Rey ganada por el Barça Regal en Vitoria. La número 23 con lo que igualan a su máximo rival, el Real Madrid, en el palmarés de la competición. Precisamente los blancos eran los principales favoritos para llevarse el trofeo a casa después de llegar como líderes de la Liga y de la Euroliga.

Ese primer partido de la competición copera fue la clave de toda la Copa del Rey. Fue el mejor encuentro del torneo y la inesperada victoria blaugrana dio un salto cualitativo a los hombres de Xavi Pascual para el resto de días. Los barcelonistas mostraron la actitud de la Euroliga compitiendo desde el salto inicial.

También la misma intensidad que emplearon para endosar la primera derrota en Liga al Real Madrid. Esas caras ganadoras que se han echado a faltar en muchos partidos. El regreso de un mermado Navarro también dio alas a los suyos, pero el mejor ejemplo de dejarlo todo en la pista es Pete Mickeal, a la postre MVP del torneo.

El alero estadounidense cuajó su mejor partido de la temporada ante los madridistas y se combinó a la perfección con Ante Tomic que tenía una espina clavada con los de Pablo Laso. Ambos jugadores fueron claves ante el Madrid y también durante todo el torneo. Pero no sólo ellos, Marcelinho Huertas, Navarro y Lorbek, que junto con Mickeal y Tomic forman el teórico cinco titular, también rayaron a un gran nivel.

Y encima esta vez estuvieron acompañados por la aportación del banquillo. Hombres como Wallace, Sada, Jawai, Rabaseda o Oleson dieron un paso adelante y solventaron uno de los eternos problemas de los blaugrana. Además, el alero de Alaska ayudó a mejorar el tiro exterior, que frente al Caja Laboral fue básico.

También los tiros libres entraron, importantes ante el Real Madrid, y los de Xavi Pascual lograron controlar el rebote defensivo y cargar el ofensivo para tener segundas opciones. Unos blaugrana que demostraron que pueden ganar a marcador alto con 92 puntos de media en el torneo y que siguen siendo una de las mejores retaguardias de Europa dejando en 69 tantos al Caja Laboral y al Valencia Basket en los dos últimos partidos de la competición.

La Copa del Rey debe ser un punto de inflexión para los blaugrana que regresan al Top 16 de la Euroliga con el reto de conseguir una de las dos primeras plazas para tener ventaja de campo en los cuartos de final. El mismo objetivo que tienen en la Liga ACB, aunque las dos primeras posiciones están muy alejadas y quizás la tercera es la más factible.

Pero al margen de los resultados, lo más importante es seguir mostrando la imagen de esta Copa del Rey. La de un equipo unido que compite todos los partidos hasta el final con todos los jugadores aportando su granito de arena. Habrá que ver si Rabaseda dispone de más minutos para mostrar el nivel exhibido durante el torneo, si Oleson suma en defensa y en el tiro exterior y sobre todo si el equipo mantiene una regularidad.


@Jorpek

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004