2013

7

Febrero

23:38

Iván Rodríguez

No hubo paz para los maños

La amenaza del CAI quedó en balas de fogueo cuando Baskonia llenó de trampas el camino hacia su aro y rompió el partido en un tercer cuarto de calvario para los de Abós.

CAJA LABORAL 88 – 64 CAI ZARAGOZA

Fotogalería del encuentro (José Ángel Calvo)

La resaca de lo visto unos minutos antes en el mismo escenario dejaba un cierto poso frío en el aficionado. Complicado superar la emoción de un Clásico, con nada menos que dos prórrogas, máxima igualdad y vuelcos increíbles. Sorprendente: menos público en las gradas que en el Madrid-Barça, pese a jugar el equipo de casa. Con estos ingredientes cocían el guiso vitorianos y maños, afanándose en dejar a buena altura el segundo tentempié de la jornada, que sólo se sostuvo en una primera mitad de máxima igualdad en la que los hombres de José Luis Abós sembraban la inquietud en chez Tabak. Para la libreta, sus 4/6 en triples en los primeros diez minutos. ¿Adivinan lo que pasó cuando la defensa local apretó y se cortó el grifo?

 

El mandamás Josean Querejeta, acompañado de Eduardo Portela, imponía en el descanso a la insignia de oro del club a Rafa Muntión (Radio Vitoria) por sus 1000 partidos ACB siguiendo a la entidad baskonista, toda una carrera. De reojo, miradita al marcador, 40-41 para el forastero. Hace tres semanas, en el mismo saloon, el puntito y el trago de la victoria cayeron del lado local, por tan poco que el susto aún permanecía en el cuerpo. Sobresaliente, entre todos los pistoleros, Pablo Aguilar metiéndolas de todos los colores hasta alcanzar los 15 puntos al descanso.


El anfitrión, pasinho a pasinho, confiando en la calidad de sus piezas –protagonistas Heurtel y Lampe en los primeros veinte minutos- para no dejar escapar al equipo rojillo, vestido de blanco para la ocasión. Rumbo parecido al del Real Madrid en el partido inaugural, aunque a diferencia de los capitalinos Baskonia supo romper el partido a su favor con un 19-2 en el tercer parcial que sólo pudo cortar el propio Pablo Aguilar con un nuevo triple (59-46). La grada urdin gorri por fin se enchufaba al partido, y la defensa de Caja Laboral se empleaba al límite para dificultar aún más la ya depauperada producción zaragozana.


Si el primer partido de cuartos se fue a casi dos horas y media de duración, los de Tabak optaron por noquear a su oponente por la vía rápida. Tras la introducción, Baskonia se olvidó del nudo y llevó la historia a su desenlace de forma prematura. CAI no aguantó el castigo al que fue sometido en el tercer acto y caminó sumiso hasta la bocina, permitiendo el relajo azulgrana y la participación de los menos habituales (Cabezas y el propio Unai Calbarro). La primera jornada copera deparó “sorpresita” a la primera y supermazazo de lógica y realidad a la segunda, con el 88-64 final. Regresando al símil gastronómico, nada menos que un Baskonia – FC Barcelona como hamaiketako del sábado. Mañana más.


La estrella: Con permiso de Pablo Aguilar y el entramado defensivo vitoriano. Thomas Heurtel se mostró como el más participativo del equipo vasco. El galo asumió el protagonismo cuando más dificultades pasaba su equipo, y mantuvo sus prestaciones en el arreón baskonista y postrero final feliz. 16 puntos, cuatro rebotes y cuatro asistencias. ¿Candidatura al MVP? Veremos…
 


@ivanrm81

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004