2013

7

Febrero

21:53

Jordi P. Camí

Mickeal y Tomic se disfrazan de pesadilla blanca en la Copa

El Barça Regal dio la sorpresa en el primer partido de la competición copera al ganar al líder de la Liga y máximo favorito, el Real Madrid, tras dos prórrogas. El alero estadounidense y el pívot croata anotaron 46 puntos entre ambos.

 

Real Madrid 108 - 111 Barça Regal

Fotogalería del encuentro / José Angel Calvo

Final anticipada en el primer partido de cuartos de final de la Copa del Rey 2013. Un clásico entre los clásicos, el Real Madrid contra el Barça Regal, los dos finalistas de las últimas ediciones y los dos equipos más laureados. Los blaugrana se presentaron con los descartados Joe Ingles y Marko Todorovic, mientras Navarro volvió al cinco titular después de superar su última lesión, aunque no estaba al 100%.

Su presencia animó a sus compañeros que empezaron más entonados con un parcial de 0-5. El protagonista fue Pete Mickeal que siempre se crece ante los blancos. El alero estadounidense anotó los tiros abiertos y sobre todo castigó a un tocado Rudy Fernández en el palo bajo. Nikola Mirotic acudió al rescate de los suyos y metió los primeros seis puntos de los madridistas superando a sus pares por velocidad.

Era un partido con muchos puntos y poca defensa, como le gusta a Pablo Laso, aunque los blaugrana ya les ganaron así en el Palau Blaugrana. Unos catalanes que sacaron mucha ventaja del bloqueo y continuación central para abrir espacios o finalizar jugadas. Marcelinho Huertas demostró que domina esta faceta y que se encuentra en un gran momento de forma.

El 28-24 del segundo acto muestra el baloncesto ofensivo que se vio sobre la cancha. La segunda parte ya no fue así, ambos entrenadores pararon más el partido, había que emplearse en la retaguardia y hacer más faltas personales. Xavi Pascual sorprendió con variantes defensivas como una especie de zona siguiendo los cortes que desconcertó a los blancos.

Pablo Laso tuvo que recurrir a los dos Sergios, Llull y Rodriguez, mientras Slaughter daba destellos de su capacidad atlética y Carroll de su buena mano. Las dos estrellas de ambos equipos, Rudy y Navarro también quisieron decir la suya, aunque ambos estaban tocados y sólo pudieron dejar alguna gota de calidad, más el mallorquín.

Sin embargo, las estrellas del partido fueron otras y ambas en el bando blaugrana. Se trata del ya mencionado Pete Mickeal que pese a sus cuatro faltas personales siguió con su habitual intensidad y a él se unió Ante Tomic. El pívot croata con pasado blanco se conjuntó con el estadounidense para formar una barrera defensiva, mientras en ataque respondió con su buen juego de pies y mejor mano.

Los de Xavi Pascual dejaron escapar vivo al Madrid al final del tiempo reglamentario con varios errores y descontrol del rebote defensivo. Todo lo contrario que a la conclusión de la primera prórroga cuando Erazem Lorbek tuvo que acudir al rescate de unos catalanes que tenían el encuentro perdido.

Todo se decidió en el segundo acto extra cuando los dos equipos decidieron jugar con cuatro jugadores pequeños, una propuesta inicial de Pablo Laso que tenía a Mirotic y Reyes expulsados por faltas y Slaughter tocado. Ello lo aprovechó Ante Tomic para hacerse el rey de los aros en ambos lados y vengarse de sus excompañeros para llevar a los blaugrana hasta las semifinales contra todo pronóstico.


@Jorpek

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004