2012

14

Junio

21:33

Pau Fuentes

¿Quién ganará la Liga Endesa el sábado? Analizamos las claves del partido

Llegamos al quinto y decisivo partido con la serie igualada a 2 victorias. ¿Cuáles serán las claves del encuentro final? En enCancha las analizamos.

El ritmo de juego

Nos encontramos con la primera clave de la final, con dos propuestas opuestas. A diferencia de años anteriores, el FC Barcelona Regal apuesta esta temporada por un ritmo más pausado, abusando en exceso de los ataques llamados “en estático”. Sorprende esta propuesta ya que en sus filas cuenta con jugadores como Marcelinho capaces de llevar una velocidad extra sin dificultad o con dos de los pívots más rápidos de la liga en transición, Ndong y Vázquez. De momento ha demostrado no acomodarse todo lo deseado a esta pausa, que conlleva más calidad individual en ataque para generar continuas ventajas ante defensas ya armadas y una mayor movilidad de la pelota (que no muera cada vez que la toque un jugador) y de sus jugadores sin ella.

En cambio el Real Madrid de Pablo Laso ha apostado desde el inicio de la competición por un baloncesto más agresivo, con mucha más velocidad aprovechando la facilidad de sus dos bases, Sergio Llull i Rodríguez, capaces de subir la pelota a un ritmo muy elevado. Muchas veces esta apuesta comporta la precipitación de dichas piezas, que quieren llegar hasta el fondo ante un par de defensores y sin la ayuda de sus compañeros, más lentos. Lo que sí está claro es que su propuesta está totalmente definida y les ha dado grandes resultados. No tienen dudas y jugadores como Carroll o Mirotic sirven para solventar ataques más atascados.

El juego interior

Actualmente la fuerza interior de los blancos es muy superior a las de los blaugranas cerca de la canasta, aunque deberemos esperar a ver si Ndong está disponible para el partido decisivo o no, elemento clave que anivelaría la balanza. De no ser así, Tomic tiene un regalo delante llamado Vázquez, ya que es un dato objetivo ver que la mayoría de puntos del pívot croata han sido ante el jugador gallego. Si a eso le sumamos que Pascual solo contaría con 3 jugadores, más ventaja para el Madrid, recordando también que Fran se cargó demasiado rápido de personales el miércoles.

Pero todo esto cae ante la calidad de un jugador como Erazem Lorbek, el mejor cuatro de Europa en estos momentos. El esloveno tiene una calidad indudable y este año ha ejercido el papel de protagonista en la pista. En ataque es muy difícil pararlo dados sus amplios recursos técnicos pero sufre en defensa, sobretodo ante jugadores abiertos y ante su sucesor en el viejo continente, Nikola Mirotic, el ala-pívot con más clase que tiene Laso. La aportación de actores secundarios desde el exterior como Wallace y Velickovic será clave para abrir aún más las defensas rivales y generar muchos más espacios interiores.

Las defensas

El Barça es, supuestamente o como ha venido demostrando hasta ahora, la mejor defensa del campeonato. Pero no lo está llevando a cabo en esta serie final, donde el Madrid está destapando las miserias blaugranas. El planteamiento ofensivo de Pablo Laso, muchos minutos con los cinco jugadores jugando abiertos en la línea de 6,75, dificulta el entramado defensivo de ayudas y más si el base supera con bastante facilidad a su defensor, a veces en el uno contra uno y otras veces en el dos contra dos con un pívot. A partir de estas situaciones el Barcelona siempre va detrás, las ayudas llegan tarde y muchas veces caen en las fintas de tiro madridistas, motivo que aún da más espacios al rival.

La solución la quiso encontrar Pascual en las diversas zonas propuestas el miércoles, incluyendo una acción poco vista en el baloncesto de élite como es una defensa zonal de solo cuatro jugadores, mientras el quinto defiende cara a cara al mejor oponente, sin dejarlo recibir y sin participar en el trabajo colectivo de los demás. Salieron bien las zonas, aunque parecían poco trabajadas, con demasiados desajustes.

Por parte blanca la defensa es correcta, pero más por demérito en los ataques del Barça que no por otro motivo. La defensa del uno contra uno es bastante suave, dejando ejecutar sobre todo al base sin molestias. En el poste bajo tampoco se ofrece mucha agresividad e incluso muchas veces se abusa de la falta con las manos que los árbitros no están penalizando, ni se llevan a cabo ayudas en jugadores como Lorbek. Laso estuvo muy hábil con su zona 1-3-1 y también le da bastante buen resultado su presión toda la pista que va ejecutando para poner nervioso al rival.

Conclusiones

Si la serie sigue como hasta ahora, el Madrid es favorito ya que disfruta de más facilidad ofensiva que su oponente. La participación o no de Ndong en el partido será también clave para la rotación interior del Barça ante el buen papel de los jugadores de pintura blancos. Y mientras los de Laso tienen muy claras sus ideas, a veces no correctas pero sí muy claras, los blaugrana necesitan repetir la garra y actitud del último choque para plantear problemas reales al rival, siempre con la participación necesaria de jugadores con poco protagonismo hasta el momento.

El partido está abierto. Los planteamientos de los dos técnicos pueden sorprender y decantar la balanza para un lado u otro. La confianza de los jugadores, la actitud y el carácter con el que afronten el derbi definitivo serán también muy importantes para definir si lo escrito hasta aquí es valido o si bien acciones aisladas como la de Huertas en el primer partido destrozaran todas las teorías propuestas.


@paufu91

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004