2012

9

Agosto

17:52

Pau Fuentes

Una temporada de mal en peor

El Unicaja de Málaga cerró una campaña para olvidar tras un buen inicio de año. Chus Mateo fue sustituido por Casimiro, que a su vez será remplazado por Repesa.

No es la primera temporada en la que el Unicaja roza el ridículo. Este año la plantilla comenzó liderada por Chus Mateos y el inicio fue bastante bueno. Copa del Rey, clasificación para el Top16 y un juego atractivo. Pero todo se torció a partir de una derrota en el último segundo frente al Madrid en Euroliga. Los malagueños no ganarían ningún partido más en la competición y en ACB empezaría una caída libre sin frenos.

¿Qué se esperaba?

Se esperaba del club andaluz que volviera a ser, de nuevo, un conjunto outsider de Barça, Madrid y Caja Laboral, compitiendo de tú a tú contra los grandes y haciendo el mejor papel posible en Euroleague. Tras unas campañas decepcionantes también se creía en una estabilidad para el equipo y el club, con muchas entradas y salidas de jugadores constantemente e incapaces de generar plantillas ilusionantes y que finalmente cuajaran.

¿Qué se ha conseguido?

Un año más, rozar el ridículo. A punto ha estado Unicaja de perder su licencia ‘A’ que le da derecho a participar, un año más,  en la máxima competición europea. Sí que comenzó muy bien la temporada y que se clasificó para la Copa del Rey y el Top 16, pero hasta aquí.

La fecha de la entrada en la UCI del club malagueño tuvo lugar el 19 de enero con la derrota frente al Madrid, y con una canasta en el último segundo de Mirotic, en el primer partido de Euroliga. Tras ese partido los de Chus Mateos no ganarían ningún otro en Euroliga y sumarían 3 derrotas consecutivas en ACB frente a equipos, a priori, inferiores como Manresa, Gran Canaria y Obradoiro. Victoria contra Valladolid y la entrada en coma: 11 derrotas consecutiva en la Liga Endesa que catapultaban al equipo a la undécima posición con 14 victorias y 16 derrotas (12 victorias y 4 derrotas en la jornada 16).

Finalmente lo que sí consiguió Unicaja fue mantener la licencia ‘A’ de Euroliga un año más y tras muchos rumores. Su clasificación final en la novena plaza fue suficiente, al quedar por encima de la mitad baja de la tabla.

Y la temporada que viene…

El club vivirá una nueva reconstrucción en el cuerpo técnico y en los jugadores… un más. Esta vez el líder será el croata Jasmin Repesa, que vendrá acompañado de los fichajes del escolta Krunoslav Simon (27 años y 1,97m), del alero procedente del Lagun Aro Sergi Vidal (31 años y 1,98m), del pívot del Barça Fran Vázquez (29 años y 2,09m), que vuelve al club como el gran referente del nuevo proyecto. Tras anunciar estos fichajes en el club de los guindos se oficializó la llegada de un base, pieza clave y que en los últimos años estaba dando muchos problemas.

El americano Marcus Williams (26 años y 1,91m) hará pareja con el ex Cajasol Earl Calloway (29 años y 1,90m), club que no ha podido igualar la oferta presentada en el tanteo, junto con Txemi Urtasun (28 años y 1,93m). De la plantilla del año pasado únicamente siguen los pívots Luka Zoric, Augusto Cesar Lima y Ognjen Kuzmic.

Muchos más nombres se han relacionado con la futura plantilla de Repesa, un verano más. Y es que es tradición que el club malagueño sea uno de los más activos en el mercado. Jugadores como Ingles (Barça) o Pocius (Madrid) son dos piezas muy codiciadas, y de la salida o no de Eidson del club blaugrana depende la llegada del australiano.

Deportivamente se buscará la estabilidad, la continuidad de una plantilla que ha perdido referentes como Garbajosa y Berni Rodríguez y que los jugadores consigan identificarse con el proyecto. Competir en la Liga Endesa con los grandes y realizar un buen papel en la Euroliga pasan más por obligaciones que no por objetivos. Se verá.


@paufu91

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004