Comercial Ulsa inaugura con victoria la liga

Rememorando un derbi regional que antaño jugaran dos clubs desaparecidos de Valladolid y León en ACB, Pisuerga abrió la liga en un partido espeso pero disputado que dejó la victoria para los locales.

Comercial Ulsa CBC Valladolid 74- 67 Agustinos Leclerc

Tras el descenso y posterior repesca veraniega del club pucelano y la invitación federativa de los leoneses, Pisuerga abría la Leb Plata ante 1800 espectadores Fue un partido con duelo regional que también suponía el regreso de Paco García al banquillo pucelanos diez años después y con un proyecto muy diferente a lo que el está acostumbrado. El parquet era testigo de la transición definitiva entre el anterior club y el nuevo, luciendo los colores del Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid, ya que el año pasado aun había vestigios del morado anterior.

El partido comenzó con los dos equipos cometiendo muchos errores, con ansiedad, sobre todo por parte del capitán local, De la Fuente, y de Wade Chatman, el base estadounidense que este año pilotará la nave pucelana.

León, con tan solo 9 jugadores en acta, salió con las ideas mucho más claras y con un mejor scouting del rival, lo que le llevó a ir poco a poco tomando ventajas en el marcador, que tras un 0-7 de parcial lo situaron con 11-18 a su favor. Valladolid reaccionó y recortó distancias hasta el 16-20 de final de cuarto. Salió de nuevo Agustinos mas enchufado en el segundo cuarto, y volvía a coger aire en el electrónico con seis puntos consecutivos de Libroia, que campaba a sus anchas ante un desdibujado Esteban, que debutaba en la categoría por parte pucelana tras una amplia experiencia en EBA.

Sergio de la Fuente luchaba y lograba enganchar ofensivamente a su equipo, pero defensivamente no terminaban de cerrar su aro. La entrada de Ortega dio otro aire a los de Paco García, y con 6 puntos consecutivos metía de nuevo a los locales en la pelea. Un mate con palmeo incluido sobre la bocina de Graham Bell dejaba el marcador en 41-42 al descanso.

Presionando

El paso por el vestuario le sentó mejor a los colorados, y los ajustes que García les hizo a los suyos se interpretaron a las mil maravillas. Las pérdidas de balón disminuyeron, la defensa se fajó más dura y a León se le cerró el aro. Con 41-46 los locales endosaron a los leoneses un parcial de 11-0 que dejó muy tocados a los de Ángel Jareño, al que no le quedó mas remedio que solicitar tiempo muerto.

La diferencia se estabilizó en torno a los 4 -5 puntos a favor de Comercial Ulsa, que finalizó el tercer cuarto con 52-48 a su favor. Ya en el último cuarto, la canasta inicial de Agustinos fue contestada por dos triples consecutivos de Astilleros y Miguel González, que dieron confianza a los suyos. Chatman y Sergio, pese a las precipitaciones, mejoraban su rendimiento, y el equipo lo notaba.

Con el público más metido, Valladolid gestionó mucho mejor su renta de entorno a 10 puntos que León trataba de enjugar con juego rápido de penetración y doblar mas una defensa presionante que los locales superaban con cierta comodidad. Llegó el fin del partido con resultado 74-67.

Las sensaciones

Los locales dejaron buenas sensaciones para este año, sobre todo si nos atenemos a momentos del segundo periodo. Comercial Ulsa debe crecer mucho de aquí a final de temporada con una plantilla plagada de jugadores locales con mucho margen de mejora acompañados de foráneos a los que aún les falta adaptarse pero que presentan muy buenas maneras. La batuta del Paco García será la clave.

León, por su parte, presentó un plantel bastante compensado, aunque todavía tienen que completar la plantilla. Por un lado tienen un base y un pívot muy físicos como lo son Libroia y Crook. Estos dos junto con un alero zurdo con calidad como Medina son la base sobre la que otra celebridad de los banquillos, como lo es Ángel Jareño. A partir de estos jugadores deberían construir uno de los equipos que a buen seguro dará muchas alegrías a los aficionados leoneses.

 


@Xaberius

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004