FC Barcelona B, análisis de una temporada

En su regreso a la LEB Oro, el filial del FC Barcelona, que firmó su permanencia a falta de seis jornadas para el final, estuvo a punto de entrar en los playoffs. La gran labor de Alfred Julbe, junto con el paso adelante de jugadores como Marc García, fueron las claves del rendimiento del equipo.

A pesar de la irregularidad que imperó a lo largo de toda la temporada en el conjunto blaugrana, el FC Barcelona B se quedó a una victoria de entrar en los Playoffs en su retorno a la segunda máxima competición a nivel nacional. Al igual que en otros equipos como el CB Prat, la dinámica del filial del Barça estuvo marcada por la juventud de unos jóvenes jugadores que, aunque estuvieron bien acompañados por veteranos, pagaron en muchos partidos su inexperiencia y se vieron superados por la situación. 

Una temporada irregular

Después de una floja temporada en LEB Plata, en la que acabaron en la 13ª posición con solo 9 victorias y 19 derrotas, se esperaba que el rendimiento del Barça B mejorase teniendo en cuenta la calidad de sus jóvenes promesas y la  de sus experimentados refuerzos.  Si se comparan ambas temporadas, podría decirse que este año el filial blaugrana ha dado el paso adelante que se le podría exigir a un equipo destinado a formar a los jugadores del futuro al conseguir 13 victorias y 17 derrotas

A grandes rasgos, el FC Barcelona B cumplió su doble objetivo. En primer lugar, a pesar de las dificultades que pudieron afectar a su rendimiento en una temporada en la que fueron de más a menos, los blaugranas consiguieron su objetivo de mantener la categoría con cierta solvencia e, incluso, estuvieron a punto de colarse en los Playoffs. En segundo lugar, esta temporada sirvió también para que sus jugadores continúen su formación en una competición con una alta exigencia.

Lo mejor y lo peor

Sin duda, uno de los aspectos más positivos de su temporada fue la gran labor tanto dentro como fuera de la cancha de jugadores experimentados como Jaka Lakovic o Lubos Barton, que aportaron una gran dosis de veteranía en momentos importantes. Por otra parte, cabe destacar, como se ha mencionado con anterioridad, que algunas de las jóvenes promesas del filial blaugrana tiraron también del carro. Por ejemplo, nos encontramos con un Marc García que fue uno de los más detacados y a un Emir Suljemanovic, que, a pesar de ser más intermitente, también aportó su granito de arena, al igual que el resto de canteranos bajo el mando del experimentado Julbe.

Sin embargo, a pesar de su aportación, estas jóvenes promesas pagaron también su inexperiencia y su falta de bagaje en esta categoría a lo largo de muchos partidos. En este sentido, destaca el triste final de campaña de un Barça B que perdió sus últimos seis partidos. Afortunadamente para sus intereses, no tenían ya no se jugaban nada, ya que consiguieron la permanencia a seis jornadas del final y, al tratarse de un filial, tampoco podían luchar por el ascenso.

¿Vacaciones merecidas?

Teniendo en cuenta tanto los puntos positivos como los negativos, el FC Barcelona debería estar tranquilo ya que el futuro parece ser prometedor. Si se mantiene el bloque, sus jugadores, con un año más de experiencia en la categoría, deberían contar con menos problemas a la hora de enfrentarse a jugadores más veteranos. Además, los jóvenes procedentes de la cantera vienen apretando fuerte, ya que cabe recordar que el Júnior, también dirigido por el propio Julbe, se proclamó campeón de la Euroliga Júnior. No obstante, también hay que recordar que algunos integrantes del equipo que se proclamó campeón en Berlín, como en el caso de Eric Vilà, ya han confirmado que abandonan la disciplina blaugrana en busca del sueño americano.

En cuanto a los objetivos, estos deberían ser similares a los de esta temporada: lograr que los jóvenes sigan creciendo para llegar a dar un posible salto al primer equipo, cosa difícil por el momento, y conseguir de nuevo la permanencia sin problemas.

 

 

 

 


@nicolasarlanzon

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004