2015

9

Marzo

11:25

Dani Alento

Varapalo de la NCAA a Jim Boeheim y Syracuse

Ya se han empezado a disputar los torneos de algunas conferencias mientras que las principales cerraban sus ligas regulares. Cuatro equipos tienen su plaza asegurada en el March Madness, aunque la noticia de la semana ha sido la sanción de la NCAA a Syracuse y su entrenador Jim Boeheim.

Como resultado de la investigación de la NCAA sobre las irregularidades cometidas por la universidad de Syracuse, el organismo rector del deporte universitario norteamericano decidió suspender a su entrenador Jim Boeheim para los primeros 9 partidos de la próxima liga regular de la Atlantic Coast y borrar del palmarés de los Orange 108 victorias obtenidas entre los períodos 2004-07 y 2010-12. El veterano técnico necesitaba 34 triunfos para llegar a los 1000, pero tras esta decisión se quedará con 858 partidos ganados.

La NCAA ha considerado culpable a Syracuse de ayudar de forma inadecuada a los deportistas en sus estudios para que pudieran seguir siendo elegibles para jugar (Fabricio Melo y James Southerland fueron los últimos beneficiados). El responsable de estos actos sería el director de operaciones baloncestísticas y sus ayudantes, a quien Boeheim encargó el control de los temas académicos. La universidad también ha sido sancionada por incumplir su programa de lucha contra el uso de sustancias prohibidas, y por promover las relaciones de sus jugadores con un grupo que les ayudaba financieramente a cambio de su participación en actos de una asociación juvenil de raíces religiosas, la popular YMCA de los Village People.

Boeheim, castigado por haber dejado que la situación se le fuera de las manos, está estudiando apelar. Sin embargo, Syracuse ha aceptado la pena. Además de las victorias que desaparecen de su historial, debe devolver el dinero que ingresó por su participación en los torneos de la NCAA entre el 2011 y el 2013, verá reducidas sus becas deportivas y estará 5 años bajo vigilancia. Pero conserva el campeonato nacional que ganó el año 2003 con Carmelo Anthony. Y el año que viene podrá participar en los torneos de final de temporada (incluyendo el March Madness si consigue plaza), ya que el organismo sancionador ha tenido en cuenta la autoexclusión que los Orange se han impuesto este año.

Tras hacerse pública la decisión, Syracuse cerró la temporada con una derrota en su último compromiso de la liga regular de la Atlantic Coast ante North Carolina State (71-57). Los Orange dominaban 17 a 25 a 3 minutos del descanso antes de encajar un parcial de 27 a 2 que les sacó del partido. Jim Boeheim envió a su segundo a la rueda de prensa posterior al encuentro, en una noche muy incómoda para él. La afición local se dedicó a abuchearle y a cantar la canción antes mencionada de los Village People durante las primeras posesiones del conjunto visitante.

Un repaso al ranking

Después de una semana con malos resultados para 15 equipos del Top 25, el ranking experimentó muchos cambios. Kentucky y Virginia, que solventaron con triunfos sus compromisos, se mantuvieron como primero (de forma unánime) y segundo. Por detrás de ellos Duke, Villanova y Arizona completaron el Top 5. Fuera de los dos primeros, tan sólo Utah (13), Arkansas (18) y West Virginia (20) mantuvieron sus posiciones de la lista previa.

Resumiendo los batacazos más destacados, Gonzaga cayó de la tercera posición a la séptima, Notre Dame de la nueve a la doce, Iowa State de la doce a la diecisiete y North Carolina de la quince a la diecinueve. Los grandes beneficiados fueron la 8 Wichita State (antes 11), la 10 Maryland (era la 14) y la 14 Baylor (desde el número 19). Virginia Commonwealth y San Diego State fueron sustituidos en la lista por la retornada Ohio State (23) y la debutante Murray State (25).

Ya tenemos a los primeros clasificados para el March Madness después de ganar los torneos de sus respectivas conferencias. Los agraciados con la invitación automática son, en estos momentos, Belmont (Ohio Valley), Coastal Carolina (Big South), North Florida (Atlantic Sun) y Northern Iowa (Missouri Valley).

American

Southern Methodist, 22 del ranking, salió vencededora del trascendental duelo frente a Tulsa con el título de la liga regular en juego (67-62), el primero que gana en 22 años. En un partido muy parejo, la presión defensiva de los Golden Hurricane les mantuvo dentro del partido. Los puntos del equipo llegaban gracias a las recuperaciones de balón o los triples de un inspiradísimo James Woodard (30 puntos, 10 de 16 en triples). Los campeones se apoyaron en la aportación de Marcus Kennedy (12 de sus 16 puntos tras el descanso, 7 rebotes, 3 tapones) y algunas acciones puntuales de Nic Moore (14 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) para conseguir el control del marcador durante la segunda mitad, aunque sin llegar a despegarse nunca de forma definitiva de sus rivales.

Atlantic Coast

La segunda del ranking Virginia no empezó con buen pie su visita a Syracuse (47-59). Después de trece minutos de juego, sólo había anotado un lanzamiento de campo de Anthony Gill (17 puntos, 9 rebotes) y perdía 13 a 2 habiendo encajado 6 puntos del pívot Rakeem Christmas (10 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) en su última noche en el pabellón de los Orange. Los Cavaliers apretaron los dientes y le cerraron los espacios a Christmas. Tras llegar al descanso ganando 20 a 23, anotaron 7 de sus 9 primeros lanzamientos de la segunda parte con 3 triples. Este triunfo convirtió al equipo de Tony Bennett en campeón de la liga regular de la ACC por segunda temporada consecutiva. 

El entrenador esperaba recuperar a su segundo mejor anotador Justin Anderson (7 partidos de baja por una fractura en un dedo de su mano buena) de cara al duelo contra la 16 Louisville. Sin embargo, el alero tuvo que ser operado de apendicitis. El equipo echó en falta sus puntos en la pista de los Cardinals (59-57), finalmente cuartos de la ACC. Los locales pegaron primero, con Montrezl Harrell (20 puntos, 12 rebotes) haciendo estragos en la pintura y Quentin Snider  (11 puntos) colaborando con tres triples. Los Cavaliers se recuperaron, y tras haber llegado a perder de 14 en la primera parte, se pusieron por delante con los triples de Malcolm Brogdon (17 puntos, 6 rebotes, 4 triples tras el descanso).

 El equipo de Pitino dio un nuevo estirón sólo para ver como una nueva canasta de 3 de Brogdon ponía el 56 a 57 en el marcador a falta de 16 segundos para el final. Estaba claro que las mejores opciones de Louisville eran Harrell o Terry Rozier (11 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias). Así que cuando la pelota llegó a las manos del base, ya tenía a dos defensores encima. Y el que se jugó el tiro decisivo, y lo clavó, fue Mangok Mathiang (2 puntos, 2 rebotes). Era la segunda canasta de campo del pívot desde el  31 de enero (en este tiempo su serie ha sido 2 de 17).

Louisville se recuperó con este resultado de la derrota previa en casa contra Notre Dame, doceava de la lista de AP (59-71). Los Fightin Irish son un equipo de buenos tiradores, aunque a priori menos potentes en el  juego interior que su rival. El suplente Bonzie Colson (17 puntos, 9 rebotes, 7 de 7 en los tiros de campo) compensó este déficit. Precisamente los pívots de los Cardinals fueron los artífices del parcial inicial de 6 a 0. Los visitantes se rehicieron rápidamente, y con la aportación de Demetrius Jackson (21 puntos, 5 rebotes, 4 robos) y Jerian Grant (12 puntos, 7 asistencias) llegaron al descanso ganando 31 a 42.

Louisville empató en el inicio de la segunda parte con un parcial de 11 a 0, pero entre Colson y Jackson volvieron a poner tierra de por medio. Montrezl Harrell (23 puntos, 12 rebotes) asumió el liderazgo local ante la desacertada noche cara a canasta de Terry Rozier y Wayne Blackshear (11 puntos por cabeza, pero con una serie conjunta de 8 de 25 en el tiro), pero a su equipo le faltó capacidad de anotación para mantener el ritmo. ¡Cuánto daño le va a hacer a Louisville la expulsión del equipo de Chris Jones!

Esta conferencia se guardaba para su jornada de cierre un espectacular duelo entre la número 3 Duke y la 19 North Carolina, su gran rivalidad histórica. El triunfo acabó siendo para Duke (77-84). Si Kentucky y Virginia ganan sus partidos desde la defensa, los Blue Devils lo hacen desde el ataque. Anotando puntos sin cesar hasta que su rival se muestra incapaz de seguirles el ritmo. Y eso fue lo que pasó. Los de Krzyzewski salieron en tromba, desplegando todo su arsenal. Los Tar Heels se rehicieron antes del descanso con una buena aportación de Brice Johnson (17 puntos, 7 rebotes).

Los jugadores de North Carolina se hicieron ilusiones cuando se pusieron 7 arriba en el minuto 6 de la segunda mitad tras un triple de Marcus Paige (23 puntos, 5 asistencias). Jahlil Okafor (14 puntos, 4 rebotes), el primer freshman en ser proclamado mejor jugador del curso de esta conferencia, tocó a carga. Tyus Jones (24 puntos, 17 en la segunda parte, 6 rebotes, 7 asistencias, 3 recuperaciones) asumió el mando con Quinn Cook (20 puntos) de segundo para acabar con las esperanzas de los de Roy Williams. En la victoria prèvia de Duke sobre Wake Forest (94-51), Okafor no llegó a los 10 puntos por primera vez esta temporada. Ayudó el que sólo jugase 19 minutos.

Big East

Creighton intentó frenar a la número cuatro Villanova con las mismas armas de su rival, una defensa muy física. Y a punto estuvo de conseguirlo (72-76). Ryan Arcidiacono (23 puntos, 4 rebotes) y Dylan Ennis (19 puntos, 3 recuperaciones) sostuvieron con su anotación a los Wildcats durante la primera mitad, ante el éxito de sus rivales frenando a JayVaughn Pinkston. En la segunda parte el equipo de Jay Wright se fue de 11 puntos, pero los de casa siguieron insistiendo.

Austin Chatman (21 puntos, 5 rebotes) puso un punto arriba a los Bluejays a 1 minuto del final, pero Arcidiacono respondió forzando un 2+1. De nuevo Chatman, esta vez con un triple, dejó a Creighton a dos puntos a 10 segundos del final, tras dos tiros libres de Arcidiacono. El base de Villanova aseguró la victoria de su equipo capturando un rebote después de que Will Artino fallase el tiro que hubiera empatado el encuentro. Superado este escollo, la líder indiscutible de su conferencia se paseó ante Saint John’s (105-68).

La 21 del Top 25 Butler perdió la segunda posición de esta conferencia con una derrota ante su rival directa Georgetown (54-60). Los Hoyas dejaron a su rival en un 35,3% de efectividad en el tiro, consiguieron que su máximo anotador Kellen Dunham se quedase en 8 puntos con 3 canastas de campo de 12 intentos, y sellaron su canasta con 10 tapones (4 de Mikael Hopkins y 3 de Isaac Copeland). El mejor hombre en ataque de los de John Thompson III fue el de siempre, D’Vauntes Smith-Rivera (16 puntos, 7 rebotes).

La penúltima del ranking Providence perdía de 8 al descanso frente a Seton Hall después de haber anotado el 26% de sus tiros. En la segunda mitad el panorama varió totalmente. Kris Dunn anotó sus 17 puntos (que al final acompañó con 7 rebotes y 8 asistencias), Ben Bentil (21 puntos, 10 rebotes) puso 13 más y LaDontae Henton despejó la ecuación  (21 puntos, 7 rebotes) con otros 12. Los Friars acertaron el 67% de sus intentos de la segunda mitad para acabar venciendo 66 a 79. Su paso a defensa zonal también tuvo un papel decisivo en el resultado.

En la última jornada de la liga regular Providence recibió la visita de Butler (64-68). LaDontae Henton (8 puntos, 2 de 10 en el lanzamiento) no pudo despedirse de su afición como le hubiera gustado. Kris Dunn y Taylor Harris intentaron que al menos no dijera adios con una derrota, e impulsaron la remontada de unos Friars que perdían de 16 en los primeros minutos de la segunda parte. A partir de entonces, Dunn anotó 21 de sus 23 puntos (más 3 rebotes, 6 asistencias y 4 roboso) y Harris 9 de sus 17, pero su esfuerzo fue baldío. Lo más que llegaron a acercarse fue a 3 puntos.

Big 10

El gran partido de Dez Wells (20 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias) compensó la mala noche de Melo Trimble. La décima de la lista de AP Maryland arruinó la última noche en casa de los séniors de Rutgers (50-60). Los Scarlet Knights sumaban trece derrotas consecutivas. Los Terrapins batieron su récord de triunfos al final de la liga regular (26) con una victoria frente a una Nebraska (61-64) que acusó su desacierto en los tiros libres durante la segunda mitad (12 de 22 en el período). Aún así, Shavon Shields (26 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias, 3 robos) tuvo un triple para forzar la prórroga. Por los segundos de esta conferencia destacaron  Melo Trimble (21 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y Dez Wells (18 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias).

El antepenúltimo del ranking Ohio State al fin rompió su maldición del recién llegado ganando su primer partido tras ser ranqueado. La escasa entidad de Penn State (67-77) contribuyó al logro de unos Buckeyes que llevan todo el curso entrando y saliendo de la lista de los 25 mejores. El freshman D’Angelo Russell contribuyó con 28 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias y 3 robos. El base-escolta es el debutante que más veces ha llegado a los 25 puntos (6) este curso. Los Buckeyes no pudieron cerrar su semana con otro triunfo. Ya es mala suerte que en tu último partido en casa del curso te toque jugar contra el campeón de esta liga regular, la número 6 Wisconsin (48-72).

Los Badgers venían de asegurar su título de la liga regular con un triunfo en Minnesota (63-76) en el que brillaron Frank Kaminsky (25 puntos, 6 rebotes, 7 asistencias) y Sam Dekker (20 puntos, 6 rebotes).  Ante Ohio State no levantaron el pie del acelerador. D’Angelo Russell (17 puntos, 5 asistencias) intentó orquestar la remontada local cuando estaban 16 abajo a falta de 17 minutos con 6 puntos y 1 asistencia en un parcial de 9 a 0. Su rival le quitó rápidamente la idea de la cabeza con un parcial de 20 a 2 iniciado por dos triples de Bronson Koenig (15 puntos) y alimentado por Kaminsky (20 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias).

Michigan State consiguió una victoria crucial ante Purdue (72-66) para mantenerse entre los 5 primeros de la conferencia. Los Spartans, además, rompieron una serie de dos derrotas consecutivas. La mala noticia de la noche fue la lesión de Branden Dawson en su último partido en  la que ha sido su casa durante 4 temporadas. Dawson sólo pudo jugar 9 minutos tras recibir un golpe en la cabeza. Matt Costello (13 puntos, 7 rebotes, 4 tapones) mantuvo a raya a las dos torres de 2,13 de los Boilermakers, A.J. Hammons (7 puntos, 8 rebotes) y Isaac Haas (9 puntos), mientras Travis Trice (27 puntos, 6 asistencias) masacraba el aro visitante.

Iowa amplió su racha de victorias a 5 a costa de una Indiana (63-77) que encadenaba dos derrotas. Los Hoosiers se pusieron por delante gracias a su acierto inicial (anotaron 8 de sus primeros 14 lanzamientos) para ceder la iniciativa a 8 minutos del descanso tras un parcial de 1 a 8 y volver a recuperarla. Aaron White hizo patente su buen momento de forma con 21 puntos y 5 rebotes. Mientras las críticas sobre el técnico de Indiana Tom Crean arreciaban, el director atlético de la universidad le mostraba su apoyo. 

Despedir a Crean puede salirle muy caro al centro: 12 millones de dólares si lo hacen antes del 1 de julio o 7,5 si lo hacen a partir de esa fecha. El próximo año la cantidad bajaría hasta los 4 millones, y para el período 2017-20 sería de 1 millón. Más de un aficionado empezó a echar cuentas tras la derrota en la última jornada frente a Michigan State (72-74). La gran segunda parte de Travis Trice (anotó 18 de sus 21 puntos tras el descanso) impulsó a los Spartans. El sénior Yogi Ferrell (21 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias) tuvo la oportunidad de despedirse a lo grande de Indiana con dos tiros libres a 2 segundos del final para forzar la prórroga. Lástima que sólo anotó uno. Michigan State acabó tercera la liga regular por delante de Iowa, Purdue y Ohio State.

Big 12

La novena Kansas se aseguró el título de la liga regular, y van once consecutivos, superando a la veinte West Virginia (76-69). Aunque antes tuvo que recuperar una desventaja de 18 puntos (22-40 a 1:23 del descanso) para conseguir forzar una prórroga. El triunfo les puede salir muy caro ya que su mejor interior, Perry Ellis, se lesionó la rodilla derecha en los últimos minutos de la primera parte. A esta baja se suma la del pívot freshman Cliff Alexander por problemas de elegibilidad para jugar en la NCAA.

Los Mountaineers, sin la presencia de sus base lesionados Juwan Staten y Gary Browne, fiaron sus cartas en ataque al acierto de Daxter Miles (23 puntos, 4 rebotes). El novato anotó 7 de los 10 puntos de los visitantes en el tiempo añadido, que no fueron suficientes ante la aportación del pívot Jamari Traylor (6 de sus 14 puntos en estos minutos ) y los 8 puntos consecutivos (6 de tiros libres) con los que el base Frank Mason (19 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) cerró el partido. Los Jayhawks acabaron ganando a pesar de su 0 de 15 en triples. West Virginia, aún sin Staten y Browne, cerró esta fase del curso superando a Oklahoma State (81-72).

Las posibilidades de Oklahoma, 15 del ranking, de arrebatarle el título de campeona de la liga regular de la Big 12 a Kansas se esfumaron tras su derrota en la pista de la 17 Iowa State (77-70). Y eso que parecía que tenían bien encarrilado el partido, con una ventaja de 20 puntos (28-48) a 15 minutos del final. Fue entonces cuando se produjo la jugada que lo cambió todo. Ryan Spangler (9 puntos, 11 rebotes)  le colocó un tapón a la estrella local George Niang, y a Isaiah Cousins (12 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) se le soltó la lengua ante el banquillo local. Los árbitros oyeron su comentario inapropiado y le sancionaron con una técnica.

Niang (23 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias) convirtió la jugada en cinco puntos, 2 de los tiros libres y 3 del 2+1 de la posesión aparejada. El versátil jugador, que llevaba 5 puntos antes de este momento, se vino arriba y encadenó tres asistencias para que Monte Morris (19 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) sumara 8 puntos más. Los Cyclones, haciendo honor a su nombre, borraron a su rival de la pista con un parcial de 22 a 0 en 5 minutos. Los Sooners, superados por el delirio colectivo que se vivía en el Hilton Coliseum,  se olvidaron de su excelente circulación de balón de la primera parte. Sólo Buddy Hield (26 puntos, 5 rebotes) fue capaz de mantener el tipo. Iowa State acabó segunda de la clasificación tras derrotar a TCU (76-89).

El desquite de Oklahoma llegó en la última jornada con una victoria in extremis sobre la campeona Kansas (75-73). No fue la mejor noche en la carrera de Buddy Hield (18 puntos y 6 rebotes, pero 6 de 20 en los lanzamientos), pero si una de las que recordará con más agrado. Su palmeo en los últimos segundos fue el que provocó la derrota de los Jayhawks. Las bajas de los visitantes también contribuyeron al resultado final. Perry Ellis no se vistió a causa de su rodilla, Brannen Greene fue suspendido por conducta irresponsable y Cliff Alexander no viajó a la espera de resolver sus problemas de elegibilidad. El base Frank Mason cogió las riendas (21 puntos) mientras el suplente Landen Lucas aprovechó las bajas en la pintura para reivindicarse (13 puntos, 12 rebotes).

La 14 del ranking Baylor parecía tener controlado su enfrentamiento en la casa de una Texas que venía de sumar 4 derrotas consecutivas. Los Bears, liderados por Tayshaun Prince (17 puntos, 7 rebotes) y Rico Gathers (12 puntos, 11 rebotes),  tenían una ventaja de 10 puntos a falta de 6:30 y su defensa zonal mantenía a raya al equipo tejano. Pero los locales subieron su agresividad defensiva al tiempo que los visitantes especulaban con su ataque. Y así, tras malos tiros con el tiempo consumiéndose, pérdidas de pelota y alguna posesión agotada, Baylor se encontró jugándose la vida en una prórroga.

Con el marcador ajustado, el base de Tejas Isaiah Taylor recibió un codazo involuntario en la boca del alero de Baylor Royce O’Neale mientras ambos disputaban el balón en el suelo. Taylor perdió los nervios y se sacó de encima a su rival. Los suplentes saltaron a la pista previendo una pelea, pero lo hicieron demasiado pronto porque O’Neale no perdió la compostura. Cuatro jugadores de los Longhorns y 3 de los Bears fueron expulsados por dejar el banquillo. Y aún suerte que no voló ningún puñetazo, porque la sanción podría haber sido muy dura. Al final, Taylor pudo desquitarse anotando la canasta de la victoria tejana (61-59).

Baylor cerró la liga regular con una sufrida victoria ante la colista Texas Tech (77-74). Devaugntah Williams (28 puntos, 8 de 9 en triples), puso todo su empeño en arruinarle su noche sénior a Kenny Chery (18 puntos, 4 asistencias) y Royce O’Neale, y a punto estuvo de conseguirlo. Un triple suyo dejó contra las cuerdas a los Bears, 12 abajo en el marcador a 13 minutos del final. Rico Gathers (18 puntos, 7 rebotes) abrió y cerró un parcial de 26 a 14 en el que Taurean Prince (24 puntos, 9 rebotes) entró en ignición, anotando 18 puntos hasta empatar el encuentro a 65. Dos triples consecutivos de O’Neale acabaron de doblegar a los Red Raiders.

Missouri Valley

En el torneo de esta conferencia no se produjo la esperada final entre la 8 del ranking Wichita State y la 11 Northern Iowa. La culpa la tuvo Illinois State, que eliminó en semifinales a los Shockers (62-65) con Daison Knight de brazo ejecutor. Knight sumó 9 de sus 25 puntos en el parcial de 0 a 14 que dio a los Redbirds una ventaja de 5 puntos. Fred VanFleet (19 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias), secundado por Darius Carter y Tekele Cotton, intentó con todas sus fuerzas que su equipo recuperase el mando en el marcador, pero no lo consiguió. Mikyle McIntosh, un freshman con una media de acierto del 55% en los tiros libres, convirtió los 4 que lanzó en los últimos 2 minutos para los inesperados vencedores.

Northern Iowa si cumplió su parte del guión superando en semifinales a Loyola de Illinois (63-49). En la final los Redbirds les plantaron más cara de la esperada, especialmente en una primera mitad que acabaron dominando 22 a 36 liderados nuevamente por Dayson Knight (16 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias). Pero los Panthers reaccionaron tras el descanso. Tres triples de Jeremy Morgan y 8 puntos de Seth Tuttle (15 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias) hicieron posible el parcial de 25 a 4 con el que empezó la segunda mitad. Illinois State consiguió empatar de nuevo el encuentro sólo para ver como  Nate Buss (15 puntos) lideraba el esfuerzo conjunto de los ranqueados que les permitió hacerse con la invitación para el gran torneo de marzo.

Ohio Valley

Murray State también pudo con la maldición del recién llegado al ranking. El último de la lista salió victorioso en su primer partido tras ser seleccionado, derrotando a Morehead State (80-77) en la semifinal del torneo de la Ohio Valley. Los Racers perdían de 11 a 6:30 del final, pero Cameron Payne (25 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias, 3 recuperaciones) resucitó al equipo con algunas canastas milagrosas. Un triple suyo puso por delante a los ranqueados  a falta de 56 segundos. Era la primera vez en toda la segunda parte que Murray State mandaba en el marcador. Los Racers, sin embargo, fueron superados por Belmont en la final (87-88), lo que les costó perder la invitación automática para el March Madness.

Craig Bradshaw (25 puntos) y Nick Smith (16 puntos) le habían dado las primeras ventajas a los futuros campeones de conferencia, pero T.J. Sapp (28 puntos) igualó de nuevo la situación. El equipo del ranking ganaba de 2 a falta de 10 segundos después de que Cameron Payne (20 puntos, 6 rebotes, 10 asistencias) devolviera el mando del marcador a los suyos con 5 puntos consecutivos. Rick Byrd, entrenador de los Bruins, pidió un tiempo muerto en el que planificó una jugada de 2 puntos para forzar la prórroga. Pero cuando los jugadores volvieron a la pista los árbitros detuvieron el juego por un fallo en el cronómetro. Y Byrd, que había revelado sus cartas, cambió la jugada. Taylor Barnette, desequilibrado, buscó el triple del triunfo. Y lo encontró.

Pacific 12

Arizona, quinta del Top 25, se proclamó campeona de la liga regular con un fácil triunfo frente a California (99-60). El base T.J. McConnell dio 11 asistencias sin perder ningún balón. El principal beneficiado de su buena actuación fue un Brandon Ashley que igualó su mejor marca anotadora con 21 puntos. McConnell volvió a dar 11 asistencias (además de anotar 10 puntos) para superar a Stanford (91-69) en su último partido como local de su carrera universitaria. Los Wildcats atesoran la racha de victorias más larga de la DI en estos momentos con 38 consecutivas.

La número 13 del ranking de AP Utah vio peligrar su segunda posición en esta liga en la segunda parte de su partido frente a Washington State, cuando perdía de 8 a 13 minutos del final.  Jordan Loveridge (16 puntos) y Brandon Taylor (11 puntos, 4 rebotes) pusieron los puntos, y Delon Wright (18 puntos, 8 rebotes, 8 asistencias) los pases para evitar la derrota de los Utes (59-67). El desastre se consumó con su derrota en la última jornada ante la Washington (77-68) de Nigel Williams-Goss (28 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias). La temporada de los Huskies ha sido una montaña rusa. Ganaron sus 11 primeros partidos para colarse entre los 15 primeros del ranking antes de sumar 4 derrotas seguidas. Luego, tras expulsar del equipo al entonces líder en tapones de la DI, perdieron 10 de sus 11 siguientes encuentros para acabar cerrando la liga regular con un triunfo sobre un equipo ranqueado.

Oregon, finalmente la segunda de esta conferencia, superó a su rival regional Oregon State (62-65) liderada por Elgin Cook (17 puntos, 5 rebotes) y Joseph Young (15 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones). En el bando local, Gary Payton Jr (13 puntos, 10 rebotes, 9 asistencias, 6 recuperaciones) se quedó a un paso de su segundo triple doble del curso. Como en el equipo de casa no había jugadores de la clase sénior, el entrenador Wayne Tinkle quiso homenajear a cinco jugadores sin beca deportiva (lo que se conoce como “walk on”) con la titularidad. Es muy posible que ninguno de ellos siga la próxima temporada ante la llegada de una buena remesa de novatos (con su correspondiente beca). Un gesto que honra al técnico en su primer curso al frente de los Beavers.

Southern Conference

Georgia esperaba evitar que la invicta y primera del ranking Kentucky sumase su victoria número 30 del curso. Conocedores de la irregularidad en el lanzamiento exterior de los Wildcats (4 de 15 en triples), su plan se basaba en, dificultar al máximo la anotación de los pívots en la pintura y forzar a su rival a jugar a un ritmo lento con ataques largos y una buena circulación de balón para evitar pérdidas.

El montenegrino Nemanja Djurisic (18 puntos, 6 rebotes) y su socio en la pintura Marcus Thornton (14 puntos, 7 rebotes), ambos en su noche sénior, anotaban eludiendo el cuerpo a cuerpo, ya fuera penetrando desde el exterior gracias a su mayor velocidad o aprovechando las superioridades tras los cambios defensivos en los bloqueos, tal como se ve en el vídeo. Una racha de acierto de los locales les puso 9 arriba a 9 minutos del final.

Pero tras unos momentos de intercambio de canastas, Kentucky pudo al fin imponer su físico en defensa al tiempo que sus exteriores hallaban la manera de hacer llegar balones a Karl-Anthony Towns (19 puntos, 7 rebotes). Los minutos finales del pívot le dieron la victoria al equipo de John Calipari (64-72), que hasta entonces había sobrevivido con los puntos de los gemelos Harrison, Andrew (12 puntos, 4 rebotes) y Aaron (16 puntos, 3 rebotes).

Kentucky quemó una etapa más de la temporada ante Florida: acabar invicta la liga regular (67-50). Los Wildcats llevaron a cabo otro de sus habituales trabajos de demolición en que van desgastando la energía del rival hasta que se queda sin fuerzas para más. La gasolina le duró 30 minutos a los Gators. Un triple de Devin Booker dio inicio al parcial de 23 a 9 de los 10 minutos restantes. Karl-Anthony Towns (13 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias y 6 tapones) y Trey Liles (14 puntos, 6 rebotes) fueron los máximos anotadores del equipo de casa que por primera vez en su historia cierra esta parte de la competición sin haber perdido ningún partido. Su balance es de 31 victorias por ninguna derrota.

La número 18 para los votantes de AP Arkansas se aseguró la segunda plaza de su liga con un triunfo sobre South Carolina (74-78) en un partido en que hizo el Guadiana. Los Razorbacks convirtieron 17 de sus primeros 24 lanzamientos para conseguir una ventaja de 20 puntos (23-43) en 14 minutos. Tras alcanzar este hito, el equipo se relajó hasta tal punto que perdía 71 a 60 a 6 minutos del final. Arkansas volvió a despertar y, ayudada por la rampas que obligaron al máximo anotador local Tyrone Johnson (18 puntos, 6 asistencias) a dejar el juego cuando faltaban 2 minutos y medio (los Gamecocks sólo anotaron 1 punto a partir de su marcha), acabó ganando 74 a 78. Bobby Portis (24 puntos, 8 rebotes) y Michael Qualls (18 puntos, 7 rebotes, 4 recuperaciones) destacaron una vez más en los vencedores.

En su fiesta de los séniors Arkansas encajó una dolorosa aunque intrascendente derrota frente a Louisiana State (78-81). Los Tigers, que llegaron a tener una ventaja de hasta 12 puntos en la primera mitad, imponían la velocidad de sus ataques sobre la defensa local con Josh Gray (10 puntos, 6 asistencias) marcando el ritmo que más le convenía a los suyos. Los Razorbacks se aplicaron en frenar a sus rivales y poco a poco fueron remontando, a pesar de los esfuerzos de Jarell Martin (27 puntos, 8 rebotes) en unos minutos de baloncesto frenético y vibrante.

Los locales consiguieron ponerse 3 arriba para ver como un triple de Jalyn Patterson (20 puntos, 6 de 8 en triples) igualaba de nuevo el marcador en el último minuto. Alandise Harris buscó la canasta decisiva para encontrarse con un tapón de Martin. En la última posesión Keith Hornsby se jugó el triple decisivo. Y acertó para decepción de un trabajador Bobby Portis (21 puntos, 15 rebotes). Las opciones de LSU de ser invitada al gran baile de marzo han subido exponencialmente.

West Coast

En el torneo de la West Coast saltó la sorpresa cuando Portland, que había cerrado la liga regular con una racha de 4 derrotas, superó en cuartos de final a la tercera de la liga regular Saint Mary’s. Los Pilots mandaron siempre en el marcador a pesar de los 25 puntos y 8 rebotes de Brad Waldow para los Gaels. El problema para los derrotados es que el pívot fue el único de su equipo que estuvo por encima del 50% en sus tiros de campo. Mientras Waldow anotó 8 de 14, el resto de sus compañeros se quedó en un 5 de 29 global. Un duro golpe para las esperanzas de Saint Mary’s de cara a ser invitada al torneo nacional de marzo. Gonzaga, séptima del ranking, salió victoriosa de su duelo de cuartos contra San Francisco (81-72). Brigham Young sufrió para pasar a semifinales ante Santa Clara (78-76). Una canasta en los últimos segundos de Tyler Haws (30 puntos, 9 rebotes) les mantuvo vivos en el torneo.


@danielalentomor

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004