2014

12

Diciembre

13:41

Dani Alento

No es nada fácil la vida en el otro lado

Es duro dar el salto de la pista a los despachos. Esta semana hemos tenido dos ejemplos en dos figuras históricas de la NBA, Magic Johnson y Phil Jackson. Atrapados en equipos perdedores, no han podido reaccionar de la misma forma en que lo hacían cuando pisaban el parquet.

Magic Johnson ha sorprendido esta semana con unas declaraciones en las que reclamaba que Los Angeles Lakers apostasen de forma clara y descarada por el tanking (perder partidos a posta para conseguir más posibilidades de una buena elección en el draft de la NBA). “Espero que los Lakers pierdan todos los partidos, porque si vas a perder, pierde de verdad. Y no bromeo”.

Uno de los mejores bases de la historia de a NBA y uno de los grandes iconos históricos de la franquicia angelina explicaba que “si vas a perder, tienes que perder a conciencia, porque no te puedes quedar en el medio. O eres muy bueno o tienes que ser malo para conseguir una buena elección del draft”. Y por si alguien se había perdido sus palabras, se ratificó via twitter:

 

Magic Johnson fue uno de los grandes valedores del fichaje de Byron Scott, uno de sus camaradas en la pista en los años del glorioso “showtime”, como entrenador de los Lakers. Magic, que tanto criticó a Mike Brown y Mike D’Antoni por los pésimos resultados del equipo, no ha hecho lo mismo con Scott.

La antigua estrella y exitoso hombre de negocios cree que la camada de novatos que este año se presentará al draft será mejor que la del pasado. El problema es que los Lakers, a raíz del fichaje de Steve Nash, deberán ceder su elección de primera ronda de este año…a no ser que elijan entre los 5 primeros.

Si no quieren depender de la suerte, deberían quedar últimos o penúltimos de la Liga Regular. Los 76ers y los Pistons llevan ventaja ahora mismo en esta carrera, mientras que Knicks, Wolves, Jazz y Hornets también están en la pugna. Tampoco hay que olvidar los efectos secundarios de caer tan abajo en el orgullo de una franquicia ganadora.

Y finalmente, tenemos a Kobe Bryant, peleado con el verbo perder. El actual jugador franquicia, no obstante, se mostró bastante lúcido ante la situación: “Habla desde el punto de vista de un propietario. Creo que los aficionados, o parte de ellos, son lo bastante inteligentes para entender sus palabras como las de un propietario. Así lo he hecho yo”.

Kobe afirmó que “Magic es uno de los jugadores más competitivos de todos los tiempos. Él no quiere perder. Desde el razonamiento de un propietario, su idea es conseguir buenas elecciones y poder utilizar esta ventaja para hacer cambios y conseguir un equipo competitivo”. La estrella de los Lakers negó el tanking por parte de los jugadores, aunque no puso la mano en el fuego por los ejecutivos.

El clima en el equipo no es el mejor. En un entrenamiento esta semana, Nick Young tuvo la osadía de decirle a Kobe tras anotarle una canasta que “nadie en el mundo puede defenderme”. Y el macho alfa del equipo fue a por él para demostrarle lo contrario. Kobe se encendió tanto que acusó al resto de sus compañeros de ser  blandos en la pista. Al final de la sesión, el escolta se marchó gritándole  al general mánager Mitch Kupchak que “creo que estos capullos no están haciendo una mierda”. Así de crudo.

El Gusano hurga en la manzana

El ambiente en los Knicks de Nueva York también está sumamente enrarecido. El equipo ha sumado el peor inicio de liga de su historia, y la relación entre Carmelo Anthony y Tim Hardaway Jr vivió un episodio público de tensión (aunque luego ellos afirmaran que se llevan bien). En la derrota ante los Brooklyn Nets del 2 de diciembre, Hardaway le gritó a Melo “coge ese rebote” y el jugador franquicia del equipo le respondió que le iba a dar una paliza en el vestuario.

Anthony decidió tomarse el miércoles 10 de diciembre la noche libre ante los Spurs, en la décima derrota seguida de su equipo. El alero lleva un tiempo con un dolor en la rodilla izquierda que no acaba de desaparecer ni disminuir. La duda ahora es si el jugador aguantará toda la temporada o decidirá pasar antes por el quirófano para resolver el problema. Lo cual sería un mazazo para los Knicks.

La etapa de Phil Jakcson como ejecutivo del equipo del Madison Square Garden ha empezado de una forma nada gloriosa. La cadena de deportes ESPN se hacía eco de una supuesta rebelión del vestuario en contra de la implantación del triángulo como pilar de su juego ofensivo. Por el momento, parece que los jugadores apuntan bajo, contra el entrenador Derek Fisher.

El Maestro Zen no se quedó callado, y sin alzar la voz respondió a sus jugadores con dureza: “Hablamos de mentalidad perdedora, no de habilidad o talento”. El 11 veces ganador de la NBA como entrenador afirmó que “obviamente estamos decepcionados. Creo que los chicos entienden lo que pretendemos hacer. Por suerte, se están mostrando más receptivos. Hay un poco de resistencia a la disciplina, el orden y el cambio de cultura”.

El mismo Phil Jackson que consiguió encauzar al “enfant terrible” del baloncesto de los años 90 Dennis Rodman no puede ahora hacerse con las riendas del equipo.”El Gusano” ha afirmado, para poner un poco más de salsa en el guiso, que “aprendí el sistema en unos quince minutos cuando estuve en Chicago. No es difícil. Es un triángulo”. El ala pívot tampoco perdió la ocasión de enviarle un dardo envenenado a Carmelo Anthony: “Todo el mundo tenía su oportunidad de tocar balón y tirar. Ahora parece que la pelota llega a Carmelo y ahí acaba todo”.

Magic y Phil, dos ganadores en la pista, dos monstruos a los que nada se les resistía en el parquet, no pueden ahora con el peso de su maletín de ejecutivo. Y añoran los tiempos en los que sus decisiones tenían efecto inmediato, en forma de canasta o victoria. En los que sólo importaba el partido que estabas jugando, el rival que tenías delante. Aquellos tiempos en que noche tras noche, no había planificación estratégica más allá de los cuatro cuartos. Aquellas noches en que tenías a tu enemigo delante y todo, para bien o para mal, se resolvía en 48 minutos.


@danielalentomor

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004