2015

26

Marzo

23:16

Dani Alento

Mirotic, aspirante a ser el mejor rookie de la temporada

El premio al mejor debutante del año parecía decidido a favor de Andrew Wiggins, pero el sensacional mes de marzo de Nikola Mirotic ha permitido a la NBA darle emoción al asunto. Algunos medios hispanos se han sumado rápidamente a esta campaña. Veamos cuan sólidas son sus bases.

El mes de marzo de Nikola Mirotic está siendo espectacular. Pieza clave de unos Bulls ya clasificados para los play offs, sus estadísticas personales han llegado a su cénit en esta fase de la temporada. Hasta el punto que se ha empezado a sonar como candidato a mejor rookie del año. Los que me seguís hace tiempo sabéis que me gusta nadar contra corriente. Así que en lugar de sumarme a la ola haremos un análisis de la situación para determinar sus posibilidades reales de ganar tan distinguido premio.

El hispano-montenegrino está firmando en sus encuentros de este mes unos números de 20,6 puntos y 7,7 rebotes por noche, muy por encima de los 9,9 puntos y 5,7 rebotes que se apuntó en su segundo mejor mes del curso, diciembre. La explicación de su progresión no está en unos mejores porcentajes de tiro, sino en el número de minutos que permanece en pista. De los 18 por partido en noviembre, 19 en diciembre, 17 en enero y 14 en febrero ha saltado a los 31 minutos que pisa el parquet en la actualidad.

En los meses previos disponía de entre 5 y 6 tiros a canasta por noche (en diciembre llegó hasta los 6,5). Ahora,  mira el aro casi 15 veces por partido. Acierta el 43,5% de los que lanza, un porcentaje similar al de noviembre y diciembre (en enero y febrero se quedó por debajo del 35%), lastrado por su bajo acierto desde más allá de la línea de 3 puntos (25%). Y sin embargo, sigue tirando mucho (poco más de 6 veces por duelo) desde la larga distancia. En sus 14 partidos de marzo, sólo ha bajado de los 15 puntos en dos ocasiones (10 contra los Pacers y 8 contra los Pistons, aunque en este último sólo estuvo en pista 24 minutos). Ha sumado tres dobles dobles en puntos y rebotes.

Andrew Wiggins, el rival a batir

Si sólo mirásemos marzo, la proclamación de Mirotic como mejor rookie del año en la NBA sería indiscutible. Ponderando sus números con el resto del curso, la cosa varía. Su promedio global es de 9,8 puntos y 4,9 rebotes por partido. Unos números que quedan lejos de los del aspirante mejor situado hasta ahora, Andrew Wiggins. El alero de los Minnesota Timberwolves acredita 16 puntos y 4,4 rebotes de media.

El canadiense tuvo su peor mes en noviembre (octubre no lo cuento, que fueron 2 partidos), cuando se quedó en 12 puntos de media. Y el mejor en febrero, en que su anotación subió hasta los 19 coincidiendo con un aumento de sus minutos de juego (pasó de rondar los 30 hasta los 38). En febrero y marzo se ha estabilizado en torno a los 16 por noche.

Mirotic aprovecha las ausencias de Rose y Butler

Los números de Wiggins no tan espectaculares como los que ahora firma Mirotic, pero si mucho más constantes. ¿El exjugador del Real Madrid podría haber presentado unas estadísticas similares de haber tenido tantos minutos como su rival? Aunque eso sea baloncesto-ficción, probablemente sí. Pero no los tuvo. Dos factores explican el sensacional marzo del debutante de los Bulls, y son dos lesiones.

La primera, la de Derrick Rose. El base jugó su último partido de la temporada (por ahora) el 23 de febrero, dejando a repartir entre el resto de la plantilla sus 16,9 lanzamientos a canasta por noche (18,4 puntos de media). Aaron Brooks, el nuevo base titular, ha pasado de los 9 que tenía cuando salía del banquillo a los 13,8 actuales. La segunda baja fue la de Jimmy Butler. El alero promedia unos 14 lanzamientos por noche, pero este mes de marzo se ha perdido 11 partidos por lesión. Entre los 12 tiros que faltaban por asignar de Rose y los 14 que liberó Butler, eran 26 a repartir.

La parte del león ha sido para Mirotic, que se ha quedado 10. ¿Y cuántos le han tocado a Pau Gasol? Entre 0 y 1. El catalán ya está lo bastante explotado en los esquemas del equipo y tampoco interesa quemarlo. La opción no era darle todas las pelotas a Pau, sino crear nuevas amenazas para los rivales. Y en esta función la nota del balcánico ha sido de sobresaliente lindando la matrícula de honor. Veremos si con el retorno de Butler le respetan los galones y los minutos que se ha ganado. Más difícil será en un hipotético retorno de Rose de cara a los play offs (la estrella se ha mostrado optimista al respecto). Pero eso ya se verá.

Las bazas de Mirotic

Si el debutante de los Chicago Bulls pretende proclamarse mejor rookie de esta liga regular, debe mantener su nivel y estadísticas hasta final de temporada, y rezar para que Wiggins no suba el nivel. De cara a los votantes, siempre es mejor acabar bien que empezar bien. El recuerdo de tus acciones está más fresco. Mirotic cuenta con dos compañeros excepcionales en su equipo para ayudarle, Pau Gasol y Joakim Noah, dos pívots con una gran visión de juego que le facilitarán el trabajo.

Uno de los aspectos claves en la valoración de los candidatos es su impacto en el equipo. El año pasado los Chicago Bulls acabaron la liga regular cuartos del este con 48 victorias y 34 derrotas. En los play offs cayeron en primera ronda ante los Washington Wizards. Esta temporada son terceros de su conferencia con 44 triunfos y 29 partidos perdidos. La lástima es que en la posible mejora de resultados de los Bulls también habrá influido la recuperación de Derrick Rose (sólo jugó 10 encuentros la temporada anterior) y la llegada de Pau Gasol. Demasiados a repartir los méritos.

Aún así, por poca que sea la parte de la posible mejora que se le atribuya a Mirotic, la ventaja es suya. Los Timberwolves acabaron décimos del Oeste la última liga regular (y por tanto fuera de la lucha por los anillos de campeones) con un balance de 40-42. Perdedor, pero por poco. De los 30 equipos de la liga, fueron el diecisieteavo mejor. En la presente edición del campeonato, son colistas de su conferencia incluso por detrás de los desastrosos Lakers con tan sólo 16 partidos ganados por 54 perdidos. Sólo los Knicks en el Este tienen menos victorias que ellos. Y están descartados para los play offs, otro factor importante a tener en cuenta.

Las bazas de Wiggins

En Chicago tienen como objetivo prioritario llegar lo más adelante posible en los play offs, mientras que en Minnesota no tienen nada mejor que hacer que convertir a Wiggins en el mejor novato del año. Mirotic sólo es un peón más que puede ser sacrificado a conveniencia del equipo. En los Wolves todos trabajarán sin discusión para el rookie. Y no olvidemos que en los Timberwolves está Ricky Rubio, un excelente pasador que se complementa perfectamente con el canadiense para aprovechar sus cualidades en las transiciones ofensivas.

Andrew Wiggins es el número 1 del último draft (punto a su favor) y con posibilidades de reinar en la NBA en un futuro no muy lejano (otro punto por aquello del marketing, no hay que olvidar que la NBA es un negocio y muy rentable). Ha sido regular en su rendimiento mientras que Mirotic no ha tenido números destacables hasta este último mes. La diferencia de edad juega a favor del compañero de Ricky (20 recién cumplidos por 24 del europeo). La experiencia previa acumulada por el de los Bulls en el baloncesto europeo de máximo nivel le convierte en un debutante atípico. De Wiggins se tiene la expectativa que es un jugador en progresión sin techo definido mientras que a su rival se le ve como un jugador en proceso de adaptación que está alcanzando su tope antes de lo esperado.

Otros aspirantes

Llegados a este punto algunos os preguntareis: ¿Por qué hablas de sólo dos jugadores? ¿Acaso no hay más candidatos? No, no hay más novatos al nivel de Wiggins y Mirotic. Y si los hay se les está acabando el tiempo para revelarse. Se suponía que este curso se iba a vivir una pugna entre el jugador de los Wolves y Jabari Parker. Pero el alero de los Bucks quedó fuera de la carrera (y de la temporada) tras romperse en diciembre los ligamentos de la rodilla izquierda. También se esperaba una buena actuación de Julius Randle. El ala-pívot de los Lakers aún duró menos que Parker: fractura de tibia en su debut como profesional el 29 de octubre.

Joel Embiid, elegido por los Sixers en el tercer lugar del último draft , no jugará este año por una fractura de estrés en su pie derecho mientras estaba en la Universidad de Kansas. A su compañero de equipo Nerlens Noel le pasó lo mismo tras ser elegido en el draft del 2013, en su caso por una lesión de rodilla que tuvo mientras jugaba en la NCAA con Kentucky. En su segundo año como profesional, aunque primero en activo, Noel acredita 9,5 puntos, 7,9 rebotes y 2 tapones por encuentro. Pero destaca por su defensa y juega en Filadelfia, el tercer peor equipo de la NBA y famoso por deshacerse de sus mejores jugadores en los últimos años. No creo que la liga vaya a premiar a los Sixers.

Elfryd Payton juega de base en los Orlando Magic. Sus números son completos en cuanto a categorías pero poco impactantes: 8,6 puntos, 6,2 asistencias y 4,3 rebotes de media. Cuenta a su favor con haber sumado dos triples dobles seguidos este mes de marzo, frente a los Dallas Mavericks y los Portland Trail Blazers. No ganará el premio salvo sorpresa mayúscula de última hora, pero os recomiendo que no le perdáis de vista. No sólo por su calidad individual, sino también por el interesante proyecto que está configurando el equipo de Florida. Con su llegada el número 2 del draft del 2014 Victor Oladipo puede volver a su posición natural, la de escolta. La presencia del escolta francés Evan Fournier, de los aleros Maurice Harkless y Tobias Harris, y del pívot Nikola Vucevic completa un núcleo joven (Vucevic, con 24 años, es el mayor) que puede tener una interesante progresión si goza de continuidad.


@danielalentomor

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004