2015

23

Marzo

12:12

Dani Alento

Kentucky sobrevive, Michigan State se reivindica

Después del primer fin de semana de competición del March Madness ya tenemos un cabeza de serie fuera de la competición. La primera ronda tuvo tantas sorpresas que de las 11,5 millones de predicciones registradas por la ESPN, sólo una había acertado todos los vencedores.

Sebas Sáiz, pívot de Ole Miss Foto: Joshua MCoy / Ole Miss Ahletics

Sebas Sáiz, pívot de Ole Miss

FOTO © Joshua MCoy / Ole Miss Ahletics

Kentucky empezó el March Madness tal como empezó la temporada: al frente del ranking de Asociated Press. Y de forma unánime. Al ser la última votación del curso los expertos se dejaron ir un poco subiendo a Villanova hasta la segunda posición para castigar a Duke (4) y Virginia (6) por sus derrotas en semifinales en el torneo de la Atlantic Coast. Wisconsin ascendió hasta la tercera posición mientras que Arizona cerró el Top 5 de la lista.

Notre Dame escaló hasta el octavo lugar, por detrás de Gonzaga, desde el onceavo, relevando a una Maryland que se fue hasta el número 12. Iowa State siguió a los Irish en su ascenso, del 13 al 9. Kansas, a pesar de perder un puesto, se mantuvo entre las 10 mejores. Davidson y Boise State desaparecieron del Top 25, dejando sitio para la llegada de Michigan State (23) y Virginia Commonwealth (25).

Los First Four

Hampton se ganó el derecho de ser eliminada por Kentucky en la primera ronda tras derrotar a Manhattan (64-74) en este partido previo. Los Pirates abrieron el encuentro con un parcial de 7 a 0. Un triple de Deron Powers elevó su ventaja hasta los 12 puntos a 3:52 del descanso. Su rival reaccionó hasta ponerse a un punto mediada la segunda mitad. Reginald Johnson (15 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) frenó con sus puntos el empuje de los Jaspers. Luego, cuando su compañero Quinton Chievous (15 puntos, 13 rebotes) ya estaba fuera de juego por una torcedura de tobillo, los remató con dos robos de balón.

Ole Miss le dio a probar a Brigham Young su propia medicina. El 2012 BYU eliminó en esta fase a Dayton tras remontar 25 puntos de desventaja. En esta ocasión, los Rebels del madrileño Sebas Saiz (10 puntos, 9 rebotes, 2 tapones) ganaron (94-90) tras anular el margen rival de 17 puntos al descanso. En la primera mitad, los Cougars estuvieron acertadísimos en el triple (10 de 15) liderados por Tyler Haws (33 puntos, 19 en los primeros 20 minutos) y Chase Fischer (17 de sus 23 puntos en el primer tiempo). Ole Miss negó espacios a los tiradores rivales en la segunda parte y empezó a anotar cargando en la pintura con un destacado M.J. Rhet (20 puntos) o robando balones. De sus 62 puntos en este período, 48 llegaron por estas dos vías. Y cuando los Cougars se pusieron en zona, Stefan Moody (26 puntos, 5 asistencias) les martilleó con triples psicológicos.

Robert Morris derrotó a North Florida (77-81) a pesar de que perdía de 13 en los primeros compases de la segunda mitad tras dos triples de Beau Beach (28 puntos, 7 rebotes, 6 de 10 en canastas de 3 puntos). El secreto de la remontada de los Colonials estuvo en que no perdieron ningún balón después del descanso. En ataque, entre los titulares Marcquise Reed (19 puntos) Rodney Pryor (20 puntos) y el reserva Lucky Jones (21 puntos, 7 rebotes, 5 recuperaciones) anotaron 39 de los 50 puntos que sumó el equipo para salir del pozo.

Dayton aprovechó la ventaja de jugar en casa (esta fase de la Locura de marzo se disputó en la cancha de la Universidad de Dayton) para deshacerse de Boise State (55-56). El alma ofensiva de este equipo es Jordan Sibert (13 puntos en 24 minutos). Los Broncos aprovecharon que el escolta estaba en el banquillo con 3 faltas para cerrar la primera parte con 9 puntos de ventaja, liderados por Derrick Marcks (23 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones).

Una buena racha de Scoochie Smith (11 puntos, 6 asistencias) igualó la situación momentáneamente antes de un nuevo estirón de Boise State, que mantuvo su liderato aprovechando la cuarta falta de Sibert. A 3:40 del final el equipo que jugaba en casa perdía de 7. Con Sibert de nuevo en pista llegó la última remontada. Un triple suyo avanzaba a Dayton faltando 37 segundos. Los Broncos tuvieron dos posesiones para evitar su derrota, pero no estuvieron acertados. La jugada curiosa de la noche la protagonizó Dyshawn Pierre, a quien se le bajaron los pantalones en un rebote.

La batalla de Kentucky en el Medio Oeste

La principal favorita a ganar el torneo avasalló en primera ronda a Hampton (79-56) siguiendo el guión previsto. Su rival en la segunda ronda fue una Cincinnati que venía de eliminar a Purdue (66-65). El equipo de la Big Ten tuvo una noche negada en los triples (4 de 26) pero A.J. Hammons (17 puntos, 10 rebotes) y Vince Edwards (14 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias) lo compensaban en la pintura. Fueron precisamente 2 canastas de tres puntos las que le dieron 7 puntos de ventaja a 48 segundos del final de la segunda mitad. Cincinnati respondió con un parcial de 2 a 10 culminado con la canasta de Troy Caupain (10 puntos, 4 asistencias) en el último segundo que forzó la prórroga. En el tiempo añadido Coreontae DeBerry (13 puntos) le dio la iniciativa necesaria a Cincinnati para vencer.

Cincinnati planteó su duelo contra Kentucky como una batalla, sin rehuir ningún contacto, sin dar un paso atrás, peleando por cada rebote y cada balón suelto como si su vida dependiera de ello, como si no hubiera un mañana. Fue un partido duro, incluso con momentos de tensión con Octavius Ellis de los Bearcats presente en todas las salsas. Los Wildcats se enfrentaron por primera vez esta temporada a un rival que les discutía su dominio físico.

Hasta los últimos 8:30 del encuentro no consiguieron los de Calipari estabilizar su ventaja por encima de los 10 puntos. Y ni así se rindieron los Bearcats. A pesar de recibir 4 tapones en una posesión, siguieron luchando por anotar en la zona. A pesar de estar 17 abajo en el marcador a falta de menos de 2 minutos siguieron negando canastas fáciles a la campeona de la SEC. Kentucky se acabó imponiendo 64 a 51 y lo que es más importante, sobrevivió a un tipo de juego al que aún no se había enfrentado.

West Virginia amargó el debut como entrenador de Bobby Hurley en el March Madness. El técnico se había proclamado campeón dos veces como jugador con Duke. Su Buffalo llegó a la media parte 10 puntos abajo. En la segunda mitad aprendieron a superar la presión de los Mountaineers y remontaron con 16 puntos en transición. Tarik Phillip (9 puntos, 3 rebotes), un suplente valorado sólo por su defensa, anotó el triple que aseguraba el triunfo de West Virginia por 68 a 62. Bob Huggins, su entrenador, se olvidó de hacer un cambio de balonmano y sentarlo en el ataque decisivo.

Maryland salió decidida a tumbar a Valparaíso por la vía rápida, con un parcial de salida de 11 a 2. Los Crusaders, sin embargo, encajaron ese golpe y todos los posteriores que le lanzó su contrincante. Cada vez que los Terrapins se escapaban, el equipo modesto conectaba una serie de triples (12 de 27) para volver a ponerse a su altura. Alec Peters fue su referente con 18 puntos (4 de 7 en canastas de 3 puntos). El encuentro se resolvió en dos jugadas en los últimos dos minutos, un 2+1 de Dez Wells (14 puntos) con rebote ofensivo incluido y la presión en la última jugada de Varun Ram que evitó el posible triple del empate de Keith Carter. Ram sólo estuvo en pista 13 segundos, pero aprovechó al máximo su tiempo de juego para ayudar a Maryland a vencer (65-62).

En el duelo de segunda ronda West Virginia superó a Maryland gracias a su defensa, que forzó 23 pérdidas de pelota a su rival, y el trabajo en la zona de Devin Williams (16 puntos, 10 rebotes). El encuentro se mantuvo en términos de igualdad hasta que un parcial de 0 a 8 concedió a los Mountaineers 9 puntos de ventaja a faltando 7 minutos y 15 segundos para acabar el encuentro. Las cuatro canastas de los de Bob Huggins coincidieron con la lesión del base de los Terrapins, Melo Trimble (15 puntos, 7 rebotes). El novato recibió un golpe en la cabeza por parte de un compañero y ya no pudo volver a la pista. El otro líder de Maryland, el escolta Dez Wells, sólo pudo jugar 13 minutos a causa de las personales. Mientras estuvo sobre el parquet, la defensa de West Virginia le provocó 8 pérdidas de balón que dieron origen a 10 puntos. Regaló más de los que anotó (9).

Notre Dame pasó muchos apuros para superar en primera ronda a Northeastern (69-65). Los Huskies no desesperaron cuando estaban 12 abajo a 6 minutos del final. Tras un parcial de 4 a 14, Scott Eatherton (18 puntos, 8 rebotes) redujo su desventaja a tan sólo 2 puntos con 37 segundos por jugarse. La mala gestión de su última posesión posibilitó el robo de balón de Jerian Grant (17 puntos, 5 asistencias) y los tiros libres de Zach Auguste (25 puntos, 5 rebotes) que cerraron el encuentro.

Texas puso el colofón a su irregular temporada cayendo en primera ronda ante Butler (56-48). Los Bulldogs ganaban de 11 a 4 minutos del descanso, tras un triple de Kellen  Dunham (20 puntos), cuando de forma súbita se les fundieron los plomos. No fue hasta que se habían disputado los 6 primeros minutos de la segunda mitad que Dunham volvió a anotar un lanzamiento de campo para Butler. Los Longhorns no aprovecharon plenamente la sequía rival, limitándose a igualar el encuentro con un parcial de 2 a 15. Los dos puntos de Dunham abrieron un parcial de 11 a 0. Los tejanos llegaron a ponerse a 1 punto nuevamente en un rabioso final de Isaiah Taylor (14 puntos, 4 asistencias), autor de 12 de los últimos 18 puntos de los suyos, pero Butler se mantuvo firme.

Roosevelt Jones (23 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias), que se había lesionado la rodilla izquierda ante Texas, jugó 44 de los 45 minutos posibles frente a Notre Dame (hubo una prórroga) en la segunda ronda. El escolta sumó 9 puntos en el parcial de 5 a 15 que permitió a Butler recuperar antes del descanso la ventaja de 10 puntos que habían alcanzado los Irish. En la segunda parte el destacado para los Bulldogs fue Andrew Chrabascz (20 puntos). Su equipo llegó a tener hasta 6 puntos de ventaja tras un parcial de 2 a 16, pero no los pudo conservar. Butler aún tuvo dos opciones de vencer a su rival al final de los 40 minutos.

Con empate a 55 los Bulldogs tuvieron 5 lanzamientos en los últimos 2 minutos por 0 de su oponente. Ninguno entró. En la prórroga se cambiaron las tornas. Los irlandeses asumieron el control y aseguraron el triunfo (67-64) tras dos triples consecutivos, uno de Pat Connaughton (7 puntos, 9 rebotes, 5 tapones) y otro de Steve Vasturia (20 puntos, 6 rebotes). Mike Brey, su entrenador, pudo dedicarle el triunfo a su madre, olímpica en natación con los EUA en 1956, fallecida de un ataque al corazón la misma mañana del partido.

Las esperanzas de Indiana de salvar la temporada, y de su entrenador Tom Crean de asegurar su cargo se esfumaron tras su derrota en primera ronda frente a Wichita State (81-76). Los Hoosiers llegaron a tener hasta 8 puntos de ventaja en la primera parte gracias a los triples de Yogi Ferrell (24 puntos, 4 de 6) y Collin Hartman (11 puntos, 3 de 4). Fred VanVleet (27 puntos, 4 asistencias) evitó el hundimiento de los Shockers antes del descanso. En la segunda mitad el base y el novato Zach Brown (11 puntos, 8 rebotes) contribuyeron de forma decisiva a poner contra las cuerdas a Indiana con un parcial de 15 a 3. En los 6 minutos finales Ron Baker (15 puntos, 5 rebotes, 5 recuperaciones) y Tekele Cotton (9 puntos, 5 rebotes) contuvieron la última ofensiva de los de Tom Crean anotando los últimos 14 puntos de los vencedores (7 por cabeza).

Kansas superó sin ningún tipo de problema a New Mexico State (75-56). Los Jayhawks estuvieron sensacionales desde la línea de triples (9 de 13). En segunda ronda ante Wichita State se quedaron en un paupérrimo 6 de 21 (28,6%). El equipo de este año de Bill Self ha evidenciado problemas de carácter, de alma, en los momentos complicados. En su último partido de curso esta carencia se hizo evidente de nuevo. Inicialmente parecía que Frank Mason (16 puntos, 6 rebotes) podría superar a Fred VanVleet (17 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 4 robos) en el duelo de bases, dándole a Kansas una ventaja de 8 puntos. Pero entonces aparecieron los triples de Wichita State (10 de 20 al final del partido) para pulverizar la renta de su rival antes del descanso.

En la segunda mitad Tekele Cotton (19 puntos) tocó a carga. Un triple de Evan Wessel (12 puntos, 9 rebotes, 4 de 6 en triples) puso a los Shockers 13 arriba. Bill Self ordenó a sus jugadores que presionaran en toda la pista. El recurso fue efectivo hasta que Darius Carter (10 puntos, 4 rebotes) conectó dos canastas seguidas a falta de 5 minutos. Al técnico, que ya había agotado sus tiempos muertos, no le quedó más remedio que contemplar impotente la derrota de sus jugadores por 65 a 78.

Wisconsin sobrevive a Joseph Young en el Oeste

A falta de 4:30 para el descanso entre el enfrentamiento de primera ronda entre Oregon y Oklahoma State, Joseph Young (27 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) había fallado sus 3 lanzamientos y sólo llevaba 2 puntos de tiros libres. El hijo de Michael Young, ganador de la Euroliga en 1993 con el Limoges, cerró la primera parte con una racha de 15 puntos y su equipo pasó de perder de 8 a ganar de 4. Los Cowboys volvieron a plantar cara durante 16 minutos para volver a ceder en sus fatídicos últimos 4 minutos, en este caso de la segunda parte. En este lapso fallaron 6 de sus 7 lanzamientos de campo para encajar el parcial de 9 a 4 que les condenó a perder 79 a 73. Por los derrotados, Phil Forte sumó 12 puntos, pero se quedó en 1 de 7 en triples. ¿Recordáis lo que hemos dicho a lo largo de la temporada sobre Forte y sus rachas de triples? Pues eso.

Coastal Carolina resistió 12 minutos y 38 segundos antes de que Wisconsin, la primera cabeza de serie de esta región,  se le escapase de forma definitiva (86 -72) en su duelo de primera ronda. Los bajitos Chanticleers, sin ningún titular de más de 2 metros, no pudieron frenar a la línea frontal de los Badgers (62 puntos y 22 rebotes entre Frank Kaminsky, Sam Dekker y Nigel Hayes). El trío mantuvo un duelo desigual en segunda ronda contra Joseph Young. Con los puntos de Dekker (17 puntos, 5 rebotes), Kaminsky (16 puntos, 7 rebotes) y Hayes (14 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) Wisconsin abrió distancia en el marcador respecto a Oregon.

Young empezó frío, fallando sus 5 primeros lanzamientos, pero a la que anotó su primer triple no tuvo freno. El escolta le clavó 30 puntos a su rival, aunque estaba en inferioridad de 3 a 1. Los breves momentos en que Jalil Abdul-Bassit (12 puntos, 4 de 5 en triples) y Dwayne Benjamin (8 puntos, 8 rebotes) le acompañaron, los Ducks consiguieron empatar a 52. Cuando le dejaron solo, Bronson Koenig (12 puntos) se sumó al trío de Wisconsin para sentenciar el choque (72-65).

Wesley Saunders (26 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) anotó 15 de los 18 primeros puntos de Harvard en primera ronda ante North Carolina. Su liderazgo, no obstante, no resultó decisivo. Los Tar Heels se fueron hasta los 16 puntos de ventaja en la segunda mitad. Los empollones, con todo perdido, se fueron hacia delante tras una canasta de Siyane Chambers (13 puntos). Con un 3+1 de este jugador loscampeones de la Ivy League se ponían 2 puntos arriba a 1:15 del final tras un parcial de 13 a 31. Dos canastas del freshman Justin Jackson (14 puntos) salvaron del desastre a los de Roy Williams.

Arkansas también se libró por los pelos del upset frente a Wofford (56-53). Fue un duelo a cara de perro en el que los Razorbacks fueron por detrás en el marcador, aunque por pocos puntos, durante muchísimos minutos. Michael Qualls (20 puntos) y Bobby Portis (15 puntos, 13 rebotes) sostuvieron a los suyos en el tramo final del encuentro. La mala noche de Karl Cochran en el tiro (12 puntos pero 2 de 12 en triples) fue un lastre para los Terriers. Cochran falló uno de los tiros de tres de que dispuso su conjunto para forzar la prórroga.

North Carolina se metió en los “Sweet 16” (los mejores 16) superando a Arkansas en su segundo partido del fin de semana (87-78). Marcus Paige (22 puntos, 6 rebotes, 5 recuperaciones) empezó con la muñeca fría fallando 7 de sus 8 lanzamientos de la primera parte. Los Razorbacks salieron en tromba con Michael Qualls (27 puntos, 10 rebotes, 3 asistencias) dirigiendo la ofensiva secundado por los triples de Rashad Madden y Anthlon Bell. Pero los compañeros de Paige se mantuvieron firmes, y llegaron al descanso con ventaja en el marcador, 39 a 36.

Un Bobby Portis (18 puntos, 14 rebotes, 5 recuperaciones) prácticamente inédito durante la primera mitad empezó a anotar en la segunda, pero sin romper la igualdad del encuentro. Hasta que Kennedy Meeks se lesionó la rodilla. Sin su pívot, Roy Williams puso un equipo pequeño en pista. Paige asumió el liderazgo de los Tar Heels, anotando 20 puntos a partir de ese momento, 15 en el parcial de 24 a 11 que decantó el duelo. Justin Jackson (16 puntos) y J.P. Tokoto (13 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) remataron la faena. Tras la victoria, el entrenador de UNC se desmelenó en el vestuario.

La aventura de Sebas Saiz (4 puntos, 5 rebotes, 2 tapones en 21 minutos) en este Madness se acabó en primera ronda frente a Xavier (76-57). Unos cansados Rebels fueron incapaces de frenar a Matt Stainbrook (20 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias) en la pintura ni a Dee Davis en la lejana distancia (17 puntos, 4 de 9 en triples).

Georgia State protagonizó una de las grandes sorpresas de la primera ronda eliminando a la cabeza de serie número 3 Baylor (56-57). A poco menos de tres minutos del final este resultado parecía imposible. Dos tiros libres de Rico Gathers (9 puntos, 10 rebotes) ponían a  Baylor 8 puntos por delante en el marcador a falta de 2:54. Pero el hijo del entrenador de los Panthers no quería que la fiesta acabase tan rápido.

R.J. Hunter (16 puntos, 3 rebotes, 3 recuperaciones) sumó 12 puntos en un parcial de 0 a 13 que dejó a los Bears KO en la lona. Los últimos 3, con un triple a falta de 3 segundos. Ron Hunter, que se había lesionado el tendón de Aquiles tras la decisiva actuación de su hijo en la final de conferencia, se cayó de su silla tras esta canasta de su vástago. En este final enloquecido Baylor tuvo 4 pérdidas de balón, 2 de ellas responsabilidad de Taurean Prince (18 puntos, 15 rebotes).

El viaje de marzo de Georgia State concluyó frente a Xavier (75-67). R. J. Hunter (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) volvió a brillar, pero sus compañeros estuvieron discretos. Por contra, los titulares de los Musketeers encontraron el apoyo de dos hombres de banquillo, Jalen Reynolds (21 puntos, 6 rebotes) y Myles Davis (17 puntos). Reynolds avasalló en la pintura mientras Davis frió a triples (5 de 8) a los Panthers. El equipo de Ron Hunter no fue nunca por delante en el marcador. Aunque en la primera parte pudo contrarrestar los arreones de su rival, en la segunda el acierto de Xavier en los tiros de campo (13 de 16) y su fiabilidad en los tiros libres (22 de 25 global) acabó por sentenciarles.

El sensacional freshman D’Angelo Russell (28 puntos, 6 rebotes) llevó a Ohio State al triunfo en la prórroga frente a Virginia Commonwealth (72-75). El base sólo estuvo en el banquillo 1 minuto, el tiempo necesario para ponerle un vendaje en la ceja tras recibir un codazo de Doug Brooks (14 puntos, 4 de 7 en triples) en el tramo final de la segunda parte. El técnico de VCU Shaka Smart empezó el duelo con su habitual “havoc”, una presión en todo el campo. Tras tener 12 puntos de ventaja, tuvo que renunciar a su defensa característica cuando Russell y el base Shannon Scott (9 puntos, 10 asistencias) le destrozaron la táctica. La igualdad se mantuvo hasta el final, con los Buckeyes aprovechando su mayor acierto en el tiro (49,1% por 38,1% de su rival) y VCU haciendo valer su dominio del rebote ofensivo (13 a 8). Russell se marcó la jugada de la noche, aunque la acción no acabase en canasta.

Arizona pasó el rodillo por encima de Texas Southern (93-72), a pesar de que el entrenador Sean Miller no se mostró nada contento con la defensa realizada por sus jugadores.  En su siguiente partido los Wildcats se vieron superados de salida por sus problemas para atacar la zona 2-3 de Ohio State. Los Buckeyes llegaron a tener 6 puntos de ventaja con un D’Angelo Russell (9 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias) fallón en el tiro (3 de 19) pero autor de alguna asistencia espectacular. Arizona empezó a superar la defensa rival con la velocidad para romper las líneas del base T. J. McConnell (19 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 5 recuperaciones) y la habilidad de Rondae Hollis-Jefferson (11 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias) recibiendo en la línea de tiros libres y conectando desde ese punto con sus pívots, Brandon Ashley y Kaleb Tarczewski. 

La tercera falta en los primeros compases de la segunda parte de Ashley no fue un problema sino una ventaja para los de Miller. El equipo pasó a jugar con 4 “bajitos”. El cuarto triple de Gabe York (19 puntos, 5 triples) tras el descanso les dio 13 puntos de ventaja mientras McConnell enfriaba el ritmo del partido. Con su rival asegurando sus ataques, Ohio State perdió la oportunidad de anotar en transición y se atascó en estático. Thad Matta ordenó cambiar a defensa individual a su equipo, con presión a toda pista los últimos 5 minutos, pero no pudo evitar la derrota por 73 a 58.

El Este, descabezado

El dominio abrumador de Louisiana State en la pintura durante la primera parte de su duelo de primera ronda frente a North Carolina State le dio una ventaja de 14 puntos al descanso. Jarell Martin (16 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias) y Jordan Mickey (12 puntos, 14 rebotes, 6 tapones) campaban a sus anchas, bien escoltados por Tim Quarterman (17 puntos, 9 rebotes, 7 asistencias). A 10:25 del final los Tigers dominaban de 12, tras la última canasta en juego de Martin. Última suya, y de su equipo, que falló sus siguientes 12 lanzamientos. La debacle se completó con un 5 de 13 en los tiros libres. El parcial para la Wolfpack fue de 5 a 18. Una canasta a falta de 4 segundos de Bejaay Anya le acabó dando la victoria a North Carolina State (66-65).

La primera cabeza de serie de esta región Villanova no mostró ninguna compasión ante Lafayette (93-52) en su primer encuentro del fin de semana. Los Wildcats no salieron vivos del segundo, frente a una North Carolina State (68-71) con un ataque muy compensado (4 de sus titulares por encima de los 10 puntos). Su principio de partido ya fue premonitorio, acertando 2 de sus primeros 14 tiros de campo. Sólo las pérdidas de balón de la Wolfpack en estos minutos iniciales (4) evitaron una diferencia difícil de recuperar.

 Tras remontar al descanso, Villanova volvió a las andadas en el inicio de la segunda parte (2 de 12 en sus primeros lanzamientos). Esta vez sus rivales si lo aprovecharon y se escaparon de 12 puntos. Jayvaughn Pinkston (13 puntos, 6 rebotes) y Darrun Hillard (27 puntos, 6 de 10 en triples) intentaron salvar al equipo de la eliminación. Dillard, tras conectar 3 triples en 90 segundos, puso a los Jay Wright a 1 punto. Lástima que sólo faltaba 1 segundo para el final.

Northern Iowa superó en primera ronda a Wyoming (71-54) a pesar de los esfuerzos de Larry Nance Jr (16 puntos, 7 rebotes). Los Panthers ganaban de 21 a 15 minutos del final. El hijo del ganador del primer concurso de mates de la NBA anotó 2 triples, Riley Grabau le secundó con 2 más y Charles Hankerson puso otro. La diferencia se redujo hasta 7 puntos sin que los jugadores de Norhtern Iowa perdieran la calma en ningún momento. Una vez se acabó la racha, volvieron a irse en el marcador.

Más problemas tuvo Louisville para vencer en su primer enfrentamiento a la UC Irvine (57-55) del gigante de 2,28 Mamadou N’Diaye (12 puntos, 5 rebotes). Los correosos Anteaters se mantuvieron pegados a los talones del equipo de Rick Pitino los 40 minutos. Con Montrezl Harrell anulado (8 puntos, 4 rebotes), los Cardinals tuvieron que recurrir a sus exteriores. En el último minuto Wayne Blackshear (19 puntos, 7 rebotes) penetró para anotar ante la torre rival el empate a 55, Quentin Snider (16 puntos, 5 rebotes) puso el marcador en 57 a 55 desde la línea de tiros libres y Terry Rozier (12 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias) provocó una pérdida de pelota en la última posesión de UC Irvine.

Sin embargo, los Cardinals tuvieron un partido mucho más plácido en segunda ronda ante Northern Iowa (66-53). Rick Pitino tenía perfectamente estudiados a sus rivales y especialmente a su mejor jugador, el pívot Seth Tuttle (14 puntos, 7 rebotes). Para frenarlo, hizo salir de titular a Mangog Mathiang y dispuso a sus jugadores en una defensa que mutaba de zona 2-3 a individual y viceversa. Tras unos primeros minutos disputados, a la que Terry Rozier (25 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias) encontró la canasta de los Panthers Louisville pasó a dominar de forma definitiva el encuentro.

Dayton se convirtió en el único equipo de los First Four en superar la primera ronda tras vencer a Providence (53-66). Para los Flyers, que no parecieron notar el cansancio, era su 5 partido en 8 días. Un fallón Jordan Sibert (15 puntos, 3 de 12 en los tiros) y Dyshawn Pierre (20 puntos, 9 rebotes) fueron sus hombres claves en ataque con 15 puntos. Un triple de Pierre puso el 42 a 50 a 4:28 del final. En el tiempo muerto de los Friars, el entrenador Ed Cooley fue sancionado con una técnica por lanzar su silla contra el suelo. El técnico afirma que no fue premeditado, que pretendía animar a sus jugadores, pero lo cierto es que su equipo le perdió la cara al partido de forma definitiva. Aunque si no lo digo reviento: la técnica me parece absurda.

Oklahoma dejó en la cuneta a las primeras de cambio a Albany (66-60). Su entrenador Lon Kruger se convirtió en el primero en ganar un partido del torneo con 5 universidades diferentes. En la segunda ronda frente a Dayton (72-66) se convirtió en el primero en meterse entre los 16 mejores con 4 equipos distintos. Oklahoma abrió las hostilidades ante los Flyers anotando 7 de sus 9 primeros tiros de tres. Los Sooners estaban 12 arriba, pero Dayton aún no tenía ganas de irse a casa y respondió con un parcial de 0 a 15 recuperando 6 pelotas. Los de Archie Miller creyeron que podrían repetir la historia del curso pasado cuando un triple de Dyshawn Pierre les dio 9 puntos de ventaja a 7 minutos del final. Oklahoma bajó el culo en defensa para sumar 16 puntos mientras dejaba a su rival, que falló 8 de sus 9 tiros de campo y regaló 5 pelotas, en 2.

Michigan State dio per acabado su primer partido del torneo antes de tiempo, y eso casi le cuesta la derrota. Los Spartans ganaban a Georgia de 12 a falta de 90 segundos. Un minuto después, sólo ganaban de 4. Denzel Valentine (16 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) anotó sus 6 tiros libres en los últimos 30 segundos para darle la victoria a los de Tom Izzo por 70 a 63.

Belmont, de la mano de Craig Bradshaw (25 puntos, 9 rebotes), le plantó cara a Virginia hasta el final (79-67). Dos triples seguidos del jugador pusieron a los Bruins 2 puntos por debajo a 4:36 del final. Los Cavaliers aseguraron su victoria en los tiros libres, anotando 11 de sus 13 intentos en la parte final del encuentro. La buena noticia para los de Tony Bennett fue la recuperación como anotador de Justin Anderson (15 puntos, 5 rebotes).

Michigan State ha llegado a marzo en su mejor momento del año. Su triunfo en la segunda ronda sobre Virginia (54-60), segunda cabeza de serie del cuadrante, es la prueba evidente. La defensa de los Spartans, aprovechando al máximo su potencial físico para cerrar su aro, desconectó por completo el estilo de ataque de su rival, pausado y controlado. No dejaron pensar a Malcolm Brogdon, y los de Tony Bennett no hallaron la manera de anotar con fluidez. En ataque, los de Tom Izzo vivieron de dos rachas. La primera, en los primeros 20 minutos, de Travis Trice (23 puntos, 3 asistencias). El escolta anotó 13 puntos de una tacada. El marcador pasó del empate a 2 hasta un 15 a 4.

La segunda racha llegó tras el descanso, cuando un Justin Anderson aun falto de forma acercó a los Cavaliers a tan sólo 2 puntos. Denzel Valentine encendió la mecha con un triple y Branden Dawson (15 puntos, 9 rebotes, 4 tapones) entró en ignición con 7 puntos. Michigan State se puso 12 arriba tras otro triple, esta vez de Brynn Forbes. Los últimos 15 minutos del encuentro, con pocas canastas en juego y muchos tiros libres, se hicieron interminables para los Spartans, que administraban su renta, y agónicos para Virginia que no consiguió eliminarla. La lucha de Darion Atkins (10 puntos, 14 rebotes) no tuvo premio.

UCLA, la inesperada superviviente en el Sur

Duke calentó en primera ronda ante Robert Morris (85-56) antes de enfrentarse a San Diego State en la segunda. Los Aztecs habían echado previamente del torneo a una Saint John’s (76-64) que jugó sin su pivot titular Chris Obekpa, sancionado por saltarse las reglas del equipo. El partido de la segunda ronda no tuvo más historia que la que escribieron los Blue Devils (68-49). Jahlil Okafor (26 puntos, 6 rebotes, 3 tapones) dio un clínic anotando 18 puntos en la primera parte. Su superioridad fue casi insultante. El pívot había anotado 9 de sus 11 lanzamientos de campo en su primera actuación del fin de semana. En la segunda acertó 12 de 16. El partido quedo rotó al descanso a pesar de los intentos del conjunto que entrena el veterano Steve Fisher de reengancharse en la segunda parte.

Utah cumplió las previsiones y derrotó a Stephen F. Austin (57-50) en su primer partido de la Locura de Marzo. El pívot austríaco Jacob Poetl fue su jugador más destacado con 18 puntos, 8 rebotes y 5 tapones. Su rival en la segunda ronda, Georgetown, también se ajustó al guión ante Eastern Washington (84-74) con 25 puntos y 8 rebotes de D’Vauntes Smith-Rivera. Una buena racha en los triples le dio a los Eagles el mando en el marcador durante el ecuador de la primera mitad, pero fue un liderazgo fugaz para el equipo del máximo anotador de la Division I, Tyler Harvey (27 puntos).

Diez años después, Utah volvió a colarse entre los 16 mejores de la NCAA tras derrotar a Georgetown (64-75). A los Utes les costó ajustar su defensa al ataque estilo Princeton de sus rivales. Con la inspiración de Jabril Tabrick (10 puntos) y L.J. Peak (18 puntos, 7 de 8 en el tiro) los Hoyas llegaron a tener 11 puntos de ventaja. D’Vauntes Smith-Rivera (12 puntos, 6 asistencias) estaba desaparecido pero el dúo, con la ayuda de Isaac Copeland (14 puntos), lo compensaba. Hasta que Utah ajustó y llegó a puntear los lanzamientos rivales. Un triple de Brandon Taylor (14 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias) ponía a Utah 7 arriba a 2:47. Dakarai Tucker (11 puntos, 5 rebotes) hizo la brecha más grande.

UCLA eliminó a Southern Methodist en el final más controvertido de la primera ronda del torneo. El angoleño Yannick Moreira, intentando hacerse con el rebote, tocó en trayectoria descendente el lanzamiento triple de Bryce Alford (27 puntos, 9 de 11 en tiros de 3). Aunque el tiro no iba dentro, los árbitros concedieron los tres puntos. Los californianos se pusieron tras esta decisión un punto arriba (59-60) a 13 segundos del final. Nic Moore (24 puntos) tuvo dos oportunidades para intentar compensar el error de su compañero, pero falló sus dos lanzamientos.

La Universidad de Alabama – Birmingham hizo añicos todas las apuestas eliminando a Iowa State a las primeras de cambio (59-60). El equipo con la plantilla más joven del torneo le sacó los colores a una de las claras candidatas a estar entre las 16 mejores con un dominio apabullante del rebote (52 por los 37 de su contrincante). El outsider capturó 19 rebotes en ataque, 9 de ellos del jugador de 1,93 Tyler Madison (9 puntos, 11 rebotes). El principio de partido de los Cyclones, con un parcial de 12 a 2, no hacía presagiar su inminente derrota. Pero Robert Brown (21 puntos) empezó a meter sus tiros y UAB llegó al descanso con una ventaja de 3 puntos. La segunda mitad fue igualadísima hasta que 4 puntos de William Lee (14 puntos, 12 rebotes) en el último minuto impulsaron a los Blazers hasta la victoria.

En la segunda ronda UCLA acabó con el sueño de UAB. Los Blazers depositaron sus esperanzas en el gran partido de Robert Brown (25 puntos, 3 asistencias), pero el dominio incontestable bajo ambos aros de Tony Parker (28 puntos con 11 de 14 en los tiros de campo, 12 rebotes, 3 tapones) y una buena dirección de juego de Bryce Alford (22 puntos, 5 asistencias) permitieron a los Bruins clasificarse para el segundo fin de semana del gran torneo del baloncesto universitario.

Aaron White (26 puntos, 6 rebotes) se bastó para eliminar a Davidson (83-52). El versatil alero de Iowa anotó todos los puntos de los Hawkeyes en el parcial de 13 a 1 que dejó el choque visto para sentencia en la segunda parte. Gonzaga tampoco pasó apuros frente a North Dakota State (86-76). En la siguiente ronda los Bulldogs pasaron su rodillo de puntos por encima de Iowa (87-68). El equipo de Mark Few, liderado por Kyle Wiltjer (24 puntos, 10 de 12 en el tiro, 7 rebotes), anotó el 61,5% de sus lanzamientos con un destacable 10 de 16 en triples. Domantas Sabonis colaboró como sexto hombre con 18 puntos y 9 rebotes.


@danielalentomor

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004