2014

29

Diciembre

09:26

Dani Alento

Kentucky se reafirma como favorito ante Louisville

Kentucky cerrará invicta la primera fase de la temporada, la de partidos fuera de su conferencia. Y lo hace como el gran favorito (con permiso de Duke) a ganar el título nacional en marzo tras una importante victoria en la pista de su rival estatal, Louisville.

La dictadura de Kentucky al frente del ranking de Associated Press se mantuvo una semana más. Después de su exhibición ante UCLA, no había motivos para lo contrario. Como tampoco había razones para que Duke, Arizona y Louisville variasen en las cuatro primeras posiciones. El clínic de defensa de Virginia ante Harvard permitió a los Cavaliers relegar a Wisconsin de la quinta a la sexta plaza de la lista. Fue el único cambio del Top 10 que completaron Villanova, Gonzaga, Texas y Kansas.

El salto hacia arriba más grande fue para Notre Dame, que pasó de la posición 21 a la 16 y el batacazo para Ohio State, desde la 12 hasta la 21. North Carolina ha subido hasta el veinteavo lugar, aún en la zona de peligro. Baylor (22), la retornada Northern Iowa (23), Colorado State (24) y Texas Christian University (TCU, 25) reemplazaron en el Top25 a las caídas en desgracia Miami, San Diego State, Butler y Michigan State. La Big 12 es la conferencia con más equipos ranqueados, 7, dos más que la Atlantic Coast.

Este lunes 29 de diciembre quedaban 6 equipos invictos tras las derrotas esta última semana de dos pesos pesados como Arizona y Louisville y de Washington. Dos están en la ACC: Duke y Virginia. El resto de invictos son Colorado State (Mountain West), Kentucky (SEC), Texas Christian University (Big 12), Villanova (Big East). Se mantienen los tres conjuntos que no han vencido ninguno de sus encuentros, ya sea contra rivales de la Division I o de otras categorías: Central Arkansas (Southland), Delaware (Colonial) y Florida A&M (MEAC).

Nuevo golpe de efecto de Kentucky

Kentucky se afianzó de nuevo en su rol de gran favorito derrotando como visitante a su gran rival, la número 4 Louisville (50-58). Fue un duelo muy físico de carácter eminentemente defensivo. Los Wildcats aprovecharon su mayor estatura para dominar el rebote (33 a 46), ahogar en la pintura a la estrella local Montrezl Harrell (9 puntos y 8 rebotes, 6 de ellos ofensivos) y puntear los lanzamientos exteriores de Chris Jones (13 puntos, 3 de 15 en los tiros de campo) y Terry Rozier (15 puntos, 5 de 18 en los tiros de campo).

Louisville, que acabó con un pésimo 25,9% en el tiro, planteó una presión agobiante a toda pista seguida de una defensa zonal muy cerrada con los defensores metiendo muchas manos para negar el potente juego interior de los de Calipari (el número 1 del ranking tuvo 18 pérdidas de balón). La diferencia entre ambos conjuntos es que si bien los dos presentan unos quintetos iniciales temibles, los suplentes de Kentucky igualan en calidad a los titulares. El banquillo de Louisville no tiene la misma profundidad (sólo aportó 3 puntos).

Tyler Ulis, de la segunda unidad de los Wildcats, anotó 12 de sus 14 puntos en la segunda mitad. El base puso a los visitantes 11 arriba a 6:17 del final con 5 puntos consecutivos. Los Cardinals cambiaron su zona por una defensa individual, pero Andrew Harrison les remató con un triple a 4:40 para romper definitivamente el partido. Al final, ambos equipos vieron cortadas sus rachas. Louisville perdió su imbatibilidad en su doceavo partido. Kentucky sigue invicta, pero por primera vez en trece encuentros no ganó por 10 o más puntos de ventaja.

Primera derrota para Arizona

Arizona no pudo celebrar la navidad invicta por culpa de la Universidad de Nevada Las Vegas (71-67). UNLV llevó el partido al terreno físico y superó a sus rivales en el rebote, 46 a 33. De sus 14 rebotes ofensivos nacieron 19 puntos. Los Wildcats llegaron a tener 8 puntos de ventaja en la primera mitad y dos triples consecutivos de Gabe York para romper el encuentro. La respuesta de los Rebels, también en forma de canastas de 3 puntos, llegó de la mano de Rashard Vaughn (21 puntos, 5 rebotes) y Patrick McCaw (13 puntos, 7 rebotes).

Christian Wood (24 puntos, 16 en la segunda mitad, y 10 rebotes) anotó los 8 primeros puntos del equipo local en la segunda parte. Tras un pequeño respiro, volvió a la carga con otros 6 puntos consecutivos para empatar el encuentro a 62 a falta de 5:24 para el final. Y mientras en estos minutos Arizona sólo anotaba uno de sus 10 lanzamientos de campo, Rashad Vaughn sumaba 5 puntos a su estadística personal. Stanley Johnson (13 puntos, 13 rebotes, 7 balones perdidos) se jugó las últimas opciones de los visitantes, que estaban dos abajo, pero perdió la pelota a 2 segundos del final. Y empezó la fiesta en la pista.

Buffalo le plantó cara a Wisconsin, sexta del ranking (68-56). Tras una mala primera mitad para los jugadores de Bo Ryan, los Badgers llegaron al descanso 1 punto abajo. Las penetraciones de sus rivales les estaban matando y sólo Frank Kaminsky (25 puntos, 11 rebotes, 6 tapones) veía canasta con regularidad. En la segunda mitad el panorama cambió por completo. El pívot cerró su aro poniendo todos sus tapones en este período y colaboró activamente en ataque con Nigel Hayes para sumar el parcial de 14 a 0 que les dio la victoria (entre los dos anotaron 12 puntos de estos 14 puntos).

Gonzaga, octavo mejor equipo universitario de los USA para los votantes de AP, estrenó su calendario en la liga regular de la West Coast derrotando un rival peligroso, Brigham Young (80-87).  Kyle Wiltjer (24 puntos, 5 rebotes) anotó los 6 primeros puntos de un parcial de 0 a 12 que puso a los Bulldogs por delante. El equipo que dirige Mark Few no pudo conservar una ventaja máxima de 16 puntos y se llegó al descanso con empate a 43. Kyle Collinsworth (sumó su segundo triple doble de la temporada con 13 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias) puso a BYU 6 puntos arriba en el minuto 4 de la segunda parte. Y entonces Gonzaga rompió el partido a base de triples, 4 de ellos a cargo de Kevin Pangos (21 puntos, 7 asistencias).

Texas y Kansas, dos derrotas más en el Top 10 de la semana

Stanford hizó hincar la rodilla en la prórroga a la número 9 del ranking Texas (71-74). Chasson Randle (22 puntos) y Anthony Brown (25 puntos, 4 de 4 en triples, es el protagonista del vídeo que ilustra este partido) fueron una pesadilla para los Longhorns. El primero, con dos canastas de 3 puntos, ayudó a su equipo a atenuar el primer arreón tejano, y el segundo, con 4 triples prácticamente consecutivos, mantuvo la igualdad al descanso. En el inicio de la segunda parte Brown mantuvo a los Cardinals a tiro de piedra de su rival.

Randle calentó su muñeca en el ecuador de la segunda mitad, dando la iniciativa en el marcador a Stanford. Javan Felix (19 puntos) tuvo que rescatar a una Texas que estaba contra las cuerdas hasta que Jonathan Holmes (14 puntos), que perdió un diente en el duelo sin que ello le hiciera retirarse, forzó la prórroga. En el tiempo añadido, una canasta de Randle a 10 segundos del final dejó a Texas en la tesitura de buscar el triple para empatar. Ni Felix ni Demarcus Holland acertaron.

La pista de los Sixers vio al fin la victoria de un equipo local, aunque no fuera de la NBA (la franquicia de Filadelfia aún no se ha estrenado en su propio pabellón tras 14 partidos en casa). Temple, de la mano del acierto de su tripleta exterior (Will Cumming 19 puntos, Quenton DeCosey 18 y Jesse Morgan 17), derrotó por 25 puntos a la décima del país Kansas (77-52). Su acierto en el tiro (58,3% global con un espectacular 69,2% durante la segunda parte) dio a los Owls el liderazgo en el marcador desde la primera canasta hasta la última.

La número 11 del Top 25 Wichita State fue una de las 8 agraciadas con un viaje a Hawaii para participar en el  torneo Diamond Head Classic. En la final jugada el dia de Navidad (la contrapartida a las vacaciones navideñas en la isla) George Mason superó a los Shockers (54-60) gracias a su zona 1-3-1. Tres triples consecutivos de Ria’n Holland dieron a Wichita State una ventaja de 8 puntos. Los encargados de darle la vuelta a la tortilla para los Colonials fueron el japonés Yuta Watanabe desde la línea de 3 puntos (10 puntos, 4 rebotes) y Kethan Savage en la recuperación de balones (12 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 3 pelotas robadas). Del torneo nos quedamos con este alley oop de la anfitriona Hawaii en cuartos ante Nebraska. La jugada la inicia Quincy Smith y la culmina Aaron Valdes.

Washington también pierde su imbatibilidad

Robert Upshaw, de Washington (13 del ranking), lidera la tabla de taponadores (4,6 por partido) seguido por Chris Obekpa (3,7). El líder de la especialidad colocó 6 (además de 11 puntos y 10 rebotes) la noche que su equipo ganó a Tulane (66-57). El de Saint John’s, diecisieteavo equipo del ranking de AP, no quería ceder más distancia y puso los mismos (que completó con 16 puntos y 8 rebotes) en el triunfo de la Red Storm ante Long Beach State (66-49). El siguiente rival de Saint John’s fue casualmente Tulane (82-57), y Obepkpa añadió 4 tapones más a su lista.

Upshaw mantuvo el pulso con Obekpa poniendo 4 tapones ante Stony Brook (además de sumar 10 puntos y 11 rebotes), insuficientes para evitar la primera derrota de la temporada de su equipo (57-62). Los Huskies ganaban de 16 a poco más de 13 minutos para el final tras una racha de 6 puntos consecutivos de Nigel  Williams-Goss (10 puntos). Pero en los últimos 7 minutos encajaron un parcial de 4 a 17 iniciado con 3 triples de Kameron Mitchell (12 puntos, 4 de 5 en canastas de 3 puntos). Jamel Warney (15 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias, 3 tapones), líder en rebotes de la DI con 12,8 capturas por partido, puso por delante en el marcador a los Seawolves por primera vez en el encuentro cuando faltaban 34 segundos de juego ante la incapacidad de sus rivales para revertir su destino.

Oklahoma, el equipo 19 de la lista de los votantes de AP, batió un récord de la Division I en su triunfo ante Webber State (85-51). Los Sooners dominaban 10 a 4 después de 7 minutos de juego. Jordan Woodard (15 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) abrió y cerró un parcial de 39 a 0, el mayor número de puntos consecutivos encajados por un equipo de la máxima categoría universitaria, para poner un clarísimo 49 a 4 en el marcador a 2:26 para el descanso. La temporada pasada Southern anotó 44 de una tacada pero fue ante Champion Baptist, un equipo independiente de las filas de la Asociación de Universidades Cristianas.

Precisamente Southern fue el rival que intentó amargarle a Baylor su debut como equipo del ranking (22) de esta temporada. Los Bears anotaron su última canasta a falta de poco más de 6 minutos para el final del partido. Su rival, 8 abajo en el marcador, se dedicó a hacerle faltas para parar su juego coincidiendo con el frenesí ofensivo del visitante Adrian Rogers (17 de sus 26 puntos en los 9 últimos minutos). La sangre fría de los jugadores del entrenador Scott Drew, anotando 11 de sus 12 tiros libres, concedió la victoria a los ranqueados (70-66). El debut como equipo del Top25 de TCU fue mucho más plácido, en una de las palizas de la semana a una conocida de los lectores, Grambling State (80-39). Esta vez los Tigers no hicieron internacional a ningún hijo de un exjugador NBA.

Colorado State, penúltima del Top 25, sufrió en su visita a New Mexico State para mantener su imbatibilidad tras trece partidos (57-58). J.J. Avila anotó 5 de sus 19 puntos y capturó 4 de sus 9 rebotes en los 5 minutos de más, que tuvieron un final muy emocionante. El mismo Avila anotó el 57 a 58 a falta de 31 segundos. Ian Baker (12 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias) falló un tiro para los locales, que capturaron el rebote en ataque. Pascal Siakam (13 puntos, 13 rebotes, 4 tapones) erró de nuevo para los Aggies a falta de 5 segundos, pero fue objeto de falta al capturar él mismo el rebote ofensivo. Siakam no acertó en ninguno de sus dos tiros libres y Avila recibió una falta tras hacerse con el rebote defensivo. El jugador de los Rams también falló sus dos lanzamientos de personal a 3 segundos del final.

El susto de la semana

El alero de San Diego State Dwayne Polee protagonizó la imagen más dramática de la semana pasada, cuando se desplomó en la pista durante la primera mitad del partido que los Aztecs vencieron a UC Riverside (61-33). El jugador, que abandonó la pista plenamente consciente, fue trasladado al hospital donde se le hicieron las pruebas médicas pertinentes para averiguar que originó su colapso y evitar complicaciones posteriores. Su entrenador Steve Fisher desveló que Polee ya había vivido un episodio similar durante un entrenamiento de la temporada pasada, un detalle que no había trascendido hasta ahora.


@danielalentomor

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004