2014

11

Julio

00:01

Dani Alento

Lebron y Melo: decisión inminente

Por fin llegó el día 10 de julio. Jugadores y equipos pueden empezar a poner por escrito y firmar de forma válida los acuerdos a que han llegado. Aunque algunos ya lo han hecho, la mayoría de los jugadores más destacados siguen a la espera de la decisión de Lebron James y Carmelo Anthony. Entre ellos, Pau Gasol.

Como ya explicamos la semana pasada, a partir del 1 de julio los equipos tenían permitido iniciar contactos con los jugadores sin contrato (agentes libres) para hacerles sus propuestas de cara a la temporada 2014-15 y siguientes. Pero hasta el día 10 no estaba permitido firmar ningún papel, ni dar validez legal a ninguno de los tratos a la que las partes pudieran llegar.

Durante estos días la NBA se ha dedicado a cerrar las cuentas de la temporada que ha acabado, y a fijar el marco salarial para la siguiente. De ahí la demora  entre el inicio de las conversaciones y su validación definitiva. Hasta que la Liga no determinase el tope presupuestario para los equipos y los salarios de los jugadores, no se podía afinar hasta el último centavo los contratos. Y creedme, más de un equipo va a tener que llegar hasta el límite.

Para la próxima temporada la NBA ha establecido el tope salarial en 63.065.000 dólares y la cantidad a partir de la cual se empieza a pagar impuesto de lujo en 76,8 millones de dólares (en el momento de escribir este artículo 1 millón de dólares equivale a casi 735.000 euros). Respecto a los sueldos de los jugadores, los máximos serán de 14,7 millones para aquellos con hasta 6 temporadas de experiencia, 17,7 para aquellos con entre 7 y 9 temporadas jugadas en la NBA y 20,6 para los veteranos con 10 o más ligas a sus espaldas.

Un inciso respecto al impuesto de lujo. Cinco equipos lo han pagado esta temporada 2013-14. La parte más importante del pastel de la multa la han puesto los Brooklyn Nets, con 90,5 millones de dólares. Sus vecinos Knicks han contribuido con 36,3 millones, muy por encima de Miami Heat (14,4 millones), Los Angeles Lakers (8,9) y la aportación casi “testimonial” de Los Angeles Clippers (1,3). Parte de la cantidad recaudada se ha repartido entre los 25 equipos restantes, con un montante de unos 3 millones por franquicia.

En estas primeras horas después de levantarse la veda de firmas los agentes principales del mercado, Lebron James y Carmelo Anthony siguen sin hacer pública su decisión para la siguiente temporada. Lo que mantiene en ascuas a un buen número de jugadores de la liga, cuya decisión o la de los equipos que podrían ficharles dependerá del destino de estas dos estrellas.

Los primeros en firmar

No obstante, ya se han hecho algunos movimientos, como las esperadas renovaciones de Dirk Nowitzki por los Mavericks (a la baja, 30 millones por 3 temporadas), de Boris Diaw por los Spurs (el pelotón de marines de Popovich, semper fidelis, 22 millones por 3 temporadas), y de Marcin Gortat por los Wizards (60 millones por 5 temporadas). Kyle Lowry seguirá en los Toronto Raptors en un movimiento impaciente. Porque el base era uno de los agentes libres con más posibilidades en estos primeros días de conversaciones, pero no ha querido esperar más y ha preferido asegurar su futuro: unos 48 millones por 4 temporadas.

Los movimientos más dramáticos se han producido en el campo de los agentes libres restringidos, aquellos cuyo último equipo tiene la opción de renovarlos igualando la oferta que acepten de otra franquicia (un equivalente al derecho de tanteo de la ACB). Dos prometedores jugadores han recibido buenas ofertas, y sus conjuntos de origen tienen 3 días a partir de la firma de aceptación de las mismas para decidir si igualan la puja o pierden la subasta.

Chandler Parsons ha recibido una extraordinaria oferta de los Mavericks:  45 millones de dólares por 3 temporadas. Tras firmar la oferta en un bar de copas de Dallas, el alero lo celebró en el mismo local junto con el que podría ser su nuevo patrón Mark Cuban, amigos y familiares. No es para menos. Parsons es un muy buen jugador, completo, que aporta en todas las facetas e inteligente en la pista. Pero su rendimiento hasta ahora en los Houston Rockets no vale ese precio.

Si la oferta fructifica, los Mavericks sólo podrían ofrecer a su sexto hombre, Vince Carter, un sueldo inferior a los 3 millones por curso. A no ser que encuentren otro equipo que les descargue del base Raymond Felton. Sin embargo, el panorama en Houston es mucho peor. Los Rockets intentaban convencer a Chris Bosh de que dejase los Heat, una vez que han asumido que no conseguirán los servicios de Carmelo Anthony. Para ello planeaban ofrecerle el máximo posible. Si renuevan a Parsons, no tendrán espacio para hacer la oferta. Y si le dejan marchar, no están seguros que Bosh finalmente acepte su oferta.

Los Charlotte Hornets ha apostado fuerte por el alero Gordon Hayward, que ha jugado sus 4 temporadas en la NBA en los Utah Jazz. La oferta que le han hecho es como la de Parsons, mareante y algo sobrevalorada: 63 millones por cuatro temporadas. Pero los Jazz, a diferencia de los Rockets, tienen margen salarial de sobra para asumir el nuevo contrato de su mejor jugador de la decepcionante pasada temporada y pujar por algún otro agente libre de segunda línea.

Lebron se debate entre Heat y Cavaliers

Lebron James ha acotado sus opciones a dos equipos, según los últimos bulos: Miami Heat o Cleveland Cavaliers. El Rey James se reunió el miércoles 9 de julio con una delegación de los Heat encabezada por Pat Riley en Las Vegas. Tras el encuentro, el jugador y su agente Rich Paul dieron por terminadas los encuentros con los equipos interesados en ficharle.

 James, con toda la información ya en su poder, tiene previsto reunirse con su familia para tomar una decisión. Que según parece estaría entre intentar revitalizar el proyecto campeón de Miami dándole una segunda oportunidad o sacarse una espina personal liderando hasta un campeonato al joven equipo de su estado natal, los Cavaliers, con el que debutó en la NBA y al que llevó hasta una final (2007).

En Miami ya han llegado a un acuerdo con dos jugadores para la próxima temporada, el ala pívot Josh McRoberts y el alero Danny Granger. Con esto esperan hacer ver a Lebron que están reforzando a la plantilla. En Cleveland, mientras tanto, se han librado del base Jarret Jack para conseguir más margen de maniobra económica. Los dos equipos juegan sus cartas para hacerse con el fichaje más deseado de la liga.

Y aquí volvemos a la encrucijada en que se hallan los Rockets. Si Lebron abandona los Heat, Bosh tampoco permanecerá en el equipo. Aunque los Rockets figuran en el primer lugar para hacerse con sus servicios, la oferta de los Mavericks por Parsons ha desequilibrado sus números. Y deberán trabajar frenéticamente para conseguir aumentar su liquidez traspasando a Omer Asik y Jeremy Lin (cada uno de ellos cobrará 14,9 millones la temporada 2014-15). Por el pívot turco ya podrían haber llegado a un acuerdo con los New Orleans Pelicans. El tema del base está bastante más verde.

Melo sigue deshojando la margarita

Según el agente de Anthony, Leon Rose, la decisión de su pupilo sigue en el aire. Al parecer, además de ponderar las diferentes ofertas que ha recibido, Melo está esperando a conocer con qué equipo firma Lebron James para decidirse. ¿Tal vez quiere evitar jugar en la misma conferencia que el jugador más dominante de la Liga para encontrárselo solamente en una hipotética final?

Al igual que la otra pieza más codiciada del mercado, Carmelo podría tener preferencia por dos ofertas. En su caso una del Este y otra del Oeste. Los Knicks le ofrecen el máximo de 129 millones por 5 temporadas. Los Lakers se acercan a los 100 millones por 4 (y jugando junto con su gran amigo Kobe Bryant). La segunda proposición podría incluir un contrato de Time Warner, sponsor de los Lakers, para Lala Vasquez, la presentadora y pareja de Anthony.

En ambos casos, la decisión del natural de Brooklyn podría condicionar el futuro de Pau Gasol. Porque el jugador ha intentado activamente reclutar al catalán para que le acompañe en su viaje, aún desconociendo el equipo de destino. Aunque Gasol tiene ofertas firmes para emprender el vuelo por libre, y de categoría: Lakers, Thunder, Knicks, Heat, Spurs o Bulls. Todos ellos planean armar un equipo que aspire al campeonato la próxima temporada, uno de los requisitos indispensables fijados por Pau para fichar.

Kobe Bryant ha tomado parte activa en el intento de los Lakers de fichar a Anthony. Y está convencido de que si consiguen su firma, también tendrán la del mayor de los Gasol: “Pau es muy leal, y está es una situación muy dura para él, la de agente libre. Nunca lo ha vivido antes, y mi mensaje es que disfrute del proceso y no se estrese. La bola está en su cancha. Es su decisión. No debe sentir el peso del mundo sobre sus hombros. Creo que si somos afortunados de conseguir a Carmelo, eso le ayudará a decidirse”.


@danielalentomor

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004