El Avenida se une al Ros en la lucha por la Final Four

Se antojaba casi imposible ganar al CSKA, pero cuanto más complicado parece algo, más se crece el Avenida, y aún más si tiene a su lado a la Marea Azul. Resultado, un puesto en cuartos de final, tras un partido histórico

Halcón Avenida 83-74 CSKA Moscú

Fotos del partido

El Halcón Avenida podía hacer historia ante el CSKA y vaya si la hizo. Brindó a sus aficionados el mejor partido que se ha visto en Würburg, al menos en los últimos tiempos...y encima ganó. Las salmantinas superaron a un equipo superior en presupuesto en un choque no apto para cardiacos que se decidió tras dos prórrogas, y las dos forzadas en los últimos segundos por las jugadoras charras. El resultado, un puesto en los cuartos de final de la Euroliga por primera vez en su historia, en el que además le espera el Mizo Pecs, equipo ante el que contarán con el factor cancha.

El Avenida quiso demostrar desde el principio que quería hacerse con la victoria como fuera, y salió con un alto ritmo en ataque que le dio las primeras ventajas (5-0) pero las rusas se repusieron con rapidez aprovechándose de los problemas defensivos de las locales (9-16). El CSKA quería romper con rapidez el partido para repetir el guión del pasado viernes, pero su rial lo impidió, y se enganchó de nuevo al marcador al final del cuarto (17-19).

Una antideportiva de Snow anticipaba lo que depararía el segundo cuarto, aunque en los primeros instantes consiguieran retomar las charras el mando del choque (23-21) después de que las de Igor Grudin no aprovecharan la situación todo lo bien que podían. Tras esto, comenzaba el calvario del Avenida, ya que ni se circulaba bien el balón en ataque, ni se defendía bien (Hammon anotó canastas de todos los colores), ni se cerraba el rebote. La consecuencia, más de diez puntos de ventaja para las rusas (30-42) al descanso que obligaba a una gran remontada a las locales.

Würzburg no quería quedarse impasible, y arropó al equipo en unos momentos muy difíciles, para evitar que el CSKA rompiera definitivamente el partido. Costaba reducir la ventaja, e incluso gracias a Hammon consiguieron aumentarla (36-49), pero cuando más cuesta arriba estaban las cosas, se vio al Avenida de las mejores citas. Para ello hizo falta una defensa impenetrable que hizo que su rival agotara alguna posesión, y se llegaba al último cuarto con opciones (44-51).

Aún faltaba dar un último empujón, pero este tardaba en llegar, y las rusas se mantenían con un ataque de diferencia todo el rato, hasta que Snow a tan solo dos minutos del final demostraba las verdaderas opciones de llevarse el gato al agua (55-56). Becky Hammon supo como responder, y con cuatro puntos consecutivos llevaba la diferencia hasta los cinco puntos (55-60), dejando prácticamente callado al pabellón salmantino. Sin embargo, tras una canasta de Snow, hizo falta en ataque, lo cual provocó su eliminación, y un duro golpe anímico para su equipo. José Ignacio Hernández buscó una jugada para de Mondt, que a medio minuto para el final ponía la igualada (60-60), y entre sus pupilas y Würzburg impidieron una canasta del CSKA, lo que llevaba el choque a la prórroga.

En el primer tiempo extra fue el Avenida el primero en anotar, pero las rusas le dieron la vuelta al marcador, y obligaron a ir a remolque a las charras. El cambio de papeles en cuanto al rebote ofensivo fue clave para permitir que el conjunto perfumero llegara con opciones al final, pues fueron ellas las que parecían contar con un imán en el aro contrario. Lawson inaguruaba el último minuto con una canasta que obligaba al Avenida a anotar otro triple para forzar una nueva prórroga. La jugada no salió como se esperaba, el balón llegó a Snow...pero aún así acabó dentro en un tiro que nadie de los asistentes podrá olvidar jamás.

La alegría inundó las gradas pese a que aún restaban otros cinco minutos, y se contagió a las jugadoras. La que más pareció notarlo fue Isa Sánchez, que supo forzar faltas como ella sola sabe, y llevar la diferencia hasta los cinco puntos (73-68). Las de Grudin se resistían, pero un triple de Isa, y una canasta de Stampalija sentenciaban el partido a falta de un minuto (78-70). El último minuto se hizo eterno, con un carrusel de tiros libres, pero Le´Coe puso sobre la bocina el broche de oro (83-74).

 La estrella: para ganar al CSKA todo el equipo tiene que brillar, y es imposible quedarse con una jugadora, o con un momento (el triple de De Mondt, el de Snow, el de Isa Sánchez...)


@ralonsobartol

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004