La Copa de la Afición I: Spar Citylift Girona- Valencia Basket

Aprovechando que por fin la Copa es en formato de 8 equipos, queremos desde enCancha homenajear a las 8 aficiones presentes. Para ello hemos hablado con Bernat (Girunins) y con Nico y Esther, aficionados muy fieles de Valencia Basket.

Una década ha pasado desde la Copa de la Reina de Salamanca 2009, última edición en la que estuvieron presentes 8 equipos. Después de muchas Copas descafeinadas primero con 4 equipos y después con 6, por fin se vuelve a Copas de la Reina de 8 equipos, dando además un paso adelante alargando hasta 4 días la competición con el mismo sistema que en las exitosas Copas que organiza la ACB.

Por ello, hemos pensado en enCancha que era un buen momento para homenajear a las 8 aficiones de la Copa de la Reina, mostrando como poco a poco va aumentando el apoyo al baloncesto femenino en distintos lugares de España. Nuestro homenaje que constará de 4 artículos (uno por enfrentamiento), comienza con Spar Citylift Girona y Valencia Basket y para eso hemos hablado con Bernat (Penya Girunins) y con Nico y Esther, aficionados muy fieles de Valencia Basket.

 

Girunins, la Penya de animación de Spar Citylift Girona.

Hablar de afición y Spar Citylift Girona pasa por hablar de Girunins, la Penya de seguidores del equipo catalán. El nombre, como bien nos confirmaba Bernat, miembro de la Penya viene de mezclar el gentilicio de la ciudad en catalán (gironi), con el nombre del club (UNI Girona). El mismo nos hablaba de los orígenes de la Penya:

Hace unas cuantas temporadas hubo una primera intentona a raiz de la temporada que se ganó la Liga, pero quedó un poco frenado. La temporada pasada volviendo de una Copa en la que hubo bastante gente y se llenaron autobuses, diferente gente que asistíamos desde hace varias temporadas decidimos intentar hacer hacer un poco de grupo y animar un poco más en los partidos. Girona tiene una gran asistencia, cada vez más, es una ciudad muy de baloncesto, pero la gente es un poco fría, somos catalanes, nos gusta mucho ir a ver, pero nos cuesta animar”. Estamos muy contentos porque cada vez la gente nos va siguiendo más y la afición está más conectada con el equipo y eso se nota y que las jugadoras agradecen y nosotros desde el pequeñito grupo que somos poder hacer que algunas veces las 2.000-3.000 personas que llenan el pabellón se arranquen y animen está muy bien y ayuda al equipo. En la Penya somos unos 20. En partidos importantes estamos todos y a veces se suma más gente, en otros por temas de horarios somos 10-12.”.

Le preguntamos por el título de Liga como punto de inflexión del club:

La verdad es que el título de Liga es un punto de inflexión. El año que se ganó la liga eramos 700-800 abonados y la temporada siguiente se pasó a 1.500. Tras desaparecer el equipo masculino, el Uni ha supuesto para muchos aficionados un reenganche, vuelve a haber baloncesto en la ciudad, es femenino pero da igual, vamos a ver que se cuece por Fontajau. Cuando la gente va a Fontajau y ve a las chicas ve que hay espectáculo, baloncesto y diversión y se fidelizan".

Hablamos del apoyo de instituciones poniendo como muestra la Copa 2017.

Estamos en una ciudad de 100.000 habitantes y hay apoyo de las Instituciones. El club ha conseguido que las instituciones se fije en el como un embajador de la marca Girona por todo el territorio nacional y por Europa. Las instituciones ven una clara apuesta por el deporte en Girona en general."

También hablamos sobre la plantilla, tras algunos años con muchas jugadoras extranjeras, ahora con más jugadoras nacionales que facilitan la implicación con el equipo.

Estamos muy orgullosos de nuestro director deportivo (Pere Puig), el crack del club que con pocos recursos ha ido conformando unas plantillas buenísmas año tras año. Es verdad que desde hace dos temporadas ha habido cambio de presidencia y una fusión de los equipos base con la escuela de baloncesto GeiEG, el club deportivo más grande de Girona, club que tiene muchos deportes. Los equipos de base han mejorado mucho y hay una apuesta clara por la base. La entrada de Roso Buch y Helena Oma, que aportan ganas y juventud más la veteranía de Nuria Martínez y Laia Palau hacen que nos podamos identificar mucho y veamos una base de jugadoras “de nuestra casa”. Con ellas Roso Buch y Helena Oma están evolucionando y mejorando muy rápido y creemos que es por tener a estas jugadoras casi como segunda entrenadora. Eso nos encanta y vemos que puede haber mucho futuro aquí.

Por último hablamos de las expectativas de cara a la Copa de la Reina:

Como afición, nuestra expectativa es simplemente la Copa. Tenemos este título en el punto de mira desde hace tiempo. Todos sabemos que la Copa es algo mágico, algo especial, ese fin de semana donde es puro baloncesto. Se juntan todos los equipos, todas las aficiones y son días de baloncesto en estado puro. Es una competición superatractiva y que cualquier club quiere ganarla. Para nosotros es un título que nos hace especial ilusión y pensamos que llegamos en un punto ideal para poder competir por ello. Lo que como aficionados queremos es que las jugadoras den todo en la pista y si ellas dan el tope estamos satisfechos. Pero ya que nos vemos con posibilidades nuestro sueño sería ganarla. Es verdad que hay una subida de nivel importante esta temporada. A veces los resultados engañan, los partidos se deben pelear mucho. Equipos como Cadi La Seu, todos los vascos en general vienen apretando fuerte, son equipos muy duros. Va a ser una Copa muy competida y peleada. Tanto Girona como Avenida están teniendo problemas en muchos encuentros. Va a ser una Copa muy interesante, dura y competida”.

 

 

Nico y Esther, los aficionados más fieles de Valencia Basket.

Cuando decidí hacer un homenaje a las 8 aficiones presentes en la Copa de la Reina, siempre tuve claro quienes iban a ser los protagonistas en lo referente a la afición de Valencia Basket.

Nico E. Olmeda y Esther L. Flores se cruzaron conmigo como tantos otros aficionados al baloncesto femenino hace aproximadamente una década, en los años gloriosos de Ciudad Ros Casares. En 2012, el equipo desaparecía de la élite y la inmensa mayoría de la afición desaparecía con el club. No todos, en mi caso esporádicamente acudía a ver al Ros Casares que después acogería en su seno Valencia Basket a encuentros de Liga Nacional para ver a las Laura Chahrour, Virginia Sáez, Rebeca Cotano, Esther Diaz, etc. o a ver eventos tipo Final 4 Junior Valenciana. En casi todos esos eventos me encontraba con Esther y con Nico. Después con equipos valencianos en LF2, primero Picken Claret y después Valencia Basket era habitual ver a esta pareja en los distintos pabellones. Ahora Valencia Basket tiene una masa social de unas 2.500-3.000 personas que habitualmente pueblan la Fonteta, pero hace apenas un par de años eran 100-200 personas las que iban a la Malvarrosa a ver al equipo en LF2 y raro era el encuentro al que ellos fallasen.

Comenzamos preguntando a Nico como veían ese cambio desde Liga Nacional hasta Liga DIA.

Es un cambio superespectacular, de tener un equipo de cantera, con el cuáltambién hemos disfrutado mucho, ha sido otra visión del baloncesto y ahora volvemos un poco a lo que ya conocíamos de lo que era el Ros con jugadoras extranjeras y algunas de la casa que están siendo fundamentales”. Esther insistía en que lo viven “Con mucha emoción porque la Liga Femenina es la Liga Femenina, seguimos viendo a las de la cantera, hemos recuperado a valencianas que ya estaban en el Ros y te ilusionas mucho. Una gozada”.

Hablábamos con Esther del vínculo especial que se les ha creado con las jugadoras de la casa como Esther y Rebeca:

Rebeca, Esther e Irene, las hemos visto desde que tenían 12,13 años, en junior, hemos estado mucho con ellas en campeonatos, conocemos a los padres, les tienes cariño ya”.

Les preguntamos por el tiempo que llevan siguiendo el baloncesto femenino y Nico nos decía lo siguiente:

El baloncesto femenino lo seguimos de toda la vida, pero de ir a la cancha empezamos en los playoff por el título de la 2003-2004 que el Ros Casares ganó la liga, pero antes lo veíamos en televisión al Dorna Godella”.

No van a la Copa de la Reina pero han estado en bastantes ediciones y les preguntamos por el ambiente que se vive en el evento:

El ambiente en la Copa de la Reina es único. 8 aficiones, últimamente eran 4 y es muy bonito. Desde el punto de vista de Valencia Basket estamos habituados a ir con el Ros Casares, siempre estábamos habituados a ir de favoritos y a que si no ganábamos era un fracaso y ahora es todo lo contrario. Cualquier cosa que se haga como ganar a Girona sería todo un éxito”.

Hablábamos también de las expectativas con el equipo hasta final de temporada.

Los objetivos más o menos se han ido cumpliendo, estar entre los 6-7 primeros y ahora sería genial poder quedar cuarto”.

También hablábamos del cambio de masa social.

Eso se ha notado mucho, al estar detrás Valencia Basket, el club arrastra y casi llenamos la Fonteta en partidos de baloncesto femenino, algo que no veíamos desde aquella Copa de 2006. Y la Copa como antes decía Nico, para mi es lo más bonito, ni la Liga, ni los playoff. Distintas aficiones en la misma ciudad, saludarse, comer algo juntos, es algo muy bonito”.

 


@Groucheste

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004