FIBAWWC2018: Yo ví jugar a Liz Cambage

A apenas unas horas de finalizar el Mundial 2018, la pívot australiana Liz Cambage es al 99.99% la MVP del Campeonato del Mundo de Tenerife. La pívot australiana ha anotado más de un punto por minuto dejando una sensación de dominio sin precedentes en los últimos años.

En ocasiones, aquellos que amamos el baloncesto, tenemos la suerte de poder ver a jugadoras dominando una competición o simplemente un encuentro a su antojo dejando imágenes en nuestra retina que no olvidaremos en nuestra vida. En mi caso recuerdo especialmente un encuentro de la entonces Liga Nacional Femenina entre Dorna Godella y BEX con 48 puntos de Teresa Edwards en 1994, la impresionante Final Four de la Euroliga 2010 de Diana Taurasi con 37 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias en la semifinal ante UMMC Ekaterinburg rematados con 29 puntos y 6 rebotes ante mi equipo de entonces (Ciudad Ros Casares). Cuando terminó el encuentro no nos quedó más remedio que levantarnos y aplaudir a una jugadora irrepetible. Otro ejemplo sería la Copa de Girona 2017 con una segunda parte para el recuerdo de Silvia Domínguez.

Pero todos estos ejemplos son exhibiciones realizadas por jugadoras que aprovechaban su talento para conseguirlo. El caso de Liz Cambage es una mezcla de talento con una superioridad física abrumadora.

Antes del partido de España, Australia había logrado vencer cómodamente a todos sus rivales (Nigeria, Argentina, Turquía y China) con una exhibición tras otra de la pívot de las Opals. Y ayer contra España pudimos ver una nueva exhibición de la jugadora.

Hay datos abrumadores. La jugadora ha anotado más de un punto por minuto en todos sus encuentros:

  • Nigeria. 26´21”. 34 puntos. 12 rebotes, 4 tapones. 38 de valoración.

  • Argentina. 17´24”. 24 puntos. 7 rebotes, 4 tapones. 24 de valoración.

  • Turquía. 18´51”. 25 puntos, 7 rebotes, 4 tapones. 29 de valoración.

  • China. 19´5”. 20 puntos, 9 rebotes, 3 tapones. 25 de valoración.

España intentaba todo lo posible para sacar del partido a una pívot australiana que tiene cierto historial de desconexiones en encuentros a lo largo de su carrera. Por momentos España lograba pararla con muchas manos y mucho contacto por medio sobretodo de “Las Lauras” logrando que cometiera su segunda falta. Incluso el público hacía su trabajo tratando de desconcentrarla y sacarla de partido. Pero ni aún así. La australiana dejaba un inicio de cuarto para el recuerdo en el que daba la vuelta al encuentro y terminaba por ser determinante ante una España que rozaba la gesta con los dedos. La dictadura del dato, es una vez implacable con la jugadora australiana. 33 puntos, 15 rebotes, 4 tapones y 41 de valoración en 30´51”.

 

Unos cuantos datos.

La jugadora promedia 27.2 puntos por encuentro. Esa cifra sólo la ha superado en la historia de los Mundiales una jugadora, la leyenda brasileña Hortencia Marcari quien promediaba 29 por partido en 1983, 31.5 en 1994 y 27.6 en 1994. La cubana Leonor Borell se acerca con 26.7.

Tomando como referencia 1994, primer campeonato del que disponemos en el archivo de FIBA de datos de minutos por encuentro, sólo una jugadora ha logrado anotar 1 punto por minuto (con un número relevante de minutos). Hablamos de la australiana Lauren Jackson, que en el Mundial de 2004 anotaba 208 puntos en 204 minutos.

La cifra que acumula Liz Cambage hasta el momento es de 136 puntos en 113 minutos, por lo que salvo catástrofe en la final va a superar ese porcentaje de anotación por minuto.

No superará eso sí otro récord, el de porcentaje de tiros de 2 al final de un campeonato. Sencillamente, ese récord es de otro planeta, aunque sí puede colocarse entre las mejores de la historia.

Comenzando también nuestro análisis desde 1994 y buscando porcentajes mayores al 65% tenemos:

  • Haixia Zheng (China). 91/109. 83.5% en 1994. Récord directamente de otra galaxia el de la gigante asiática.

  • Isabelle Fijalkowski (Francia). 58/79. 75.3% en 1994.

  • Alessandra Oliveira (Brasil). 56/78. 71.8% en 1998.

  • Alessandra Oliveira (Brasil). 56/79. 70.9% en 2002.

  • Daliborka Vilipic (Yugoslavia). 36/55. 65.5% en 2002.

  • Penny Taylor (Australia). 39/57. 68.4% en 2006

  • Brittney Griner (Estados Unidos). 30/45. 66.7% en 2014.

La pívot australiana lleva hasta el momento 53/77 un 68.8% que de mantenerlo le permitiría rondar el Top 5 en esta clasificación.

 

Odiosa como rival, adorable en tu equipo.

Ayer, el público la tomó con una pívot australiana que por momentos lo provocó. Es parte del Show que montan jugadoras que podríamos considerar provocadoras o tribuneras. Lo hemos visto a veces en otras como Erika De Souza o la misma Diana Taurasi mientras en el baloncesto masculino tuvimos el más claro ejemplo en Drazen Petrovic. Es parte del espectáculo, cuando lo hacen con el equipo rival odias a estas personas y cuando lo hacen en el tuyo los amas.

Lo único claro es que como espectador nos dan un espectáculo digno de admiración. Ayer decía al acabar el partido lo que pienso, cuando el rival es mejor que tu le aplaudes y te vas para casa.

Además Liz Cambage es de esas jugadoras que cuando termina el partido se transforma. Acaba el partido y olvida lo que ha pasado dentro y se va a dar la mano a los rivales. Gane o pierda suele hacerlo. Además contra Turquía tuvo un detalle precioso con el público que los presentes no olvidaremos, cuando se quitó las zapatillas y las regaló a niños del público que daba colorido al pabellón.

En resumen, dentro de 20 años, los presentes en Tenerife podremos decir “Yo ví jugar a Liz Cambage”.


@Groucheste

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004