Españolas en la NCAA (Parte II): “Las veteranas”

Seguimos nuestro repaso a las españolas en la Division I de la NCAA con las jugadoras que ya disputaron en años anteriores la NCAA Division I. Así hablaremos de jugadoras que llevan ya 1,2 o 3 años jugando en esta division.

Hace unos días comenzábamos nuestro ya tradicional repaso a las españolas en la NCAA con aquellas jugadoras que llegan por primera vez a la NCAA Division I, bien directamente desde España, desde High School o desde Junior College. Ahora continuamos repasando las jugadoras que ya conocen la Division I.

 

Las senior.

Las senior son las jugadoras que terminan ciclo universitario esta temporada. En el caso de las españolas no son muchas pero lo cierto es que alguna de ellas es de gran nivel.

  • JUDITH SOLÉ (Duquesne Dukes). La pívot catalana Judith Solé termina este año ciclo universitario. Al igual que las hermanas Tellez, las Solé también compartirán equipo este año. Judith no ha tenido excesivo protagonismo en la pasada temporada. En cuanto a Duquesne compite en la Atlantic 10, donde son uno de los equipos punteros (4 de 14 en el ranking previo). Las Dukes son un equipo con muchas jugadoras europeas (6).

  • SARA ZARAGOZA (Portland Pilots). La pívot formada en Movistar Estudiantes es otra de las que finaliza ciclo. Suplente en el equipo ha disputado a lo largo de su carrera unos 10 minutos por encuentro. Portland como el peor equipo de la WCC Conference.

  • MARY CUEVAS (Towson Tigers). La menos conocida de nuestras senior es esta pívot hispano-dominicana. Tras pasar por un JUCO se hizo un hueco en Towson disputando casi 20 minutos por encuentro promediando 4.9 puntos y 6.1 rebotes. Towson es uno de los equipos más flojos (de acuerdo a los preseason polls) de los que disputan la CAA.

  • LAIA FLORES (USF Bulls). Sin duda “la joya de la corona” de entre las senior españolas. La base catalana habrá que seguirla muy de cerca porque es posible que muchos equipos de Liga DIA quieran tenerla el año próximo en sus filas. Es la base titular de un equipo habitual en March Madness y segundo más potente de una conferencia que cuenta con la Universidad de Connecticut.

  • CRYSTAL SIMMONS (Morehead State Eagles). Pese a que este año debía terminar su ciclo universitario, a Crystal le quedará un año más tras pedir el transfer a Saint John´s. No podrá jugar este año al ser considerada redshirt, pero le restará todavía un año más de elegibilidad.

 

Las junior.

Las junior o jugadoras de tercer año cuentan tanto con jugadoras que llevan dos años en NCAA Division I, como con jugadoras llegadas de Junior College (que ya las repasamos en el anterior artículo.

  • CARMEN GRANDE (Ball State Cardinals). Llegó a NCAA sin hacer ruido tras un paso discreto por Rivas, pero en NCAA está firmando una carrera brillante hasta el momento. Base titular (31 minutos para 7.3 puntos y 7.6 asistencias) se espera siga llevando la manija de un equipo que disputa la MAC conferencia en la que son uno de los equipos más importantes.

  • MARTA HERMIDA (Boise State Broncos). Marta también es una jugadora importante en su equipo (24.2 minutos para 8.5 puntos y 4.2 rebotes). La escolta internacional en selecciones de formación competirá en la Mountain West, conferencia donde son el máximo favorito al título por encima de Wyoming.

  • LAIA RAVENTÓS (Charlotte 49ers). Otra de las referencias de la generación del 97 que disputará su tercer año en NCAA I. La base catalana está asentada como titular y ha promediado 8.3 puntos y 4.6 asistencias en 30 minutos. Disputará una conferencia de nivel medio en la que ocupan el cuarto puesto en el ranking previo.

  • CARMEN TELLEZ (Eastern Illinois Panthers). Tras un año sin apenas minutos, el año pasado se hizo un hueco importante en la rotación (16 minutos por encuentro). Ahora además tendrá a su hermana Camino como compañera de equipo. Eastern Illinois compite en la OVC, conferencia de nivel bajo y de la que son a priori una de las peores universidades.

  • CECILIA MUHATE (Ole Miss Rebels). La pívot madrileña se ha hecho un hueco en la rotación disputando unos 10 minutos por encuentro. El nivel del equipo no es demasiado alto (al menos de acuerdo a los rankings previos), si bien la conferencia SEC sigue siendo una de las más fuertes.

  • MARÍA MARTIAÑEZ (Oral Roberts Golden Eagles). La ala-pívot, internacional en selecciones de formación es una jugadora fundamental en Oral Roberts (31 minutos promediando 12.3 puntos y 7.2 rebotes). Puede ser el año de su consagración peleando por entrar ente las mejores al menos de su conferencia. María aparece en algunas previas en el segundo mejor quinteto de la conferencia.

  • MAITE CAZORLA (Oregon Ducks). La base canaria es sin duda una de las jugadoras en las que más interés prestaremos este año. En primer lugar porque es una de las referencias del baloncesto español en NCAAW. En segundo por el nivel de su equipo, situado en los principales rankings en el puesto 11 de todo el país. Jugará al lado de una jugadora llamada a hacer grandes cosas en el baloncesto mundial (Sabrina Ionescu).

  • CLARA CHE (Providence Friars). La base valenciana ha logrado hacerse un hueco importante en el equipo merced a sus buenos porcentajes de tiro exterior (40% triples) y a su inteligencia en la pista (7.3 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias en 30 minutos. Providence compite en el Big East equipo donde son de los peores equipos lejos de Marquette o DePaul.

  • CLAUDIA QUEVEDO (Radford Highlanders). Sería su último año de no ser por la grave lesión de hace dos años. Plenamente recuperada el año pasado ya disputó 29 minutos por encuentro (5.5 puntos).

  • CANDELA ABEJÓN (USC Trojans). Con apenas un papel testimonial en sus dos años, Candela afronta su tercer año con las míticas USC Trojans. Lejos del equipo que maravillaba en los 80 aparecen octavas en los rankings previos en la PAC-12. Ahora bien, dado el nivel de la Conferencia (a día de hoy seguramente la más fuerte) pensar en jugar March Madness no es ni mucho menos una utopía.

  • MARTA GÓMEZ y CLARA TAPIA (Wyoming Cowboys). Las dos españolas afrontan su año junior en Wyoming después de un año en que fueron importantes en el equipo. Marta disputó 24 minutos por encuentro (8.8 puntos y 3 rebotes) mientras la base Clara Tapia llegaba con 3 años de elegibilidad tras un año en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y lograba hacerse con la titularidad promediando 6.2 puntos y 4.5 asistencias en 30 minutos.

  • ALLISON JOHNSON (Georgia State Panthers). Tras dos años en Kennesaw State, la asturaiana Allison Johnson recala en Georgia State, universidad en la que estará un año sin jugar por normativa de traspasos pero en la que todavía le restarán dos años de elegibilidad (18-19 y 19-20).

 

Las sophomore.

Muchas son las jugadoras a las que les restan tres años de elegibilidad en su universidad:

  • LUCÍA ALONSO (Arizona Wildcats). Una de las muchas buenas bases españolas en NCAA, Lucía se hizo con un puesto de titular en Arizona disputando casi 30 minutos por encuentro en su primer año. No juega en una universidad de un nivel muy alta pero si es cierto que compite en la PAC-12, la mejor conferencia del momento.

  • NAIRA CÁCERES (Butler Bulldogs). Tras un año en Maine, es de las muchas jugadoras del equipo que ha solicitado el transfer. Por ello no podrá jugar este año aunque seguirán restandole tres años de elegibilidad a la alero canaria.

  • INES MATA (Chicago State). Tras un año como redshirt, después del traspaso desde Marquette, la ala-pívot madrileña regresará a las pistas en una universidad de nivel muy bajo que disputa la WAC, conferencia en la que ocupan el último puesto del ranking.

  • LAIA SOLE (Duquesne Dukes). Al igual que la antes mencionada Naira Cáceres, Laia ha solicitado el transfer desde Maine. Pese a su buen primer año (9.4 puntos y 3.6 rebotes en 24.6 minutos), la jugadora marcha a Duquesne donde coincidirá con su hermana Judith, aunque no podrá jugar este año por la normativa de traspasos.

  • ANA HERNÁNDEZ (Hofstra Pride). La escolta canaria se hizo un hueco en la rotación de Hofstra en su primer año con rol de especialista en el tiro de 3 y anotando 5.4 puntos en apenas 10 minutos por encuentro. Hofstra disputa la CAA donde son un equipo de nivel medio.

  • ESTEFANÍA ORS e IRENE VICENTE (Idaho State Bengals). Desigual primer año para estas dos españolas. Mientras la exterior castellonense Estefanía Ors se hacía muy pronto con un rol importante (6.4 puntos en 23.8 minutos), Irene apenas disputaba 4 minutos de media por encuentro. Las Bengals compiten en la Big Sky conference donde ocupan puestos medios en los rankings previos.

  • BLANCA MILLAN (Maine Black Bears). De las muchas españolas que recalaron en Maine el año pasado, la única que queda es la alero gallega. Blanca fue fundamental el pasado año (8.6 puntos y 2.9 rebotes en 27 minutos) y se espera sea de las referentes en un equipo que disputa la America East Conference donde ocupan posiciones intermedias en el ranking.

  • MONTSERRAT BROTONS (Oral Roberts Golden Eagles). La pívot valenciana Montserrat Brotons disputará su segundo año después de promediar 4.5 puntos y 2.6 rebotes en la primera temporada. Junto a María Martiañez pelearán en la Summit Conference donde Oral Roberts parte como cuarto favorito.

  • PALOMA GRAGERA (Presbyterian Blue Hose). Tras un año con un papel testimonial en Stetson la jugadora ha solicitado el transfer marchando a esta universidad poco conocida de la Big South donde pasará un año sin jugar.

  • CARLA BIEG (Seattle Redhawks). Tras un año con un papel testimonial, la base catalana buscará hacerse con un hueco en la rotación de un equipo que compite en la WAC Conference donde de acuerdo a los rankings son uno de los aspirantes a un título que da acceso al March Madness.

  • ANGELA VENDRELL (UAB Blazers). La 3-4 alicantina tuvo pocos minutos en su primer año. Pese a ello la jugadora está muy a gusto allí y espera hacerse un hueco esta temporada en la rotación. UAB Blazers compite en la Conferencia USA donde estan en un nivel medio.

  • ANGELA COELLO (Winthrop Eagles). La pívot gallega logró jugar bastantes minutos en su primer año en USA (24 minutos para 5 puntos y 4 rebotes). Winthrop es eso sí una universidad de nivel bajo (última en los rankings) de una conferencia débil como el Big South.

 

IHO LÓPEZ (Florida State Seminoles). Un caso especial.

Pese a no ser su primer año en la universidad, el año pasado Iho López fue redshirt en Florida State, por lo que pese a poder entrenar (y por supuesto estudiar) con la universidad la pívot no jugó el año pasado por lo que le quedan los 4 años de elegibilidad en las Seminoles, un buen equipo con jugadoras como Shakayla Thomas que debe estar en March Madness.

 

 


@Groucheste

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004