2019

9

Abril

23:42

Pablo Martínez

El Valencia golpea primero en la final de la Eurocup

EL equipo taronja se avanza , en esta serie con esperanzas de ganar en tierras alemanas El encuentro acabo 89-75 , con una fonteta a rebosar.

Fotogalería del partido (Cipriano Fornas)

Había ganas de final, ni la lluvia pudo con los 200 aficionados que recibieron de una forma calurosa, a los jugadores en la entrada al pabellón. La euforia taronja, trasladaba  fronteras con  la mente puesta en el partido de hoy y con otra puesta en el partido del viernes en Alemania.  Antes del partido hubo tifo y para la sorpresa de algunos, una globotá.

Sexta final, para el Valencia Basket  que jugará primer de esta eliminatoria  al mejor de tres en la fonteta, el segundo asalto el viernes en Berlin. El equipo esperaba mostrar una mejor versión y aprovechar su fortaleza en casa (ha cosechado 10 victorias como local en la competición  europea). Un triunfo supone dar el primer, para la conquista de una nueva Eurocup.

Jaume Ponsarnau cuenta con la ausencia de Guillem Vives (desgarro  en la unión miofiscal de los músculos sartorio y aductor de su pierna derecha) y con el descarte técnico habitual de Sergi Garcia , el capitán  Rafa Marínez que era duda hasta última hora se apuntaba a la cita.

Nueve años después el Alba de Berlín volvía a verse las caras con el conjunto taronja en una final.  Con viejas caras conocidas, como la de Luke Sima.

 Tardaron en llegar los primeros puntos del partido, pero fue desde la línea de tres, primer tiple del partido para Giedraitis, que tuvo una rápida respuesta del Valencia Basket mediante Joan Sastre. No sirvió de mucho porque otra vez de dos se avanzaba el Alba de Berlín. Will Thomas igualaba las fuerzas con el segundo triple del partido que se mostraba férreo en la faceta defensiva. Con el apoyo constante del público de la fonteta, el equipo conseguía llegar con ventaja al segundo cuarto ( 20 -13).

Manteniendo la línea, la misma dinámica comenzaba el segundo cuarto.  Los hombres de Ponsarnau forzaban las faltas de los hombres interiores del equipo de Aitor García, esto no sirvió  para prolongar la ventaja si no para que el equipo se relajase. Se vio reflejado en el marcador, que una ventaja de siete se acabo diluyendo hasta cuatro puntos de diferencia (41-38).

Tras el paso vestuarios, el choque seguía igualado  pero la fortuna cayó del lado local y con  la máxima renta del partido (deiz puntos), no le quedaba más remedio al entrenador del conjunto visitante, Aitor García, que pedir tiemño muerto para parar la sangría. El vendaval de los hombres de Ponsarnau  seguía sin tregua, sin cesar y no consiguió para el parcial de 30- 15 en  tercer cuarto.

El último cuarto, con ventaja para el conjunto locales  que volvía a insistir desde la línea de tres, pero esta vez con menos fortuna. Esto ayudaba al equipo alemán a hora de recortar puntos, el público de la fonteta era consciente de ello, por eso animaba. El americano Luke Sima veía la cuarta falta personal, a tan solo una de ver la quinta e ir a vestuarios. Bojan Dubjlevic, despertaba a la fonteta  y prácticamente encarrilaba la victoria.

El equipo jugará a las 20:00  el próximo viernes 12 de abril, será el segundo asalto de  esta final,en tierras alemanas, quien sabe si el último y definitivo partido.


@pablopablomb

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004