2017

27

Abril

01:35

Javier Ramos López

Real Madrid vuelve a tomar ventaja (2-1)

El Real Madrid venció en el tercer partido de la serie que le enfrenta al Darussafaka Dogus turco y recupera el factor cancha. El equipo de Pablo Laso dominó el encuentro de principio a fin con una aportación colectiva muy destacable.

Darussafaka 81 – 88 Real Madrid

Tras la derrota en el segundo partido disputado en el WiZink Center el pasado viernes, el Real Madrid se rehizo en el momento más caliente de la temporada. Una derrota hubiera significado quedarse al borde del KO con un partido por jugar en una de las canchas más complicadas de Europa. Pero, en los escenarios más difíciles, el Real Madrid responde.

El conjunto de Pablo Laso mostró una imagen muy diferente a la mostrada en los dos partidos anteriores. Los blancos salieron mucho más enchufados y completaron un primer cuarto sobresaliente. A los 8 minutos, ya dominaban por 11-25 (+14). Esta ventaja permitió al Real Madrid controlar los tiempos del partido, llegando a alcanzar en el tercer cuarto una máxima diferencia de +19 (49-68).

Sin embargo, los locales nunca tiraron la toalla. El equipo de David Blatt supo aprovecharse de la relajación mostrada por el Real Madrid entre los minutos 29 y 35 para acercarse peligrosamente en el marcador. En ese intervalo de 6 minutos, Darussafaka Dogus recuperó una desventaja de 16 puntos y se colocó a tan solo 3 de su rival (74-77). La tendencia ascendente de los locales hacía prever un reñido final entre ambos conjuntos. Pero la experiencia se impuso y el Real Madrid cerró el partido con sendas canastas de Jaycee Carroll, Gustavo Ayón y Sergio Llull (81-88).

El entrenador de Darussafaka Dogus, David Blatt, destacó que la mala defensa de los suyos en la primera parte influyó de forma determinante en el devenir del partido:

“No hemos jugado todo lo bien que podríamos en la primera parte como para poder tener la oportunidad de ganar este partido, aunque lo hemos perseguido en la segunda mitad. Estuvimos cerca, pero realmente nunca tuvimos ventaja, y cuando no consigues esto ante un equipo tan talentoso como el Real Madrid, lo normal es perder, y así sucedió. Con la excepción del último cuarto, nuestra defensa no estuvo al nivel habitual, y pagamos alto precio por ello.”

Por su parte, Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, centró sus comentarios en los méritos hechos por sus jugadores para ganar el partido y en la dificultad de superar a un equipo tan correoso como es Darussafaka:

“Lo primero, quiero felicitar a mi equipo por la victoria. Fue un partido muy difícil. Gozamos de una buena ventaja en el marcador, jugando muy sólidos tanto en ataque como en defensa. Pero sabemos que Darussafaka es un equipo que siempre contraataca. Tienen buenos tiradores, son capaces de anotar canastas de mucha dificultad, y al final se meten de nuevo en el partido. Pero el aspecto positivo de mi equipo es que hemos sabido mantener la compostura para decantarlo a nuestro favor.”

Así pues, el Real Madrid está a una victoria de volver a la Final Four. Pero antes de pensar en objetivos más lejanos, debe centrarse en finiquitar estar eliminatoria. Y para ello aún es necesario ganar un partido. La próxima oportunidad para cerrar la eliminatoria la tendrá el viernes en el mismo escenario (18:30 h, canal #0).

La estrella: Jaycee Carroll

La victoria del Real Madrid ha tenido como grandes protagonistas a varios de sus jugadores, pero entre ellos hay que reconocer la influencia de Jaycee Carroll. El norteamericano, autor de 5 triples, ha impulsado a su equipo gracias a su efectividad. Ha sido el máximo anotador del encuentro con 21 puntos, no así el más valorado. Esta última estadística la lideró Ante Zizic (20 pts., 28 val.), pívot de Darussafaka. Por parte madridista, junto a Carroll, hay que destacar la labor de Ayón o Doncic (ambos con 23 de valoración).


@javi20ralop

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004