2017

15

Octubre

22:29

Pablo Martínez

Casi, pero no pudo ser la victoria de Valencia Basket

El equipo mostró una versión competitiva, pese a la carga de minutos que llevaba a la vuelta del viaje a Moscú. Le puso en apuros al Real Madrid, que finalmente salió airoso del envite, 82-86.

 

Valencia Basket 82 - 86 Real Madrid

Fotogalería del encuentro (Cipriano Fornas)

Tocaba pasar página después del debut amargo en la Euroliga contra el Khimki ruso, los hombres de Txus Vidorreta  querían prolongar su buen inicio liguero. No iba ser fácil, porque nada más ni nada menos que el Real Madrid visitaba la Fonteta. Dos de los equipos que aún no  conocían la derrota se medían sus fuerzas en un enfrentamiento que ya empieza ser una costumbre por la cantidad de veces que se han visto las caras. Txus Vidorreta y Pablo Laso se retaban las caras por primera vez en un Valencia Basket- Real Madrid.

Con optimismo empezaba en primer cuarto el Valencia Basket, con garras  y ganas, mostrando su  postura de campeón. Will Thomas exhibía  su calidad, dejando claro que quiere volver a ser importante está presente temporada. Cuando menos lo parecía en el  final del primer cuarto  el equipo local despertó y acabó en el  primer cuarto por arriba remontando en el marcador. El primer cuarto acaba así con el equipo taronja espabilando.

El ritual de Luka Doncic seguía, dejando canastas de manual  y de gran dificultad. El Madrid, cogía una ventaja importante  de más de  siete puntos, pese a que Erik Green lo intentara evitarlo. Su aportación junto a  la gran actuación de Will Thomas  mantenían vivo en  el envite al Valencia Basket. Un triple de Joan Sastre en el último suspiro llenaba de ilusión al pabellón.

Tras la salida de los vestuarios el recital del esloveno continuaba con su propia exhibición, pero no iba a poder con el espíritu del Valencia Basket. Por parte de los de casa Tibor Pleiss tuvo sus minutos buenos y aprovechó el equipo taronja para beneficiarse. La  locura y el momento con más tensión del encuentro  se produjo en el  tercer cuarto.  El mexicano Ayón cometió una antideportiva que desató  el cabreo de Pablo Laso, quien fue sancionado con una falta técnica. La Fonteta se conectaba y comenzaba a vibrar.

Arrancaba el último con un marcador ajustado (62-61), Anthony Randolph se vistió de estrella dejando su sello y huella en la cancha .Dongic se apagó y no fue el mismo, mientras tanto el campeón de la ACB  resistía  poniéndolo emoción al encuentro. Una canasta triple de Jeff Taylor desde la esquina en el último minuto acabo con las esperanzas del Valencia Basket.

 


@pablopablomb

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004