2017

9

Enero

20:27

Vicent Gramaje

¿Será este, por fin, el año definitivo de Valencia Basket?

El equipo valenciano ha empezado la temporada con unos resultados más que buenos en liga y en Eurocup, pero las sensaciones no son óptimas y una mínima bajada de nivel podría acabar con sus opciones de lograr cosas importantes.

El inicio de temporada de Valencia Basket no ha sido ni mucho menos como el 28-0 de la pasada campaña, aunque tampoco ha sido nada malo. De hecho, probablemente muchos aficionados del club valenciano lo habrían firmado antes del primer partido oficial.

Situado en la parte alta de la tabla clasificatoria de la Liga Endesa, clasificado cómodamente para el Top 16 de la 7DAYS Eurocup y sin muchos problemas físicos -esta es una de las claves-, el conjunto taronja tiene motivos para creer que puede luchar por cosas importantes. Los jugadores han demostrado tener carácter, compromiso y ganas de ganar, y Pedro Martínez ha sabido mantener la química dentro del vestuario. Pero no deben caer en el error de relajarse, ya que aunque los resultados están siendo buenos el juego puede ser mejorable. Muchos partidos se han ganado con un marcador muy ajustado, y ante rivales como el Barcelona o el Real Madrid la imagen dada ha sido más bien mala.

Dudas en los primeros compromisos

Ahora las aguas bajan tranquilas por el río Turia, pero en los primeros choques no lo hicieron tan calmadamente. Alguna que otra derrota inesperada y el bajo rendimiento de dos de las caras nuevas hicieron que más de uno se preocupara. El pívot norteamericano John Bryant, fichado con problemas de sobrepeso, no llegó a alcanzar el estado de forma que se esperaba y tuvo que ser cortado en la primera semana del mes de octubre. Poco tiempo después, el último día del mismo mes, el alero griego nacido en Serbia Vladimir Jankovic salía cedido al Aris Salónica porque no se adaptó al equipo.

Para suplir estas bajas llegó Viacheslav Kravtsov, en principio hasta el 19 de diciembre, pero sus buenas actuaciones y la rápida adaptación al grupo han hecho que se amplíe su contrato hasta el final del presente ejercicio. Con la llegada del pívot ucraniano la cosa empezó a carburar.

Tercero en la Liga Endesa

En la competición doméstica los de la Cultura del Esfuerzo están firmando unos números que están a la altura de las expectativas. Están asentados en la tercera posición de la clasificación, con once victorias y cuatro derrotas, y ya tienen en su bolsillo de forma matemática el billete para la Copa del Rey de Vitoria. La defensa naranja es la segunda mejor del campeonato, con 73'73 puntos encajados por partido de media, y su plantilla ostenta la segunda mejor valoración, con una media de 97'13 por encuentro. El Valencia es el equipo con mejor porcentaje de acierto en los tiros libres (81'36%) y el segundo con mejor porcentaje de acierto en tiros de dos (58'20%).

Bien es cierto que nadie destaca por encima de los demás, la solidez de su bloque es su principal característica, pero son varios los jugadores cuyos guarismos están siendo notables. Rafa Martínez atraviesa uno de los mejores estados de forma de toda su carrera, promediando 11'7 tantos por partido y siendo el segundo mejor triplista de la liga, con un 56'25% de acierto. Bojan Dubljevic promedia 11'2 puntos y 5'1 rebotes; Will Thomas y Luke Sikma, 5'2 y 5'5 rebotes respectivamente; y Antoine Diot, 4'4 asistencias. Kravtsov es el segundo jugador con mejor porcentaje de acierto en tiros de dos de toda la liga (75%), y Pierre Oriola, el tercero (72'92%). Por cosas como estas Pedro Martínez ha sido galardonado con el premio al mejor entrenador de la Liga Endesa del mes de diciembre.

Eurocup casi perfecta

La segunda competición continental en importancia también marcha sobre ruedas para el cuadro de La Fonteta en su décima temporada consecutiva participando en torneos europeos. Terminó la fase regular como primero del grupo D, en el que estaban Hapoel Bank Yahav Jerusalem, Ratiopharm Ulm, Union Olimpija Ljubljana y Lokomotiv Kuban Krasnodar, con un balance de 7-1. En el Top 16 está encuadrado en el grupo H, junto a Unicaja Málaga, Cedevita Zagreb y ALBA Berlin, y tras vencer en Zagreb en la primera jornada ocupa la segunda posición.

Estos buenos resultados se deben en gran parte a que el club presidido por Vicente Solá es el tercero en valoración, con una media de 98'22 por partido, y el segundo con mejor porcentaje de acierto en tiros libres (80'63%). Kravtsov, que promedia 5'5 rebotes por encuentro, es el segundo jugador de toda la Eurocup que más tapones realiza (1'67 por partido). Diot está promediando 4'8 asistencias; Dubljevic, 11'2 puntos, y Fernando San Emeterio, Sikma y Thomas, 4'2, 4'7 y 5'8 rebotes respectivamente.

Buen camino también fuera de la cancha

Los asuntos extradeportivos también van hacia delante sin grandes contratiempos. En la pasada Junta de Accionistas se aprobó el presupuesto para esta temporada, que será de 12'8 millones de euros. Zurich Seguros, Oscar Mayer y SPB han renovado su acuerdo de patrocinio por un año más; San Miguel, por dos años más; y Kiriki se ha convertido en el nuevo proveedor oficial de trajes del club.

Otra prueba de que las cosas se están haciendo bien en Valencia son las estadísticas que se están rompiendo. Ante Unicaja se alcanzó la cifra de los 1.500 partidos oficiales, y ante ICL Manresa se logró la segunda victoria más amplia en ACB de la historia del club (+45). A nivel individual también se están estableciendo nuevos registros, ya que diversos jugadores que ya llevan algunos años vistiendo la elástica naranja están entrando en la historia de la entidad. El bloque sólido dentro del vestuario que ya perdura varias temporadas es otra de las claves del buen rendimiento del equipo.

Por ejemplo, en el partido de Zagreb Romain Sato se convirtió en el cuarto jugador con más partidos de Eurocup disputados con el Valencia, con 55, superando a Serhiy Lishchuk. En el mismo partido Bojan Dubljevic pasó a ser el segundo hombre valencianista con más triples anotados en esta competición, con 71, superando a Pau Ribas, y Sam Van Rossom ascendió al cuarto escalón en este apartado, con 63, superando a Rubén Douglas e igualando a Shammond Williams. Por otro lado, en el choque ante el Madrid el pívot montenegrino entró en el top 10 de partidos jugados con Valencia Basket, con 210, igualando a Sergio Coterón.

Rafa Martínez, mención especial

Pero sin duda alguna, quien se lleva la palma cuando hablamos de mejorar registros históricos es Rafa Martínez. El capitán taronja atraviesa una segunda juventud y está siendo uno de los pilares esta temporada. En el partido contra el Manresa se convirtió en el máximo anotador de la historia del club, con 4.660 puntos, superando a un histórico como Nacho Rodilla. El de Santpedor también ha pasado a Rodilla en número de partidos de ACB jugados (el de Zaragoza fue el 298), donde ocupa la segunda posición, y en número de puntos anotados en ACB (frente a Rio Natura Monbus Obradoiro alcanzó los 3.008), donde también ocupa la segunda plaza histórica. En el último partido de Eurocup el 'pitbull' alcanzó los 150 encuentros europeos, cifra nunca antes lograda en el club, y las cien victorias continentales, apartado en el que es el más laureado de la entidad.

De cara a lo que resta de temporada un factor a tener muy en cuenta es que diez jugadores de la plantilla actual finalizan contrato este verano, así como el entrenador, Pedro Martínez. Rafa Martínez, Fernando San Emeterio, Vladimir Jankovic, Guillem Vives, Viacheslav Kravtsov, Will Thomas, Antoine Diot, Sam Van Rossom, Romain Sato y Luke Sikma no tienen asegurada su continuidad para la siguiente campaña y deberán ganársela sobre la pista. Claramente ya lo están haciendo muchos de ellos, pero si bajan el nivel el equipo lo notará. La segunda parte de la temporada promete ser interesante


@vicentgramaje

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004