2016

7

Noviembre

10:47

Marc Suñé

El Barça se lleva el Clásico

Partido de alto nivel en el Palau Balugrana. Gran encuentro de un Tomic dominador y de un Perperoglou clave con su experiencia y garra. El Real Madrid no supo sacar tajada del mal momento de un Barça plagado de bajas.

Si estás en móvil, mira nuestro diseño en pruebas aquí.

FC Barcelona Lassa 85 - 75 Real Madrid

 

El Barça domina los tempos

 

El Palau Blaugrana deparaba una tarde de alto nivel baloncestístico con el duelo, el Clásico, entre el FC Barcelona y el Real Madrid. El equipo de Bartzokas se presentaba al duelo con el equipo plagado de bajas, Claver el último añadido, y sin disponer de Jonathan Holmes, reciente incorporación, por su parte el conjunto de Pablo Laso llegaba con todos los activos disponibles y con una victoria en Euroleague frente al Galatasaray. El partido empezaba mejor para el Barça y sus intereses y, con una gran defensa y un referente Ante Tomic, encontraba el dominio del partido y del marcador, 13-8. El Real Madrid, especialmente mal en el tiro exterior librado, no sabía como entrar en el partido y se agarraba al encuentro a partir de momentos de lucidez individual. Los azulgrana muy sólidos y efectivos conseguían, tras un tremendo Alley-Oop entre Koponen y Dorsey, una máxima diferencia de 9 puntos que se vería reducida a 5 puntos al límite del primer cuarto, triple de Nocioni sobre la bocina, 20-15.

 

Tomic al mando

 

El segundo periodo se iniciaba con un Real Madrid poco acertado, de nuevo, de cara el aro pero que conseguía aguantar en el partido a partir del tiro exterior y del carácter del argentino Nocioni, 27-23. La reacción de los de Laso quedaba en nada con la aparición de Ante Tomic. El jugador de Dubrovnik estaba dominando la pintura a su antojo y, además, mostraba un carácter diferente a lo que nos tiene acostumbrado. Una asistencia del propio Tomic al búlgaro Vezenkov se traducía en la máxima de los azulgranas, 39-29, que obligaba a Pablo Laso a pedir tiempo muerto y a exigir más a sus jugadores. El minuto pedido por los blancos no tenía los resultados esperados y de la mano de Brad Oleson el Barcelona se iba al descanso con una ventaja más cómoda de +16 puntos, 49-33.

 

Momento defensivo

 

La salida de los vestuarios nos ofrecía un guión similar al de los cuartos predecesores en los que un Real Madrid con malos porcentajes sabía aprovechar los errores ofensivos del FC Barcelona y reducir tímidamente las diferencias, 55-41. Bartzokas, visto la falta de recursos disponibles, dirigía a Perperoglou a la posición de 4 y éste sacaba su mejor rendimiento para devolver las diferencias a su equipo, 65-49. Los de la capital con un mejor Ayón reaccionaron en los minutos finales del cuarto y, a pesar del mal juego mostrado en la cancha, conseguían mantenerse en el partido, mejor dinámica, e irse al último cuarto con todo por disputar aún, 67-53.

 

El Barça aguanta

El FC Barcelona, a pesar de hacer un mal último cuarto, salía a la cancha con la dupla formada por Perperoglou, decisivo a lo largo de todo el encuentro, y Vezenkov muy enchufada y conseguía una ventaja casi definitiva de inicio, 74-55. Una vez lograda esta máxima, los de Bartzokas parecían relajarse y, también cansados debido al menor fondo de armario, el Madrid lo aprovechaba con un Hunter dominador en la zona para meter el miedo en el cuerpo local y situarse a solo 10 puntos de diferencia, 75-65. La mala dinámica azulgrana se rompía con un triple decisivo del finés Koponen que suponía un jarro de agua fría para los blancos que veían como sus opciones a victoria final se desvanecían, 79-69. El encuentro, finalmente, se lo llevaría el conjunto catalán por 85-75 y con tensión debido al cara a cara entre Nocioni y Rice que acabaría con el argentino expulsado por doble falta técnica.


@SenyorLamarcus

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2019 enCancha.com | On-line desde 2004