2016

27

Octubre

23:02

Txema Trejo

El último cuarto condena al Baskonia

Los de Sito Alonso sufrieron su segunda derrota en la Euroliga ante el Olympiacos. Los vitorianos realizaron un gran partido y solo el último cuarto, donde el equipo llego limitado de fuerzas, acabó inclinando la balanza al lado rival. El triple de Green más tiro adicional a falta de 36 segundos fue clave

Baskonia

90 - 95

Olympiacos Piraeus

Cuarta jornada de esta Liga Regular de la Euroliga. El Buesa Arena volvía a ser el escenario de un clásico de la competición. Un Baskonia en estado de gracia tras vencer al Real Madrid recibia al peligroso y todopoderoso Olympiacos. Ambos equipos llegan con el mismo balance (2 victorias y 1 derrota) por lo que este partido era importante para que los de Sito Alonso no perdieran el tren de cabeza.

La intensidad en ambos lados de la cancha marcaba los primeros minutos de partido. Los dos equipos se mostraban eficientes en labores defensivas aunque era el Olympiacos quien mandaba en el electrónico (4-6 min.3). Los locales estaban realizando una gran puesta en escena, pero las pérdidas de balón impedían a los vitorianos marcar diferencias (10-10 min.6). Tras un tiempo muerto el ritmo de partido daba un giro radical, ahora ambos conjuntos entraban en un duelo de canastas frenético. El Baskonia gracias a su acierto desde el perímetro lograba cerrar este primer cuarto por delante con un 27-25 en el marcador.

No comenzaba bien el segundo cuarto para el Baskonia (algo más tarde por problemas en el marcador), que veía como Rafa Luz cometía la cuarta falta personal. Pero lejos de venirse abajo los de Sito Alonso continuaban con su juego frenético e intenso (38-31 min.14). El Baskonia estaba en su mejor momento, Larkin era el referente del equipo, dando pases inverosímiles y dotando al equipo de un ritmo que el Olympiacos era incapaz de frenar.

Con esta situación asistíamos al regreso de Rodrigue Beaubois (min.16). Dos tiros libres de Papanikolau acercaban al Olympiacos, pero la reacción no era suficiente. Beaubois activaba su muñeca desde el perímetro, pero el rival no daba su brazo a torcer, Spanoulis y Lojeski aparecían para comprimir el marcador, un 52-50 con el que se llegaba al descanso.

Los de Sfariopoulos ya habían enseñado los dientes en el segundo cuarto, y pese al carácter de un Baskonia liderado por Hanga, lograban dar la vuelta al resultado (59-60 min.26). Mantzaris dejaba a los de Sito Alonso tocados, pero aparecía Shengelia para volver a apretar el marcador (64-66 min.28). Aún así cada vez que se acercaban los vitorianos el rival reaccionaba con un nuevo arreón en el marcador. Y volvía el carácter Baskonia para un final de locura, triple de Akognon y un robo con canasta de Larkin que cerraban un tercer cuarto loco (74-72).

La intensidad subía por momentos, y la temperatura del partido también. Acciones al límite que hacían que el marcador apenas se moviera en uno o dos puntos de diferencia. Entre tanta locura emergía Green para anotar un triple que ponía el 80-85 (min.34). Hackett y Papapetrou volvían a poner a los vitorianos en una situación difícil (82-90 min.36), el Baskonia necesitaba reaccionar.

Pero esa reacción no llegaba, los fallos en ataque condenaban al equipo. Los de Sito Alonso no se rendían y ahí estaba Voigtmann para anotar un triple que ponía el marcador en (87-90). El equipo lo intentó y lo intentó pero se estrellaba contra la defensa griega. Un triple más tiro adicional de Green a falta de 36 segundos sentenciaba el choque. Shengelia anotaba un triple a falta de 18 segundos para el final pero no fue suficiente, los tiros libres de Green ponían el 90-95 final.


@TxemaTrejo

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004