2016

29

Junio

20:43

Vicent Gramaje

Valencia Basket: un buen inicio y un buen final de temporada

El equipo valenciano ha cuajado una temporada que ha dejado un buen sabor de boca, especialmente en el comienzo y en la parte final, a pesar de la crisis que sufrió que le costó las eliminaciones en Eurocup y en la Copa del Rey.

Han pasado ya varios días desde que acabó la temporada de Valencia Basket con la dolorosa derrota contra el Real Madrid, y lo cierto es que a pesar de esto ha quedado un buen sabor de boca. Ha sido un año en el que se han pulverizado varios registros históricos -el equipo valenciano ganó los 28 primeros partidos oficiales que disputó, todo un récord del club, y durante un tiempo fue el único invicto en el mundo- y se ha competido de tú a tú con los equipos más grandes, aunque también es verdad que ha habido momentos malos y no se ha logrado ningún título ni el objetivo de clasificarse para la Euroleague. Pero a pesar de esto tanto el club, como la plantilla, como el cuerpo técnico, como la afición han quedado satisfechos.

Este curso ha significado la consolidación del proyecto taronja, ya que se ha pasado de disputar tan solo una semifinal ACB en 22 años a jugar cuatro de las últimas cinco. Esto también se ha visto reflejado en el apoyo de la afición, dado que en los últimos años el número de abonados ha aumentado aproximadamente 1.500 seguidores. Tanto es así, que durante este año La Fonteta ha colgado el cartel de 'no hay billetes' en partidos ligueros en diez ocasiones -el 50% de los encuentros- por primera vez en su historia.

Una fase regular para recordar

El club de la Cultura del Esfuerzo ha firmado, con 28 victorias y seis derrotas, la segunda mejor fase regular de toda su historia, acabándola en tercera posición a tan solo una victoria de los dos primeros (el Madrid y el Barcelona). Gracias a su espectacular inicio ha batido el récord del club de victorias consecutivas en liga (18) y ha establecido con ello el segundo mejor arranque de la historia de la liga, lo que ha supuesto también la segunda mejor racha histórica de victorias ligueras consecutivas de la competición. Fue Laboral Kutxa quien puso fin a este hito.

Unos Playoffs más que dignos

En la serie de cuartos de final los de Pedro Martínez se impusieron con menos dificultades de las previstas a Unicaja, tras un apretado primer partido en La Fonteta y un no tan igualado segundo encuentro en el Martín Carpena.

En las semifinales el conjunto naranja, muy mermado físicamente por las bajas por lesión de Sam Van Rossom, Luke Sikma, John Shurna y Rafa Martínez, lo dio todo, plantó cara hasta la última jugada y puso en serios aprietos al equipo blanco, pero acabó sucumbiendo. Después de perder el primer y el segundo choque en el Barclaycard Center, una canasta épica de Guillem Vives en el tercer partido le dio vida e ilusión, pero en el cuarto encuentro el sueño de llegar a la final se terminó.

Una Eurocup decepcionante

Los de la capital del Turia firmaron una primera fase perfecta, en la que se impusieron en dos ocasiones a CAI Zaragoza, SLUC Nancy, Ratiopharm Ulm, Umana Reyer Venice y Proximus Spirou Charleroi.

Sin embargo, en el Last 32 las cosas se complicaron más de la cuenta, a pesar de empezar ganando a PAOK Thessaloniki y en Oldemburgo. En la tercera jornada Limoges CSP acabó con una racha de doce victorias consecutivas en la segunda competición continental (y de paso con el récord del 28-0), y dos nuevas derrotas seguidas -nuevamente ante el cuadro francés y en Grecia- pusieron a los de naranja contra la espada y la pared y sin depender de sí mismos para pasar a los octavos de final. De nada sirvió la última victoria ante el equipo alemán, ya que no evitó que quedaran eliminados con un balance de tres victorias y las mismas derrotas. Inesperadamente Valencia Basket, uno de los principales favoritos, dijo adiós a su principal baza para conseguir una plaza de Euroleague, uno de sus objetivos primordiales.

Una Copa del Rey para olvidar

En la cita copera de La Coruña las cosas no fueron mejor, ya que Herbalife Gran Canaria terminó con sus opciones a las primeras de cambio. Todo un fiasco, sin duda alguna, tan doloroso como inesperado. La temprana eliminación, aunque se sabía que a un partido podía pasar de todo, escoció, puesto que era una buena oportunidad para resarcirse del reciente fracaso europeo. La incredulidad y las dudas se instauraron en el seno del club y fueron unos días complicados, pero poco a poco el equipo supo reponerse y acabar la temporada con buenas vibraciones. En este bajón pudo influir el hecho de que durante más de dos meses Pedro Martínez no pudo tener a todos sus efectivos disponibles.

El trabajo no para

La competición ya ha acabado, pero en el club se está trabajando a destajo para que la temporada que viene (en la que cumple treinta años) sea igual o mejor que esta. ¿Y qué mejor manera de celebrarlos que renovando a dos de los pilares del proyecto? Se han hecho oficiales las renovaciones por una temporada más tanto del entrenador, Pedro Martínez, como del capitán, Rafa Martínez, a pesar de que ha habido una fase de estancamiento en la negociación.

Se cuenta con Sam Van Rossom, Guillem Vives, Antoine Diot, Fernando San Emeterio, Luke Sikma y Bojan Dubljevic, que son los jugadores que tienen contrato, y no son pocos los nombres que en los últimos días se han vinculado al Valencia. Tales como los de los ala-pívots Juancho Hernangómez (complicado tras ser elegido en la posición 15 en el Draft de la NBA) y James Augustine (difícil también porque el Khimki quiere renovarle), o los de los aleros Javier Beirán y Santiago Yusta.

La marcha a la NBA de Justin Hamilton, elegido mejor pívot en el quinteto ideal de la Liga Endesa, es más que probable. El estadounidense ha sido, con una media de 12'7 puntos, 5'3 rebotes y 14'3 de valoración, el jugador más destacado del equipo durante la temporada junto con Bojan Dubljevic -13 puntos, 4'8 rebotes y 14'6 de valoración-. Para suplir su ausencia en la pintura se está pensando en hombres como Ondrej Balvin (quien prefiere esperar para decidir sobre su futuro), Giorgi Shermadini, Marko Todorovic o Marko Arapovic. Para reforzar el perímetro suenan como posibles fichajes Fabien Causeur, Rade Zagoraz, K.C. Rivers Alberto Abalde.

Todavía es pronto para hablar, queda mucho verano por delante y pueden producirse muchos movimientos, pero lo que es seguro es que si se hace el mismo buen trabajo que durante los últimos años sería muy extraño que Valencia Basket no volviera a estar arriba.


@vicentgramaje

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004