2016

18

Junio

17:14

Maitane Junguitu

Araski: estupenda temporada, incierto verano

El equipo liderado por Made Urieta fue uno de los dos que consiguieron el ascenso a Liga Femenina. Lo hicieron tras una gran temporada en la que fueron de menos a más. Pero, a día de hoy, no hay noticias sobre si conseguirán llevar a cabo el ascenso conseguido en la cancha.

Araski es de Liga Femenina. O al menos, deportivamente lo es. Tras conseguir el ascenso todo fueron elogios en su regreso a Vitoria-Gasteiz. En la recepción de las instituciones, tanto el Ayuntamiento de la ciudad como la Diputación Foral de Araba/Álava mostraron su compromiso hacia el club. Y es precisamente ese compromiso verbal el que puede suponer la diferencia entre jugar Liga Femenina o Liga Femenina 2.

Las condiciones para jugar Liga Femenina fueron publicadas recientemente por la FEB. Destaca el aval que se debe pagar a la Federación para garantizar la viabilidad del club. Si para jugar en Liga Femenina 2 el año pasado Araski tuvo que avalar 13.500 euros, la cifra para la máxima categoría asciende a 70.000 euros.  Una cifra nada desdeñable que deberán formalizar junto con la inscripción en la categoría antes del 6 de julio a las 18 horas.

Esta situación ha provocado que no se hayan tomado decisiones a nivel de fichajes. De hecho, Araski es de los pocos equipos de Liga Femenina que no han comunicado novedades en este aspecto. Mientras tanto, los demás equipos siguen reforzándose de cara a la temporada 2016-17.

Verano de pocas noticias

Desde que se sucediera es ascenso de Araski son pocas las noticias que han llegado desde el club y ninguna sobre los movimientos que están realizando para conseguir el ascenso. La novedad más destacable es la presencia de la entrenadora Made Urieta al frente de la Selección Española Sub20. Del 9 al 17 de julio liderará a sus jugadoras en Portugal contando con muchas jugadoras de Liga Femenina 2 en la convocatoria.  Entre sus pupilas estará Itsaso Conde, ex de Araski que fichó el verano pasado por el CB Aros de León.

Aparte, la ciudadanía vitoriana quiso que Araski estuviera entre los finalistas para lanzar el chupinazo de inicio de Fiestas. El premio fue para el equipo de Rugby Gaztedi, que amablemente invitó a Araski a lanzarlo conjuntamente, a lo que las de verde accedieron. La jugadora Sara Ortega también fue protagonista a principios de junio cuando se convirtió en madrina de la carrera de la mujer en Vitoria-Gasteiz.

Temporada para enmarcar

La ausencia de noticias no debe de ser un impedimento para soñar con la participación del equipo en máxima categoría y para recordar el gran año que han realizado. El proyecto que se presentó el verano pasado fue continuista, pero dando un paso adelante con muchas incorporaciones.

Además de la continuidad de las jugadoras vitorianas se contó con varios fichajes de jugadoras vascas como Ane Aldalur y Anne Senosian. La llegada de Cecilia Liñeira se convirtió probablemente en una de las claves del éxito, ya que su experiencia y su gran juego lideraron al equipo con regularidad. Los fichajes de las extranjeras también ayudaron; los centímetros de Griffin pararon a muchas pívots oponentes y los rebotes de Iwuoha dieron vida al equipo en muchas ocasiones.

Con ese plantel se cerró la mejor Liga Regular de las tres temporadas que llevaba en Liga Femenina 2 el equipo. Fueron 21 victorias y 5 derrotas que llevaron a Araski a los Playffs en Cáceres.  La fase de ascenso en Extremadura no fue fácil, pero consiguió clasificarse ganando los dos primeros partidos de tres que jugaría. La final fue ante Snatt’s Femení Sant Adriá y las vitorianas vencieron 56-75.

Pero no solo del equipo senior vive Araski. Su cantera también ha conseguido varios éxitos esta temporada. En la categoría junior y cadente recuperó los derechos deportivos para competir en la Liga Vasca. El filial de las mayores se mantiene en Primera Nacional,  la tercera categoría estatal. Y lo mejor, el Club sigue creciendo tanto en número de equipos como de jugadoras. Todo ello fue celebrado el pasado 11 de junio en la Saski Festa para poner broche final al gran año del equipo.

¿Y de cara a la siguiente temporada?

Lo primero es lo primero, y en este caso hay que esperar a que el club comunique si sale o no en la máxima categoría. En este punto hay que destacar el hecho de que en la ciudad varios clubes de diferentes deportes han conseguido éxitos este año. El Araberri de Leb Plata también ascendió a Leb Oro, al igual que el Caja Vital Zuzenak a la División de Honor de Baloncesto en Silla de Ruedas. El Gaztedi Rugby Taldea, cuya labor por el deporte inclusivo ha sido premiada, también estuvo a punto del ascenso. Eso sin olvidar el fútbol y el Alavés, que subió a la primera división, así como el Baskonia, que aunque se quedó en Semifinales ACB llegó a jugar la Final Four de Euroliga.

En otras palabras, hay muchos equipos en Vitoria-Gasteiz para repartir el pastel de las ayudas públicas. Por eso, la presencia de las empresas privadas es determinante. En el caso de Araski, el equipo consiguió que la empresa navarra Lacturale se comprometiera durante la fase de ascenso. Tras el triunfo Lacturale cumplió la promesa de entregar al equipo su peso en leche, pero no hay noticas de renovación del patrocinio.

Una vez sabido en qué categoría saldrá, a partir de ahí se confeccionará el equipo correspondiente. En la nueva plantilla se espera que estén al menos las jugadores locales. Aparte, la continuidad de jugadoras como Cecilia Liñeira sería una garantía de éxito en el debut de la categoría.

En el caso de que el equipo salga adelante en Liga Femenina se podría esperar la incorporación de la alero Marta Tudanca. Esta jugadora regresó antes de verano a Vitoria-Gasteiz después de tener que despedirse antes de tiempo de la liga ecuatoriana. Es la baloncestista local más internacional, con varias participaciones en categorías inferiores de la selección española, equipos extranjeros y con amplia experiencia en Liga Femenina.

Todavía quedan varias semanas para que el club pueda trabajar en conseguir el aval. Mientras tanto, el campus de verano espera a las jugadoras de entre 8 y 16 años. Porque Araski es más que un equipo en la máxima categoría. 


@maitaneJD

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004