2014

8

Mayo

01:18

Vicent Gramaje

Valencia Basket gana en Kazan y es el campeón de la Eurocup

El equipo valenciano fue por delante desde la primera jugada y venció de un modo incontestable gracias a su puntería, a su intensidad en defensa y a un soberbio Justin Doellman, MVP de la final, que fue imparable para la defensa de Unics Kazan.

Unics Kazan 73-85 Valencia Basket Club

Valencia Basket, tras su victoria ante Bilbao Basket el pasado sábado, llegaba a los últimos cuarenta minutos de la Eurocup con un claro objetivo: defender los trece puntos de renta conseguidos en el partido de ida para proclamarse campeón. El equipo, ya con Juanjo Triguero después de que este no pudiera jugar el primer partido, estaba mentalizado y sabía que iba a tener que morir en la cancha para lograrlo, ya que en frente tenía a un Unics Kazan que, a pesar de no poder contar finalmente con el pívot Kostas Kaimakoglou, había demostrado durante todo el año ser un rival muy fuerte e iba a darlo todo delante de su afición.

En los primeros minutos el Valencia trató de imponer un juego lento, con posesiones largas, lo que le convenía para tener el partido controlado y evitar dar facilidades a los rusos. A pesar de no estar muy acertados en ataque, especialmente Bojan Dubljevic -quien falló sus cuatro primeros tiros y a los pocos minutos ya llevaba dos faltas-, los de Velimir Perasovic defendían con una intensidad y agresividad que anulaba por completo cualquier intento de anotar de los locales, que se veían impotentes ante tal despliegue defensivo. Tanto es así, que al final del primer cuarto el Kazan solo había metido una canasta de dos y dos tiros libres (4-16).

En el segundo periodo el equipo español mantuvo su defensa férrea y sin fisuras y acribilló a Unics desde la línea de 6’75 con dos triples consecutivos de Pablo Aguilar y otros tres de Rafa Martínez. Esto espoleó a los de blanco, que comenzaron a despertar con un parcial de 11-3 gracias al acierto de Andrew Goudelock, pero Justin Doellman salió al paso de cualquier atisbo de remontada rusa con siete puntos seguidos que permitieron a los suyos irse al descanso catorce puntos arriba en el partido y 27 en el total de la final (25-39).

Tras la reanudación el ala-pívot de Cincinnati siguió con su recital de canastas y, secundado por Romain Sato, asestó un golpe casi definitivo a las opciones de Unics Kazan de ganar el título. Los tiempos muertos de Andrea Trinchieri no le valían para nada, puesto que los taronja les estaban superando en todos los aspectos del juego no les dejaban reducir diferencias. Únicamente Goudelock, también favorecido por la quinta falta de Serhiy Lishchuk -vaciado físicamente- y las cuartas de Dubljevic y Pau Ribas, parecía ser capaz de hacer algo de daño a los de la Cultura del Esfuerzo. El escolta estadounidense se echó a su equipo a la espalda y con sus triples pudo recortar algunos puntos y dar una última esperanza al público del Basket Hall (57-71 en el minuto 30).

Sin embargo, los de la capital del Turia sabían que tenían la Eurocup cogida con las dos manos y no iban a soltarla. La defensa naranja se mantuvo firme para sofocar los últimos intentos de Goudelock y Nikos Zisis y dos acciones de Sam Van Rossom terminaron de sentenciar el partido y la competición. Los últimos minutos fueron una agonía para el Unics y ‘Peras’ lo aprovechó para dar entrada al canterano Larry Abia y hacer partícipe del triunfo a toda la plantilla, que dejó pasar el tiempo hasta que sonó el bocinazo final que proclamó al Valencia ¡¡¡CAMPEÓN DE LA EUROCUP!!! sin grandes apuros y con menos sufrimiento del previsto (73-85).

De esta manera Valencia Basket suma su tercera Eurocup y se convierte en el conjunto que más veces ha levantado este trofeo. Este título, el cuarto de la historia del club, también les asegura una plaza en la Euroleague de la temporada que viene. Este domingo a las 12:30, en el partido contra Cajasol, el equipo ofrecerá la copa al público de La Fonteta, donde acudieron unos 2.000 aficionados valencianistas para ver el partido en una pantalla gigante.

La estrella: el mejor del partido y MVP de la final fue Justin Doellman, con 26 puntos, 5 rebotes, 4 robos, 7 faltas recibidas y 34 de valoración. En el cuadro ruso destacó Andrew Goudelock, con 22 puntos y 8 faltas recibidas.


@vicentgramaje

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004