2013

8

Octubre

00:23

Aitor Sainz

En Gipuzkoa quieren huir del fantasma del descenso

A juzgar por los resultados ,el Gipuzkoa Basket, que fue uno de los descendidos la pasada campaña aunque luego pudo comprar plaza en ACB, ha formado un bloque serio y con ciertas garantías para alcanzar el objetivo que se escapó la temporada pasada.

 

 

Tras vencer por 67-83 al CAI Zaragoza en el amistoso disputado este pasado fin de semana, el Lagun Aro Gipuzkoa Basket ha cerrado el ciclo de preparación previo al comienzo de liga con seis triunfos en siete partidos disputados. No cabe duda que es motivo para el optimismo, si bien la competición será más dura. Por ello, este dato debe ser interpretado con ciertos matices.

Contra el CAI, los de Sito Alonso, que afronta su tercera temporada al frente del equipo donostiarra, comenzaron por debajo en el marcador. Pero poco a poco fueron remontando, hasta lograr antes del descanso una bonita ventaja que supieron gestionar hasta el final.

La pretemporada puede ser calificada de éxito para el Lagun Aro, que tan solo sucumbió ante el Pau Orhtez en el primer partido. Tras ello, Baskonia, Bilbao Basket, Fuenlabrada, Obradoiro, Canarias y CAI han ocupado la lista de víctimas del Gipuzkoa Basket. Pero el dato más destacable es, sin duda, que la defensa donostiarra ha dejado a todos sus rivales por debajo de los ochenta puntos. De mantener esta seriedad defensiva en liga y teniendo en cuenta estadísticas de anotación, éste es un motivo para la esperanza.

Respecto a los fichajes, parece que los recién llegados van cumpliendo con las expectativas. Robinson, por ejemplo, es un viejo conocido de la liga tras su paso por Valladolid, y llega sin miedo a asumir el peso en el ataque. Ramsdell ha rendido a buen nivel en los partidos disputados hasta ahora, a pesar de la lesión de rodilla que le mantuvo parado gran parte de la temporada pasada cuando jugaba en Manresa. Huskic y Winchester han respondido bien a la confianza dada por Sito Alonso. Por otro lado, merece la pena mencionar a Jon Cortaberria, Mikel Motos y Julen Olaizola Tres guipuzcoanos que además de ser la representación local del equipo, ayudan a asumir un presupuesto más bajo, razón ésta por la que la plantilla deberá exprimirse al máximo, al no contar con jugadores de primera linea.. 

Pero no hay que confiarse. El rodaje es la base del rendimiento, si bien el éxito en lo primero no da siempre frutos en lo segundo. Un equipo con veteranos como Doblas o Salgado además de los llegados, augura más competitividad que lo que pudimos ver la pasada campaña. Al mando de Sito Alonso, veremos si este año el Gipuzkoa Basket encuentra su rumbo.


@aitorSBBP

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004