2013

10

Julio

19:20

Jordi P. Camí

Sulejmanovic, el finlandés de Srebrenica

El Barça ha fichado a Sulejmanovic, un pívot de 17 años que nació dos días después de la matanza de Srebrenica, ocurrida durante la Guerra de Bosnia. Su padre luchó en ella y más tarde toda la familia se refugió en Finlandia. Emir pasó una infancia difícil ya que además su madre murió cuando él tenía solo cinco años.

Emir Sulejmanovic es un joven jugador con un pasado muy duro. Lo explicó en enero el periodista Vladimir Stankovic en un artículo en el "El Mundo Deportivo". Sulejmanovic nació el 13 de julio de 1995 en un bosque cercano a Srebrenica. Solo dos días después de la matanza de civiles en la misma Srebrenica durante la Guerra de Bosnia.

Nedzad, el padre, estaba en el frente y no pudo ver a su segundo hijo hasta días más tarde. Además, cuando regresó a la guerra fue capturado por los serbios, que lo trasladaron a un campo de prisioneros. Cuatro meses después que acabara la guerra, Nedzad fue rescatado por la Cruz Roja.

Sin embargo, junto a otros prisioneros fue enviado a Finlandia, país que los aceptó como refugiados. Allí se pudo reunir con su mujer y sus dos hijos, Semir y Emir. De ahí que Sulejmanovic sea bosnio con pasaporte finlandés. No obstante, la alegría de volver a estar todos juntos duró poco ya que la madre murió cuando él tenía cinco años.

Duros momentos para el joven Emir. El niño jugó al futbol hasta los 10 años, edad en la que probó el baloncesto y se enganchó. En el Europeo Cadete 2011, Sulejmanovic promedió 10.2 puntos y 9 rebotes con la selección finlandesa. Números que no pasaron desapercibidos para el Olimpija Ljubljana que lo fichó.

En el prestigioso torneo junior de la Euroliga, NIJT Ciutat de l'Hospitalet, Emir Sulejmanovic debutó ante el Cajasol con una actuación espectacular. 33 puntos y 16 rebotes para una valoración de 41. Y es que el pívot bosnio fue nombrado MVP de la competición con una media de 20 puntos, 13.5 rebotes, 1.5 recuperaciones, 1.5 tapones y 6.8 faltas recibidas.

Solo disputó cuatro partidos pero dejó muestras de su calidad. No en vano, el curso pasado jugó con el primer equipo del Olimpija Ljubljana y debutó en la Euroliga ante el Real Madrid. Anotó dos puntos y capturó dos rebotes en seis minutos. Un rival con el que puede volver a enfrentarse la próxima temporada ya que Emir Sulejmanovic es oficialmente nuevo jugador del Barça.

El pívot diestro de 17 años y 2.04 metros ha fichado para las próximas tres temporadas, con opción a dos más. Eso sí, tendrá ficha con el Barça B. Por tanto, se piensa en él como un jugador de futuro. No obstante, Alex Ábrines también tiene licencia con el filial y es jugador del primer equipo de pleno derecho. Otro caso es el de Mario Hezonja que también está en la dinámica de Xavi Pascual.

Si Sulejmanovic entrena con los mayores tendrá la oportunidad de mejorar al lado de otros jugadores de la escuela balcánica como él. Son Ante Tomic, Erazem Lorbek y Marko Todorovic. Y es que Emir debe pulir el lanzamiento, los tiros libres y las pérdidas de balón. Debe aprender a seleccionar el tiro, cuando es mejor pasarla o cuando no hay que arriesgar.

Son los errores de la juventud. A cambio, aporta puntos jugando de espaldas o penetrando de fuera para dentro con ambas manos de forma contundente. También tiene tiro de tres aunque debe perfeccionarlo, captura rebotes en los dos aros, tiene cuerpo para defender e intimidar y sabe aprovechar su envergadura para sacar faltas personales.


@Jorpek

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004