2013

20

Junio

20:03

Jordi P. Camí

Felipe Reyes o el Espartaco de los rebotes

El pívot cordobés es el MVP de la Final de la Liga Endesa con todo merecimiento. Fue el jugador clave en el tercer partido, un encuentro que acabó de decantar la balanza a favor de los blancos. Su lucha, carácter e intensidad son sus señas de identidad y los rebotes su mejor arma.

Rueda de Prensa Felipe Reyes

 

Felipe Reyes Cabanas tiene 33 años y mide 2.03 metros. Por tanto hablamos de un jugador veterano o con experiencia, como mejor guste. Además no destaca por su altura, esta envergadura podría ser perfectamente la de un alero alto. Pero no, Felipe Reyes es un pívot. Un pívot luchador, guerrero, intenso, trabajador e incluso agresivo en el buen sentido.

Es Espartaco, como le solía decir Andrés Montes. Mejor dicho, el Espartaco de los rebotes. Porque si destaca por alguna faceta es por capturar todos los rechaces habidos y por haber. Cuando el balón toca el hierro y sale despedido, él sabe dónde irá ese balón. Tiene intuición, un sexto sentido.

Y una vez se coloca para capturar un rebote, no hay nadie que lo mueva. Da igual que sea un rechace defensivo que ofensivo. Porque los rebotes son para los que quieren cogerlos. Pero primero hay que cerrar ese espacio y en eso Felipe Reyes es un maestro. No en vano se ha convertido en el máximo reboteador de las finales ACB y en el segundo máximo de la historia de la competición doméstica detrás de Granger Hall.

Sus rebotes son sus tesoros ya que permiten iniciar el ataque de su equipo o dar segundas o terceras oportunidades si son ofensivos. El Barça Regal lo ha sufrido en sus carnes. En el tercer partido de la serie, Felipe Reyes anotó 20 puntos, con 7 de 8 en tiros de dos, cinco rebotes y siete faltas recibidas, para una valoración de 26.

De los cinco rebotes capturados, cuatro fueron en ataque. El pívot cordobés se comió a sus marcadores, llámese Erazem Lorbek o CJ Wallace. Al esloveno le tiene la moral comida. Eso sí, tuvo problemas con un jovenzuelo llamado Marko Todorovic, mucho más intenso que sus compañeros y que rebajó las prestaciones de Reyes en el cuarto y quinto partido.

Felipe Reyes, que es el jugador en activo con más partidos en la ACB con un total de 555, ha promediado en el playoff final 12.2 puntos, 5.2 rebotes y 13 de valoración. No son unos números espectaculares pero sí muy regulares. Como el propio Espartaco. Todo pundonor y constancia. Y eso que nunca es titular con Pablo Laso.

El entrenador blanco tiene unas rotaciones preestablecidas y difícilmente se sale del guión. Felipe Reyes siempre entra al final del primer cuarto o principios del segundo. Podríamos decir que es el mejor sexto hombre de la Liga. Y además ha igualado a un jugador histórico, Arvydas Sabonis.

Felipe Reyes ha sido MVP de las finales por segunda vez, ya logró el galardón el año 2007. Antes que él, sólo el gigante lituano consiguió dos galardones de mejor jugador de la final con la camiseta blanca. Fueron los años 1993 y 1994. Un pívot cordobés que como los buenos vinos mejora cada curso.

No sólo de los rechaces vive el hermano de Alfonso Reyes. El capitán madridista ha anulado a un jugador importante como Erazem Lorbek y ha regalado ayudas para frenar a Juan Carlos Navarro y Ante Tomic. En ataque tiene buen tiro de cinco metros y puede postear para acabar con un gancho con ambas manos. Es Felipe Reyes o el Espartaco de los rebotes.

Cuadernos de Guerra Final ACB13: 5 batallas, 1 guerra

Real Madrid, Campeón ACB 2013

Las 5 estrellas de la Final ACB

La Mirada de Vincenzo Final ACB > Se acabó lo que se daba


@Jorpek

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004