2013

17

Junio

14:29

Txema Trejo

Descanse en paz, Sheriff

Era su partido más complicado, el más largo, enfrente tenía al "bicho", como así llamaba a su enfermedad, y tras meses de lucha al final ha ganado el cáncer. El territorio Basket se queda sin su Sheriff, nos ha dejado el gran Manel Comas

Al final el maldito “bicho” ganó el partido, nos hemos quedado huérfanos, el baloncesto pierde una figura admirada dentro y fuera de las canchas, un luchador incansable que se negaba a aceptar que el cáncer le apartara de lo que ha formado parte de su vida. El poblado del “Basket” se queda sin Sheriff, se nos ha marchado….Manel Comas.

La vida, muchas veces, es así de injusta, así de cruel, se nos ha ido un gran entrenador, un gran comentarista, pero sobre todo una enorme persona. Manel nos abandonaba la mañana del lunes 17 de junio con mucha vida por delante, tenía 67 años. Una maldita enfermedad que le ha ido borrando, primero tuvo que dejar los banquillos y mas tarde la mesa de comentarista, parecía que el “bicho”, como él lo llamaba, sabía donde atacarle apartándole de lo que ha formado parte de su vida, el Baloncesto.

Pero Manel no se rendía, no arrojaba la toalla y siguió peleando contra una enfermedad que no le estaba poniendo las cosas fáciles. Nunca se ha escondido, hablaba sin tapujos de una enfermedad a la que se ha enfrentado con su carácter luchador que tanto lo ha caracterizado a lo largo de su vida deportiva. Esa larga lucha…ese partido tan complicado no ha tenido el final deseado. Hace unas semanas sufría un fuerte rebrote y a pesar de las sesiones de quimioterapia, la enfermedad ganaba el partido llevándose con el a uno de los grandes entrenadores que ha dado la ACB.

Muchos han sido los equipos a los que ha dirigido en su dilatada carrera (Joventut, Cajasol, CAI Zaragoza, Manresa, Barcelona, Cáceres), pero habido uno donde ha dejado una huella imborrable, y no se concibe la historia del Baskonia sin Manel Comas. El lo comenzó todo, un equipo humilde pero al que supo contagiar su carácter ganador para levantar su primer título (la Copa del Rey de 1995) y su primer título europeo (la Copa de Europa de 1996).

Tanto el Baskonia como Manel siguieron caminos diferentes y el equipo siguió creciendo, pero la historia hizo que sus caminos se juntarán de nuevo, en aquella noche del 25 de enero donde el Laboral Kutxa celebraba (frente al Barcelona Regal) sus 250 victorias en Europa. Momento idóneo para rendir un sentido homenaje al gran Manel Comas. Un Buesa Arena lleno con mascaras de cartón que reproducían la cara del “Sheriff”, pancartas y una sonora ovación, más de 15.000 aficionados, lagrimas en el palco y un abrazo de un entrenador que recibía un homenaje merecido pero con aire a despedida.

Un entrenador que decía las cosas claras, capaz de llamar a un jugador estrella de su equipo “NAF”, como de jurar en hebreo en plena sala de prensa por haberle quedado la duda si esos dos tiros libres que había lanzado su equipo cuando quedaban escasos segundos para el final  del encuentro había que meterlos o tirar a fallar el segundo para tener opción de anotar en el rebote. Capaz de decir que si el Baskonia no ganaba la Copa venía a Vitoria a dar un “collejón” a cada uno.

Así era Manel Comas, el “Sheriff” del distrito del Baloncesto, del territorio ACB, la comisaría se queda vacía, el Baloncesto no será lo mismo sin sus comentarios, sin sus anécdotas, se nos ha ido la razón por la que muchos comenzamos a amar este deporte, estés donde estés…el Baloncesto no será lo mismo, agur Manel, Adeu Manel…..hasta siempre Sheriff, pese a que ya no estas entre nosotros, ya eres parte de la historia.

      

 


@TxemaTrejo

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004