2013

25

Marzo

22:35

Jordi P. Camí

El carácter de Pete Mickeal puede con todo

Al alero norteamericano le toca volver a luchar contra un tromboembolismo pulmonar como hace dos años. Ello hará que se pierda lo que resta de temporada con el Barça Regal, pero su partido es mucho más importante y con su intensidad seguro que lo gana.

Esta tarde el Barça Regal ha emitido un comunicado en el que informaba que las pruebas realizadas este lunes por la mañana en el Hospital de Barcelona han confirmado que Pete Mickeal sufría un tromboembolismo pulmonar. Por este motivo, el alero estadounidense no podrá participar en ningún otro partido de la presente temporada.

Se trata de la misma enfermedad que sufrió hace dos años. A finales de 2010 se lesionó la rodilla izquierda y justo cuando debía volver para la Copa del Rey 2011 se le diagnosticó un tromboembolismo pulmonar. El plazo de recuperación fue de cuatro meses, pero Mickeal no volvió a jugar hasta el siguiente curso.

Por tanto, el jugador de Rock Island ya superó esta enfermedad. Sin embargo necesitó casi toda una temporada para volver a ser el alero decisivo de antes. Fue en la final de la Liga ACB ante el Real Madrid cuando volvió a aparecer el mejor Pete Mickeal, espoleado por su pique con Carlos Suárez.

También ha tenido sus más y sus menos con David Moss, del Montepaschi Siena, e incluso con su protector, Xavi Pascual, en el último partido de Euroliga ante el Caja Laboral. Y es que el de Illinois es todo carácter. Es un ganador nato que no le tiene miedo a nada ni a nadie. Y menos a una maldita enfermedad.

El pasado sábado antes de visitar al Cajasol, el club envió un comunicado informando que Pete Mickeal causaría baja por un proceso gripal. No obstante, las pruebas realizadas este lunes han confirmado lo peor, un tromboembolismo pulmonar que le hará perderse lo que resta de temporada ahora que volvía a ser el mejor alero alto de Europa. Ese jugador dominador tanto si jugaba de espaldas como de cara.

Ese pescador que no daba ningún balón por perdido. Que era todo corazón sobre la cancha. Que se dejaba la piel en la pista. El Real Madrid puede dar fe de ello. En los cuartos de final de la Copa del Rey 2013, Pete Mickeal les endosó 26 puntos, con cuatro rebotes, cuatro balones recuperados y seis faltas recibidas para una valoración de 31. Fue el MVP del torneo.

Este curso promediaba más de 10 puntos en la Liga ACB y en la Euroliga. Volvía a sentirse un jugador importante y quería ganar su segunda Final Four para sentirse más realizado todavía, como cuando consiguió la primera en Paris 2010. Un año después llegó la desgracia de su primera enfermedad.

En abril de 2011, Mickeal dijo que él sabía que algo iba mal cuando corría arriba y abajo la cancha y después se sentía como si hubiera hecho una maratón. No podía respirar, pero al menos estaba feliz de sufrir una dolencia que los doctores podían curar. Seguro que ahora piensa lo mismo y no parará hasta superar el trombo pulmonar.

Y es que Pete Mickeal es genio y figura. En la última entrevista que le realicé antes del inicio de la Euroliga de este curso lo demostró. Ya en el inicio me preguntó cuántas preguntas tenía y se rió. Y cuando le dije si el CSKA era el favorito para acabar primero en la fase regular se picó. Él confiaba en el Barça y acertó.

En cambio, no acertamos ninguno de los dos en los favoritos para ganar el título. Sorprendentemente, Mickeal me preguntó sobre mi pronóstico y un servidor le dijo Barça, CSKA, Real Madrid y Fenerbahce. Él me dijo que estaba de acuerdo, pero los turcos ya están eliminados. Aquí está la conversación íntegra:

Entrevista a Pete Mickeal en octubre del 2012

Nos equivocamos, pero esperemos que su querido Barça no se equivoque y pueda regalar a Pete Mickeal su segunda Euroliga. Se la merece. Sería muy bonito ver a Pete Mickeal en Londres alzando su preciado título con la camiseta blaugrana. Pero aún sería más bonito verle curado. Las canchas ya lo echan a faltar.

<


@Jorpek

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004