2013

6

Marzo

10:54

Aitor Sainz

Pasito adelante del Lagun Aro GBC

Aunque la situación sigue siendo de máxima urgencia en Donostia, el Lagun Aro Gipuzkoa Basket avanzó un poquito hacia su objetivo, la salvación. En el duelo más decisivo que ha jugado hasta ahora, venció a un Bàsquet Manresa que queda ahora hundido en lo más profundo de la clasificación

 

Con cinco victorias e inmersos en la segunda mitad de la liga regular, el Lagun Aro Gipuzkoa Basket afronta un reto que podríamos denominar como colosal. A dos victorias del decimosexto clasificado, el Mad Croc Fuenlabrada, el juego que hasta ahora han demostrado los de Sito Alonso no invita al optimismo, si bien es cierto que en las últimas jornadas han avanzado en varios sentidos hacia la salvación.

El duelo a vida o muerte del otro día frente al Manresa fue una muestra de capacidad y de calidad. El Lagun Aro no cuenta, ni mucho menos con el potencial de la temporada pasada, basado en el juego de sus aleros Vidal y Panko, pero cuenta con varios jugadores, que tanto individual como colectivamente, pueden realizar una gran aportación. Woods es uno de ellos. Salgado, Doblas, Paunic…entre otros, se hacen notar en cuanto están acertados. Pero últimamente, el nombre de Morris Finley ha destacado por encima de los demás en varios partidos.

Desde que llegó, el pequeño escolta americando ha propiciado un cambio de cara en el conjunto guipuzcoano. Con 14 puntos de promedio, se ha erigido como máximo anotador del equipo en las últimas seis jornadas y con valoraciones muy destacadas también. Su perfil le permite ser director de juego, aunque más bien está ocupando la posición de escolta. Se libra así del mando del equipo, estando disponible para labores más puramente anotadoras. Es pequeño, rápido, eléctrico…y quizás esa chispa es la que le hacia falta a un equipo que, si bien no está para grandes alardes, da muestras de poder competir en ACB.

El resultado frente al Manresa, 94-90, el espectáculo ofrecido y la remontada en los últimos minutos dan fe de que el Lagun Aro Gipuzkoa Basket sabe jugar a esto. No ha sido fácil la temporada, tras la obligada renuncia a jugar la Eurocup y la marcha de los dos pilares del éxito en la campaña pasada. Pero si hay gente de la que se puede esperar esfuerzo al 200%, eso es de un conjunto dirigido por Sito Alonso, y con jugadores de casta como Doblas o Salgado. Si el resto de piezas aportan, el difícil reto que ahora encara el equipo puede haberse logrado allá por mayo.

@aitorSBBP

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2014 enCancha.com | On-line desde 2004