2013

4

Marzo

13:50

Dani Alento

Gonzaga aspira a lo máximo

Los calendarios de liga regular de las diferentes conferencias van llegando a su fin, y ya tenemos los primeros campeones. Claro que aún faltan los respectivos playoffs. La derrota del número 1, Indiana, contra Minnesota, hace soñar al número 2, Gonzaga, con escalar hasta la cima del ranking.

Minnesota venció a Indiana 77 a 73, acabando con la racha de cuatro victorias consecutivas del número 1 y líder de la Big Ten. El ala pívot Trevor Mbakwe, un atípico caso de sénior de sexto año (lo normal son 4 cursos) anotó 21 puntos y capturó 12 rebotes. Ambos equipos se habían enfrentado el 12 de enero. Perdieron los Golden Gophers, que hasta aquel momento sumaban 15 victorias por sólo una derrota, y entraron en crisis. Cayeron en 8 de sus siguientes 11 partidos. Ahora esperan cerrar la racha tras la balsámica victoria contra Indiana. 

Uno de los perseguidores de los Hoosiers, Michigan (número 4), sufrió una inesperada derrota contra Penn State por 84 a 78. Los locales vieron desvanecerse gran parte de sus expectativas a principios de temporada, con la grave lesión de su base y estrella Tim Frazier. Eran colistas de la Big Ten con 14 derrotas. Contra los Wolverines sumaron su primera victoria de la liga regular. 

Michigan compensó este resultado venciendo a Michigan State (número 9) por 58 a 57. Dos acciones de Trey Burke fueron claves en el resultado. Con empate a 56, robo de pelota y canasta a la contra. A falta de 2 segundos, otro robo de balón que privó a los Spartans de un último lanzamiento a canasta. El base acabó con 21 puntos, 8 asistencias, 4 rebotes y 5 pelotas robadas.  

Gonzaga (número 2 del ranking) se proclamó campeona de la liga regular en la West Coast Conference, invicta después de 16 partidos. Esta semana venció a Brigham Young y a Portland. La derrota de Indiana ante Minnesota les hace soñar con ser el número 1 del ranking, algo que nunca ha sucedido. Ni en los tiempos de John Stockton. Tal vez lo que no vio el padre lo vea el hijo, David, base suplente de los Bulldogs.

McLemore y Elijah Johnson se exhiben 

Se mantiene la pugna por el liderato de la Big 12 entre Kansas State (número 13) y Kansas (número 6). Los primeros derrotaron apuradamente a Baylor 61 a 64. Con empate a 61 a falta de 1 segundo, un intento de pase de béisbol tras rebote defensivo del local Jacob Neubert salió fuera. Pelota de fondo bajo la canasta de Baylor para los Wildcats, que buscaron a Rodney McGruder. El escolta tuvo el tiempo justo para armar el brazo y anotar el triple de la victoria. 

El 2 de marzo de 1985, Danny Manning batió el récord de anotación para un freshman de Kansas con 35 puntos, contra Oklahoma State (equipo en el que jugaba Bill Self, actual entrenador de los Jayhawks). El mismo día, pero 28 años después, el novato Ben McLemore anotó 36 puntos en la victoria contra West Virginia por 91 a 65. 

Previamente en la semana, Kansas derrotó a Iowa State 96 a 108 en la prórroga. El sénior Elijah Johnson anotó 39 puntos para los Jayhawks, 8 de ellos en los últimos 30 segundos de la segunda parte y otros 12 en los 5 minutos adicionales. Acabándose los 40 minutos reglamentarios, con el marcador favorable a los Cyclones 90 a 88, Elijah Johnson entró a canasta y chocó con Georges Niang. Los colegiados no señalaron falta en ataque. Ambos jugadores lucharon por el balón en el suelo, y se pitó personal de Niang. Con los dos tiros libres posteriores Kansas forzó el tiempo extra. La Big 12, una vez revisada la jugada, admitió el error arbitral. 

En la Big East, el líder Georgetown (número 7) sufrió para vencer a Connecticut por 78 a 79, después de 2 prórrogas. Los Hoyas ganaban por 5 a falta de un minuto para el final de la segunda parte, pero dos canastas de Omar Calhoun permitieron a Connecticut forzar la primera prórroga. En el segundo periodo adicional, se cambiaron los papeles. Los Huskies ganaban de 7 a falta de dos minutos. El héroe de la remontada de Georgetown fue Otto Porter, con 5 puntos y 1 asistencia. El alero, en un gran momento de forma, anotó 21 de sus 22 puntos tras el descanso. 

Marquette (número 22)  se mantuvo firme en su persecución de Georgetown. Y para ello doblegó a Syracuse (número 12) por un ajustado 74 a 71. El pívot Davante Gardner destrozó la clásica zona 2-3 de los de Boeheim anotando 26 puntos. Los Orange encajaron su tercera derrota consecutiva contra el otro perseguidor de Georgetown, Louisville (número 10), por 53 a 58. Segunda derrota como locales tras perder la semana pasada contra los Hoyas.

Krzyzewski se enfada 

Duke (número 3) derrotó al líder de la Atlantic Coast, Miami (número 5), por 79 a 76. Después de perderse 11 partidos por una lesión, Ryan Kelly fue el hombre de la noche. El ala pívot de los Blue Devils anotó 36 puntos, con un gran acierto cara a canasta, 3 de 5 en tiros de dos y 7 de 9 en triples. Es francamente difícil puntear los lanzamientos de un jugador de 2,10 desde la línia de tres puntos. Sólo se puede rezar para que falle. 

El resultado no inquieta a los Hurricanes, ya que previamente Duke había caído de forma  inesperada contra Virginia por 73 a 68. Joe Harris (36 puntos y 7 rebotes) y Akil Mitchell (19 puntos y 12 rebotes) hicieron añicos la defensa de los Blue Devils. Al final del partido los aficionados locales saltaron a celebrarlo en la pista. 

Al entrenador Krzyzewski no le sentó nada bien, y se quejó de la actuación del personal a cargo de la seguridad. En el video se encara con un policía para pedir que le abra paso entre la gente. Algo que por cierto el agente consigue fácilmente. La cancha es una fiesta, y nadie busca problemas ni molesta a la expedición de Duke. 

A final de temporada la ACC se podría plantear sancionar esta costumbre tan típica del baloncesto universitario, que se produce en victorias importantes para las aficiones locales. Por el momento sólo la Southeastern Conference la castiga. Tal vez lo que le molestó a Coach K es que es la cuarta invasión de pista que sufre en sus carnes esta temporada. Cuando eres un equipo grande, tus derrotas también lo son. 

Arizona (número 11) se aleja de la lucha por el liderato de la Pacific 12 tras perder sus dos partidos esta semana. Southern California (89 a 78) movió la pelota con paciencia, buscando buenos lanzamientos (su acierto en tiros de campo fue del 61%). Cinco jugadores locales anotaron más de 10 puntos, liderados por los 22 de Nick Wise. UCLA les venció por 74 a 69, y se situa líder de la conferencia junto con Oregon. Dos tiros libres de Shabbaz Muhammad sellaron el marcador, mientras los aficionados le cantaban que se quedase un año más en la universidad (el freshman podría ser uno de los tres primeros elegidos en el draft de la NBA de este año).  

La jornada del sábado fue muy propicia para Florida (número 8). Para empezar, los de Billy Donovan derrotaron a uno de sus perseguidores en la SEC, Alabama, por 64 a 52. Un parcial de 15 a 0 a partir del ecuador de la segunda mitad acabó con los visitantes. La guinda de la noche fue la derrota de Kentucky, su segundo perseguidor, contra Arkansas por 73 a 60. Los Gators tienen dos victorias de ventaja en la clasificación respecto a sus dos rivales. 

Los de Billy Donovan respiraban tranquilos, después de haberse complicado el liderato en la Southeastern Conference perdiendo contra Tennessee (era la segunda derrota en 3 partidos). Jordan McRae aprovechó las bajas de los Gators para anotar 27 puntos y conducir a su equipo a la victoria por 64 a 58. El escolta lleva una media de 29,7 en sus 4 últimos encuentros. Casey Prather tuvo que ser atendido tras chocar con su compañero Mike Rosario.

En el enfrentamiento que cerraba el calendario de temporada regular de la Missouri Valley, Creighton ganó el título al derrotar al otro aspirante, Wichita State, por 91 a 79. El júnior Doug McDermott anotó 41 puntos. El entrenador (casualmente su padre) lo sentó a 29 segundos del final para que la afición pudiera homenajearle en el que puede ser su último partido como local (puede decidir pasar a profesional).

El peor partido de la semana lo disputaron Fairfield y Manhattan, de la conferencia Metro Atlantic Athletic. El resultado lo deja bien claro: 31 a 34. La segunda peor anotación conjunta de la NCAA desde la implantación de la línea de 3 puntos, en 1986. Con una suma de 65, superaron en sólo 3 puntos el peor registro histórico (Princeton 41 – Monmouth 21, 14 diciembre del 2005).

Texas, de la Big 12, perdía de 20 contra Oklahoma a falta de 8 minutos para el final del partido. Y Myck Kabongo dijo basta. Con 16 puntos y 2 asistencias lideró la remontada de los Longhorns para empatar a 77 al final del tiempo reglamentario. En la prórroga anotó 8 puntos más para derrotar a los Sooners por 92 a 86. La canasta de la semana es suya. De sus 31 puntos, nos quedamos con los dos que fuerzan el tiempo extra.

@danielalentomor

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2014 enCancha.com | On-line desde 2004