2013

3

Marzo

21:18

Dani Vidal

Bocanada de aire fresco para Fuenlabrada

El conjunto madrileño sumó una importantísima victoria en territorio catalán tras 3 derrotas consecutivas. Fuenlabrada dominó los tres primeros cuartos, llegando a vencer por 18. Los catalanes rozaron la remontada en el último periodo pero no la llegaron a culminar.

FIATC Joventut 86-92 Mad-Croc Fuenlabrada

El FIATC Joventut sumó su tercera derrota en los últimos cuatro choques ligueros (segunda consecutiva en casa) en un claro paso atrás para intentar alcanzar los Playoff, al caer ante un Mad-Croc Fuenlabrada, que llegaba con tres derrotas al hilo, y para el que este triunfo supone una bombona de oxígeno, justo antes de recibir la próxima jornada al Lagun Aro GBC en un partido crucial para el devenir de la temporada.

Los catalanes volvían a afrontar el partido con la ausencia del pívot bosnio Ognjen Kuzmic por lesión, aunque recuperaban a Nacho Llovet, mientras que los madrileños no podían contar con el ucraniano Sergii Gladyr, duda hasta última hora y que finalmente no pudo ser de la partida.

El encuentro comenzaba con un triple de Gaffney, en el primer intento de los catalanes (en el último partido en casa ante Uxue Bilbao necesitaron 17). El bostoniano era el más enchufado y suyos eran los 5 primeros tantos del Joventut. Corey Fisher volvía a anotar desde el 6,75, pero Cortaberría en el bando contrario (8-7, min. 3) y a posteriori cogían su primera ventaja tras canasta del argentino Mainoldi (8-9). Fue ahí cuando vendría el festival triplista por parte de ambos equipos, demostrando porque son los dos equipos que más lanzan desde la distancia en la Liga Endesa. Esa batalla la ganarían los verdinegros 5 a 4 pero no el cuarto, ya que después del 23-20 tras canasta de Savané, el Fuenla le endosaría un 0-9 a su rival para terminar el cuarto 23-29, con tres jugadores ya con 9 puntos en su haber: Gaffney, Fisher y Feldeine.

Aprovechaban los madrileños la inercia en el segundo periodo para ampliar el parcial a 0-13 con 4 puntos de Robert Kurz (23-33). Jordi Trias cortaba el doloroso parcial, pero los de Trifón Poch seguían ampliando ventajas (32-44, min. 18). Al descanso se llegaba con el +10 de los visitantes: 38-48.

La segunda mitad empezaba con un imperial Robert Kurz, que además de anotar dos triples, ofrecía una auténtica exhibición y recordaba por momentos al que deslumbró en Granada hace 3 años. El público se empezaba a impacientar, viendo como su equipo caía con estrépito sin que hubiera visos de reacción ni hicieran nada por remediarlo. Incluso Manny Quezada (0 puntos y -4 de valoración) fue pitado y abucheado al ser sustituido, algo poco habitual en el Olímpic de Badalona. En cambio Feldeine lo metía todo  y el Fuenlabrada acribillaba desde el triple a los verdinegros. Sólo el carácter de Tony Gaffney respondía en el bando local. La diferencia llegaba hasta los 18 tras un tiro libre anotado por el ex verdinegro Kristaps Valters (50-68, min. 28). El cuarto finalizaba con 53-68.

El partido parecía finiquitado por los 15 puntos entre ambos contendientes que reflejaba el marcador, porque el Fuenlabrada había ganado los tres primeros parciales de una manera convincente y porque los catalanes no estaban teniendo el día. Pero gracias a los puntos de Fisher (24 en el día de hoy), la casta de un Gaffney inmenso (25 puntos) y la dirección de Oliver, los verdinegros bajaban de la barrera psicológica de los 10 puntos (62-70) con más de 6 minutos todavía por disputarse, hecho que obligaba al técnico visitante a pedir tiempo muerto.

A 4 minutos del pitido final, la diferencia seguía estando en 10 puntos y parecía cada vez más difícil la remontada local, pero primero un 3+1 del egarense Albert Oliver, y luego una acción donde Gaffney machacaba y acto seguido robaba la bola y la abría a una esquina para que anotara de tres Fisher, ponía el 84-86 en el electrónico con 55 segundos todavía por disputarse y con un público volcado y enloquecido creyendo en el milagro. Pero el ambiente se caldeó,  Salva Maldonado perdió las papeletas al criticar las decisiones arbitrales y fue expulsado y los madrileños no fallaron desde la línea de tiro libre para cerrar el partido (86-92).

Estrella: James  Feldeine. El dominico-estadounidense realizó un sensacional partido, tanto que a acabó siendo incluso aplaudido por el Olímpic de Badalona y ganó claramente su duelo particular frente al otro dominicano, Manny Quezada. Los números de Feldeine fueron: 29 puntos (máximo anotador de la jornada), 2 rebotes, 2 asistencias, 4 recuperaciones y 6 faltas recibidas para un total de 24 de valoración, en un partido en el que apenas descansó (jugó 37:34 minutos). A destacar también en los visitantes el partidazo de Robert Kurz con 18 puntos, 7 rebotes y 24 de valoración. 

@Erbtiko

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2014 enCancha.com | On-line desde 2004