2013

13

Febrero

19:57

Dani Alento

La magia de All Star

Este fin de semana la NBA celebra el Fin de Semana de las Estrellas, una brillante idea promocional típica de las ligas profesionales estadounidenses. Los mejores jugadores de la competición enfrentándose en un partido. Un programa que se completa con otras actividades para promocionar estrellas emergentes. El márketing al servicio del baloncesto.

 

El partido de las Estrellas es una tradición que nace casi con la misma NBA. Haskell Cohen, director de Relaciones Públicas de la liga, tuvo la idea de trasladar un formato que funcionaba en la MLB (Major League de Beisbol) a la incipiente competición de baloncesto (su primera temporada oficial fue la 1949-50). Maurice Podoloff, presidente de la Liga, apoyó la propuesta y el presidente de los Boston Celtics, Walter Brown, cedió el Boston Garden para su plasmación. Y así, el 2 de marzo de 1951 se jugó el primer partido de las estrellas de la NBA.

En 1976, en el All Star de Denver de la rival de la NBA, la ABA, se celebró el primer concurso de mates de la historia. Julius Erving asombró saltando desde la línea de tiros libres. Poco después esta liga desaparecía, y Doctor J se convirtió en la estrella de los 76ers. Cuando en 1984 la NBA organizó su partido de las estrellas en Denver, decidió revivir aquel momento mágico, aunque no todo salió igual. Erving, ya veterano, quedó segundo, por detrás de un pletórico Larry Nance y su mate con dos pelotas (de baloncesto). No obstante, el concurso gustó tanto que se decidió incluirlo cada año en el programa de actos. Había nacido el All Star Week End, o Fin de Semana de las Estrellas.

Dos años más tarde, en 1986, se incorporó un nuevo concurso para deleite de los aficionados: la competición de triples. Aquella primera cita del All Star de Dallas nos ha dejado una de las imágenes legendarias de la historia de estos fines de semana. Larry Bird, en la final, lanza su último balón desde el carrito de la esquina. Con la pelota aún en el aire, levanta el dedo índice de su mano derecha, en señal de victoria. Él sabe que la pelota va a entrar. Y que aquel lanzamiento le da el triunfo. Por cierto, el balón tricolor que cierra cada uno de los cinco carritos del concurso es otro guiño hacia la ABA, pues así era el balón oficial de la competición. La NBA no adoptó la línea de 3 puntos hasta la desaparición de su competidora.

No todos los añadidos al partido de las Estrellas han funcionado. En 1984 también se introdujo el Legends Classic, un partido que sacaba de su retiro a viejas glorias de la Liga para hacerles reverdecer laureles y recibir el homenaje de los aficionados por un día. El año 1994 fue sustituido por el desafío de los Rookies, que en su formato inicial enfrentaba un equipo de debutantes contra otro de sophomores (jugadores de segundo año).

La fórmula ha sido retocada, y ahora juegan mezclados los de primer y segundo año, en dos equipos dirigidos este año por dos viejas glorias, Shaquille O’Neal y Charles Barkley. Las viejas leyendas, por su parte, han encontrado su lugar en el Celebrity Game o Partido de los famosos, que reúne a exjugadores de la NBA y jugadoras de la WNBA con personajes de la farándula tales como actores, cantantes, presentadores de televisión, e incluso deportistas de otras especialidades, como es el caso este año del velocista Usain Bolt. Viejas glorias y jugadoras de la WNBA también están presentes en el concurso de tiro por equipos, en el que compiten junto a jugadores de la NBA en activo (4 equipos compuestos por un NBA, un exNBA y una WNBA).

Y finalmente nos queda el concurso de habilidades, una competición que permite a los bases demostrar su técnica individual y su rapidez al superar una serie de obstáculos y pruebas dentro de la pista de baloncesto bajo el escrutinio objetivo del cronómetro.

El All Star nos ha dejado momentos míticos de la historia de la NBA. En función de la edad, cada uno de nosotros tendrá sus preferidos. Yo tengo dos. Ambos tienen el componente triste de un adiós. Y ambos incorporan el último rugido de una fiera que quiere salir de la arena por la puerta grande.

Magic Johnson, base de los Lakers, anunció al mundo que era seropositivo en noviembre del 1991. Como esto sucedió con la liga ya empezada, su nombre figuraba en las papeletas en que los aficionados escogían a los titulares del All Star (entonces aún no funcionaba internet como ahora). Y lo eligieron. Sin haber disputado ningún partido de liga regular, jugó el All Star de 1992. Anotó 25 puntos y repartió 13 asistencias. Fue el MVP. Su equipo, el Oeste, ganó por 153 a 113. Y tras su último triple, a 14 segundos del final, el resto de jugadores se fundieron con él en un abrazo.

En el año 2003, Michael Jordan jugó su último all star con 40 años. Su discurso de despedida pasando el legado a las jóvenes estrellas, con los ojos brillantes por la emoción ( tambien había alguna que otra lágrima), fue un momento memorable. En el partido, que se resolvió en la segunda prórroga, Jordan no estuvo fino. Anotó 9 de 27 en tiros de campo, recibió 4 tapones, incluso falló un mate. Y aún así, tuvo su momento, uno de sus tiros mágicos que podría haber dado la victoria al Este al final de la primera prórroga…si Jermaine O’Neal no hubiera cometido una innecesaria falta sobre Kobe Bryant.

Como ya dije antes, ha habido otros momentos irrepetibles a lo largo de la historia de los All Star. El baile que se marcó Shaquille O’Neal y Rudy destacando como matador en el 2009, el concurso de mates de Vince Carter del 2000 que dio nueva vida a una modalidad tocada de muerte o los duelos en esta modalidad entre Michael Jordan y Dominique Wilkins a finales de los 80, el lituano Rimas Kurtinaitis participando en el concurso de triples del 1989, los 19 triples consecutivos que anotó Craig Hodges en este misma competición en 1991... Esperemos que el futuro nos siga deparando muchos más.

Postdata: Y volviendo a Michael Jordan, este domingo, coincidiendo con el Partido de las Estrellas, cumple 50 años. Circula el rumor, que desde la NBA se han cuidado mucho de desmentir, que Air podría disputar algunos minutos en el encuentro para celebrarlo. ¿Hay algo de cierto en el rumor o es otra operación de márketing de la Liga? El domingo lo sabremos.


@danielalentomor

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2014 enCancha.com | On-line desde 2004