El Barça Regal le hace un póquer al Fiatc Joventut en su casa

Los azulgrana consiguen la cuarta Lliga Catalana consecutiva ante los verdinegros en el Palau Olímpic de Badalona. Es el 16º título catalán para los barcelonistas que no pudieron cantar victoria hasta el último cuarto.

Fiatc Joventut 69 - 76 Barça Regal

Fotogalería del encuentro / Jordi Montraveta

Los dos mejores equipos catalanes repitieron la final por quinta vez consecutiva y al igual que las cuatro últimas veces, los de Xavi Pascual alzaron el trofeo, en esta ocasión en casa de su máximo rival. No importaba que los azulgrana jugaran su cuarto partido en cinco días o que la Penya tuviera menos de 24 horas de recuperación.

Ambos conjuntos querían ganar el título para afrontar con confianza el inicio liguero del próximo fin de semana. Además, los de la ciudad condal necesitaban resarcirse de la derrota en la final de la Supercopa ACB. Y lo hicieron. Otra vez sin Juan Carlos Navarro, mientras los badaloneses tenían la baja de Corey Fisher, bien suplido por Guillem Vives.

Y es que los canteranos de la Penya siguen demostrando que son el mayor patrimonio de los verdinegros. Es una fábrica de talentos. Vives jugó sin miedo alguno y volvió a compartir minutos con Ventura, que esta vez estuvo más desacertado. Lo contrario que Alex Barrera que mostró que además de buen tirador también sabe penetrar con determinación.

Una determinación que le valió para volver a ser titular. Su presencia junto a Gaffney creó problemas a la defensa azulgrana. Y es que el ala-pívot estadounidense tiene mucha movilidad y rapidez, a lo que une un gran dominio del balón que le permiten hacer "coast to coast" para acabar con un mate final.

Por parte barcelonista, Sada fue más agresivo en ataque que de costumbre y anotó los primeros cuatro puntos del equipo. Otro base, Jasikevicius, dio una clase de baloncesto inicial jugando los pick'n rolls para acabar asistiendo o realizando un tiro en suspensión. A ello le suma su carácter indomable, que le vendrá bien al Barça Regal, aunque esta vez recibió una técnica por sus airadas protestas.

En el interior Jawai y Tomic mantuvieron un bonito duelo con Kuzmic y Savané. El australiano no se sintió tan cómodo como en los partidos anteriores por la envergadura del bosnio y por la intimidación del ex de Gran Canaria. Una circunstancia que aprovechó el pívot croata para restarle minutos y enseñar su magnífico juego de pies junto con sus ganchos con ambas manos.

Quien no dispuso de muchas oportunidades fue un ex del Joventut, Todorovic, que fue silbado nada más entrar en la cancha. Los nervios le hicieron cometer una falta en ataque y fallar un tiro libre después de provocar un 2+1, en una gran jugada personal. Fue en este segundo período cuando los azulgrana sacaron una ventaja que a la postre sería definitiva.

Fue a base de defensa que provocó muchos errores en los de Badalona. Sólo 12 puntos pudieron anotar los de Salva Maldonado. Sin embargo, como en el partido de semifinales ante el Assignia Manresa, el descanso les revolucionó y en la segunda mitad salieron con una marcha más.

Apretaron en la retaguardia, metieron más manos, corrieron y en ataque fueron más agresivos comandados por el general Manny Quezada, todo un luchador que nunca se rinde. Es todo ganas e intensidad aunque a veces absorbe demasiado balón y se piensa que juega solo. Los jóvenes y Gaffney también salieron al rescate.

El norteamericano fue el mejor de los suyos con dobles figuras, 14 puntos y 10 rebotes. No obstante, la reacción fue demasiado tardía y ya no llegaron a darle la vuelta al marcador. Por si acaso, otro ex verdinegro, Marcelinho Huertas, sentenció el encuentro con un triple. Ahora ambos conjuntos deberán pensar en la Liga que empieza este fin de semana.


@ikerrtxo

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004