2012

20

Mayo

15:19

Koldo Fernández

Desde la Cancha Playoffs> El Caja Laboral es equipo de semifinales

Emocionante partido el disputado en Miribilla, que ha tenido que ir incluso a la prórroga. El Gescrap Bizkaia se fue varias veces en el marcador, pero los vitorianos supieron rehacerse en todas las ocasiones.

 

 

 

 

Gescrap Bizkaia 88–90 Caja Laboral

El Caja Laboral se ha impuesto al Gescrap Bizkaia por 88-90 en un partido vibrante hasta el último segundo, prórroga incluida. El saldo de 2-0 de los vitorianos los deja invictos en cuartos desde los Playoff de 2008 y también contra los bilbainos, contra los que no han perdido un sólo partido de Playoff. Durante el partido los hombres de negro estuvieron varias veces con una amplia ventaja en el tanteador que Caja Laboral supo contrarrestar siempre a tiempo. No obstante, la mayor parte del encuentro estuvo en un pañuelo, con el final del último cuarto y de la prórroga como máximos exponentes de ello.

Con una canasta de Prigioni bajo aro tras rebote ofensivo dio comienzo el encuentro, que Mumbrú respondió con prontitud. El ritmo era muy vivo y las posesiones se contaban por canastas, hasta que Fischer detuvo la tendencia con un tapón sobre Oleson. Las ventajas no eran grandes, de un máximo de 3 puntos, y brilló especialmente Fischer en defensa por parte de los locales y Nemanja Bjelica por el lado visitante, que realizó una gran labor de equipo (15-17).

Grimau empató rápidamente el partido y un par de errores añadidos del Caja Laboral propiciaron un parcial de 7-0, con el consiguiente tiempo muerto solicitado por Ivanovic. Oleson cortó la tendencia en la siguiente posesión con un triple y los vitorianos encauzaron la situación, devolviendo en la partido a la situación de igualdad. A mitad de cuarto ambos equipos se encontraban ya en bonus, fruto de la intensidad defensiva de la que hacían gala, pero, nuevamente, el Caja Laboral volvió a tener un par de errores en ataque que el Gescrap Bizkaia supo aprovechar y pusieron la máxima ventaja en el marcador (9 puntos). San Emeterio acudió al rescate desde la línea de 4,60 y junto a Teletovic con un triple, recortaron distancias para ir más tranquilos a los vestuarios (38-35).

El partido se reanudo de forma muy viva, con gran intensidad ofensiva y canastas para todos los gustos y colores. Se volvió a un riguroso empate y siguió los esquemas del primer cuarto, con ventajas no superiores a los 3 puntos, solo que esta vez con mucha más anotación. El Gescrap Bizkaia trataba de defender con todas sus fuerzas, pero los vitorianos estaban en estado de gracia y lograban anotar con cierta facilidad. Fischer cometió la cuarta falta personal, lo que lastró el final de cuarto de los hombres de negro y se fueron a los últimos diez minutos por detrás en el marcador (55-56).

El último periodo comenzó como una extensión del anterior. Otra vez más el Caja Laboral cometió varios errores en ataque y el Gescrap Bizkaia colocó un parcial de 7-2 para volver a mandar. Tras el tiempo muerto de rigor, San Emeterio recortó desde el tiro libre. Grimau las volvió a aumentar con un triple, pero hizo la cuarta personal en la posterior jugada sobre Nemanja Bjelica que tomó las riendas de su equipo en ataque a pesar de tener también cuatro faltas.

Los locales seguían anotando de tres, pero el de Belgrado seguía firme en su papel, forzando incluso la eliminación de Grimau. Los bilbainos mantenían su ventaja en torno a los 4 puntos, gracias a un gran trabajo de Jackson en el ataque, mas los visitantes lograba colocarse a 2 puntos a falta de medio minuto del final. Tras un ataque infructuoso y dos tiros libres fallados por Banic, Prigioni logró forzar la prórroga con una bonita bandeja. (81-81).

En el tiempo extra siguió la igualdad, con intercambios de canastas en los primeros minutos. Teletovic adquirió protagonismo, estando muy activo en los minutos añadidos y regalando, incluso un mate a su afición. El marcador seguía en empate y a 4 segundos del final, Prigioni recibía una personal que aprovechó al meter los dos tiros libres correspondientes y poner a su equipo dos arriba. En la última jugada, Jackson falló su entrada a canasta y el Caja Laboral se hacía con el rebote, haciendose con el partido y con una plaza en las semifinales con el definitivo 88-90 en el luminoso.

Las estrellas: Aaron Jackson y Fernando San Emeterio. El base norteamericano fue un auténtico vendaval en el último cuarto, en el que más problemas tuvo el Caja Laboral, con un total de 14 puntos en ese periodo, revolucionando el partido. Acabó con 20 puntos (máximo anotador), 3 rebotes y 4 asistencias para 25 de valoración. El cántabro, por su lado, estuvo presente durante todo el partido y, si bien su labor no fue tan clamorosa como las de otros jugadores, su trabajo constante permitió a su equipo seguir en el partido. Sus números: 17 puntos, 6 rebotes, 3 recuperaciones y 24 de valoración. Mención especial se merecen Pablo Prigioni, que forzó la prórroga y anotó los últimos puntos del encuentro, y Nemanja Bjelica, que rindió a gran nivel.

El máximo asistidor del encuentro fue el argentino Pablo Prigioni, con 6 pases de canasta y el máximo reboteador fue Álex Mumbrú, con 8 capturas. D'Or Fischer repartió 3 tapones.


@AKTassadar

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2014 enCancha.com | On-line desde 2004