2012

31

Marzo

18:51

Jordi P. Camí

Navarro y siempre Juan Carlos Navarro

El capitán azulgrana ha vuelto por sus fueros después de superar su lesión. Sus actuaciones fueron clave para llevar a los barcelonistas a enfrentarse a Olympiakos en la Final Four.

Juan Carlos Navarro es el líder del Barça Regal. Es el capitán del equipo y el jugador que quiere los balones calientes. Es el mejor jugador español de baloncesto, por detrás de su amigo Pau Gasol, y uno de los mejores de la historia en el primer equipo azulgrana. Ser tan bueno, no le permite descansar lo necesario de sus problemas crónicos en la planta del pie.

Después de una temporada dura con los catalanes, verano sí, verano también le toca jugar con la selección española. Y él lo hace con mucho gusto, solo faltaría. En la selección junior fue donde se dio a conocer junto Pau Gasol, Raül López o Carlos Cabezas entre otros. Y en la absoluta lo ha ganado todo menos el oro en los Juegos Olímpicos.

El problema reside en su fascia plantar, que no aguanta tanto desgaste. En los últimos años, Navarro se pierde un mes de competición por esta lesión, además de jugar con molestias y tardar en volver a coger el ritmo de juego. Esto le ha pasado esta temporada y ahora está volviendo a recuperar la forma.

Antes de la serie ante el Unics Kazan dijo que hacía 10 días que ya no sentía molestias y eso se ha demostrado en su rendimiento. El jugador de Sant Feliu de Llobregat ha sido una de las claves para superar a los rusos. Ha recuperado ese primer paso para superar a sus rivales. Ese tiro en carrera para anotar un triple. O sus famosas bombas.

Los rivales ya le conocen y no le dejan un centímetro de ventaja. Siempre recibe ayudas defensivas, pero él las lee muy bien para doblar el balón a un compañero. Ya lo dijo David Blatt, "Navarro es como los buenos vinos, contra más viejos más buenos". Y es que el capitán azulgrana ha mejorada mucho en su faceta de asistente.

También en la de defensor. En el segundo partido contra el Unics Kazan, el jugador catalán se desgastó como el que más para defender a Henry Domercant, la estrella de los rusos. Navarro pasó junto a él los carretones, los bloqueos directos y le cerró las líneas de pase. Hacía tiempo que no defendía tan intensamente. Él sabía que era un partido importante y que le podía llevar a ser el jugador azulgrana con más Finals Four, con un total de seis.

Por suerte, el capitán barcelonista está contando con la ayuda de Erazem Lorbek, el jugador más técnico de la plantilla y el mejor ala-pívot europeo. Un jugador esloveno que acaba contrato este año y que ha de ser una de las prioridades para la temporada que viene. El problema será económico ya que le subirá la presión fiscal y el Barça tendrá que hacer un gran esfuerzo para retenerle.

Según el blog "El Contraataque", de Terra Deportes, otro jugador que suena para el equipo de Xavi Pascual es Nathan Jawai, que acaba contrato esta temporada con el Unics Kazan. Es un pívot rocoso, duro y muy corpulento que aprovecha su físico para hacerse un espacio en la pintura. No tiene movimientos muy ortodoxos, pero al menos es contundente. Su problema son las faltas personales.


@Jorpek

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2014 enCancha.com | On-line desde 2004