El FC Barcelona vuelve a demostrar por qué es el mejor

Partido épico con victoria para los azulgranas por 66-57 con un Lorbek espectacular, 26 puntos. Navarro no tuvo un buen día.

Con los cuartos de final ya despachados, el FC Barcelona y el Caja Laboral prometían una buena dosis de espectáculo en la primera semifinal, y los de Vitoria imprimieron un ritmo infernal desde el primer minuto. Lampe, que en el primer partido de la Copa apenas tuvo protagonismo, anotó los primeros 4 puntos y mostró buenas sensaciones. El FC Barcelona parecía algo desubicado y la diferencia iba aumentando por instantes, hasta que Xavi Pascual decidió sacar a Navarro, momento en el que recortaron distancias: 11-14 a 3 minutos de terminar el primer cuarto.

LAMPE, UNA AGRADABLE SORPRESA

La nueva incorporación de los de Ivanovic no pudo hacerlo mejor, y terminó el primer cuarto con 8 puntos y canastas tras bote más propias de un alero que de jugadores de su posición. El planteamiento parecía claro. El Caja Laboral quería apretar a su rival hasta el límite, llevarlos a una marcha más y no permitir contraataques fáciles, pero enfrente tenían a un Lorbek que derrocha talento en cada acción, y poco dispuesto a desaprovechar oportunidades. Tres canastas del ala-pívot mantenían a los suyos 15-18.

Navarro seguía intentándolo pero Oleson le seguía como un perro de presa en cada jugada y llevaba al de Sant Feliu a realizar tiros demasiado forzados, aunque con él nunca se sabe… Pero el problema que tiene cualquier conjunto que se enfrente a los de la ciudad condal, es que si Navarro tiene un mal día, cualquier otro puede resolver. En el segundo cuarto, Vázquez barría los balones del aro como un pulpo mientras que Lorbek seguía realizando baile de salón con sus defensores. Entre el de Chantada y el esloveno sumaban 19 de valoración de los 34 del FC Barcelona con 4 minutos por jugarse, y el marcador 27-26.

El Sant Jordi empezaba a acercarse al lleno y un triplazo de Víctor Sada desde más de 8 metros ponía el grito en el cielo. Si alguien quería ganar al Barça iba a tener que poner toda la carne en el asador. Prigioni leyó a la perfección lo que estaba pasando en la cancha, y con varias transiciones rápidas, colocaron el 32-33. En el último ataque antes de llegar al descanso, un mal pase de base argentino permitió un contraataque al límite de Chuck Eidson, y uno arriba para el FC Barcelona, 34-33.

APARECE SAN EMETERIO


El escolta no está atravesando su mejor momento de juego, pero si algo bueno tiene la Copa, es que un día malo se puede arreglar rápido, no hay que esperar toda la semana. En 18 minutos de juego ya llevaba 14 de valoración. Pero el “pulpo” Vázquez seguía firme en defensa y con su compañero de zona, Lorbek, rozando la perfección. Triple del esloveno, y 16 puntos para él. Todavía quedaba mucho, aunque para lamento del FC Barcelona, Navarro seguía sin estar a gusto, y se le salía otro triple.
Es increíble la frialdad que tiene Erazem Lorbek.

En 21 minutos llevaba 19 puntos, pero su cara era jugada tras jugada impasible, como la del que viene, hace su trabajo y se marcha a casa a descansar. Ni frío ni calor. Con Vázquez sentado, el Caja Laboral empezó a correr algo más, y el entramado defensivo que había montado Pascual comenzaba a tambalearse, 48-52 para los de Ivanovic. En el último ataque del tercer periodo, un tiro errado por Eidson con una posible falta puso al pabellón en pie.

UN ÚLTIMO CUARTO NO APTO PARA CARDÍACOS


Era la hora de los héroes. Con un Navarro venido a menos y un Rabaseda desaparecido, alguien tenía que coger el relevo del primer día. Pues bien, allí estaban los bailes de pies de Lorbek, la garra de Mickeal en los rebotes y un Eidson que hacía de todo. A falta de un día inspirado en el tiro, ahí estaba el poderío físico de los exteriores del FC Barcelona. Pocos equipos pueden permitirse tener a 3 exteriores como Sada, Mickeal y Eidson a la vez en pista.

Y por si fuera poco con esto, Ndong se encargaba de reventar el aro y obligaba a pedir tiempo muerto a Ivanovic, 60-54. Otra canasta de Lorbek era contestada con triple de Bjelica, y una pérdida acto seguido prometía emoción hasta el final. Aunque había alguien que no quería emoción, y ese no podía ser otro que sangre fría Lorbek. Un nuevo triple del esloveno (65-57) finiquitaba las opciones baskonistas, que veían cómo el Palau comenzaba a festejar su pase a la final. El FC Barcelona ya está en la final, y sigue asustando.

MVP LORBEK

El “pianista” logró 26 puntos y 20 de valoración logrando canastas importantísimas. Una pesadilla para todos sus defensores.


@mauri_fa

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2016 enCancha.com | On-line desde 2004