2012

14

Febrero

23:58

Pedro Zárate

De Copas con el Mad-Croc Fuenlabrada

Tras años intentandolo, y alguna que otra vez privado de tal honor el Fuenlabrada irrumpe en la Copa del Rey por segunda vez. La cenicienta, un equipo que se presenta en Barcelona con mucho que ganar y poco que perder, una oportunidad de seguir escribiendo su historia

Si estás en móvil, mira nuestro diseño en pruebas aquí.

El Aperitivo

Once años ha tenido que esperar el recién bautizado Mad-Croc Fuenlabrada para volver a una Copa del Rey. Desde el 2001, cuando cayeron ante el Barça de un Gasol que contaba las horas para marcharse a la NBA, no saben lo que es disputar la Copa. Aunque ocasiones para estar en esta cita no le han faltado. Sin ir más lejos el año pasado Fisac, hoy un héroe en Fuenlabrada, y su Valladolid acabaron con un sueño que los madrileños ya habían acariciado años anteriores y que hoy ven cumplido por méritos propios.


La primera Ronda

La holgada victoria conseguida ante el UCAM Murcia ha subido aún más la moral de un equipo que va a Barcelona a disfrutar de un premio bien merecido tras una gran primera mitad de temporada. Aunque también es cierto que han bajado un poco el nivel tras la clasificación para la Copa, lo que les ha llevado a descender a la undécima plaza. En cuanto al aspecto físico el equipo llega bien tras recuperar a Mainoldi y con la única baja de Sené.


La Cuadrilla

El líder > Saúl Blanco (10,3 pts. 2,5 reb. 1,7 asist. 9,8 Val.)

Fuenlabrada está volviendo a disfrutar de la mejor versión del asturiano. Se le ve con confianza y desde el primer día se ha erigido en el líder ofensivo del equipo. Tanto por fuera como penetrando es capaz de mostrar su buen tiro, su mayor virtud. Si tiene el día, es muy difícil pararle.

El ligón > Quino Colom (7,7 pts. 2,1 reb. 4 asist. 7,9 Val.)

Este año se está viendo al Colom que todos estaban esperando en Fuenlabrada. La marcha de Valters y la confianza de Fisac le han sentado muy bien al ex del CAI, que se ha hecho con el timón del equipo con todo merecimiento. Aunque aún tiene facetas del juego que mejorar, es una de las piezas clave en los logros conseguidos hasta el momento.

El listillo > Kirk Penney (14,7 pts. 2,2 reb. 1,4 asist. 9,5 Val.)

Aunque es el líder en anotación del club, no está rindiendo al nivel que se esperaba. Como todos los tiradores, su excesiva dependencia en su tiro le lleva a ser capaz de lo mejor y de lo peor. Mezcla actuaciones extraordinarias con partidos aciagos. Para bien o para mal es un jugador impredecible.

El camaleón > Leo Mainoldi (9,5 pts. 1,3 reb. 0,2 asist. 8,8 Val.)

Aunque la cita de la Copa quizá le llega muy pronto tras su lesión, el argentino es un jugador con carácter. Puede que no le salgan las cosas, pero jamás podremos verle bajar los brazos. Su lanzamiento exterior puede causar estragos en cualquier defensa. Sus lanzamientos contrastan con su defensa, uno de sus aspectos a mejorar.

El bestia > Mike Hall (9,4 pts. 5,7 reb. 0,4 asist. 9,2 Val.)

Llegar y besar el santo. Prácticamente desde el primer día el americano se ha ganado el cariño de la afición. Posiblemente sea el jugador más completo de una plantilla que necesitaba un jugador así como el comer. Su mayor virtud puede que sea su descaro, no le tiembla el pulso a la hora de tomar la responsabilidad tal y como demostró ante el Besiktas. Por si fuera poco, da espectáculo con sus mates y sus tiros imposibles gracias a su prodigioso físico.


El que siempre se apunta

Sergio Sánchez. (5,2 puntos, 2 rebotes, 3,6 asistencias, 6,6 de  valoración)

Sus números puede que no sean muy llamativos, pero si es cierto que resulta un jugador muy importante entrando desde el banquillo. El gaditano tiene buena muñeca, capaz de desatascar el partido en favor de su equipo. Además, su veteranía le permite leer los partidos con la serenidad necesaria para dar al juego del Fuenlabrada el ritmo que necesita en cada momento.


¿Quién tiene el bote?

En apenas un año, Porfirio Fisac ha pasado de héroe a villano en el Fernando Martín. El segoviano ha logrado algo que parecía imposible al principio de la temporada, hacer olvidar a Salva Maldonado. Su propuesta de un baloncesto vistoso y alegre le ha dado sus frutos a lo largo de su carrera en LEB y ahora en ACB, categoría en la que ha conseguido obrar dos milagros consecutivos clasificando primero al Valladolid y ahora a Fuenlabrada para la Copa del Rey.

 

Última ronda

Tras once años sin participar en la Copa, el Mad-Croc Fuenlabrada llega al torneo a disfrutar, a vivir una experiencia que llevaba años buscando y que por fin ha logrado. El equipo va a Barcelona sin ninguna presión, consciente que pasar de ronda va a ser muy difícil teniendo en cuenta que el rival es nada menos que el Real Madrid.

Aún estando muy complicada la clasificación para las semifinales no podemos descartar la sorpresa. Para que sea posible el Fuenlabrada deberá evitar el juego en la pintura, ya que es una batalla que tiene perdida con la baja de Sené y los centímetros de ventaja de jugadores como Begic y Tomic. Además, es muy importante que jugadores como Penney, Blanco o Mainoldi tengan su día, ya que las escasas opciones del Fuenlabrada pasan por hacer daño por fuera y por cerrar bien el rebote para evitar el contraataque blanco, su principal arma.

 

 

 

 

 

 

 


@Pedrozarateg

Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2019 enCancha.com | On-line desde 2004