Euroliga. Laboral Kutxa

El Baskonia se transforma y tritura al Olympiacos

La defensa ha sido clave para desconectar al Olympiacos
La defensa ha sido clave para desconectar al Olympiacos
FOTO © Jose Angel Calvo

Se necesitaba una noche como las de antaño, donde David era capaz de vencer a Goliath, donde el Baskonia era capaz de sorprender y vencer a esos dioses invencibles. Se necesitaba una noche como esas y el conjunto vitoriano la ha dado. Un partido intenso, que ha dominado ante un Olympiacos donde, esta vez, Spanoulis se ha encontrado solo.

Grupo D

Laboral Kutxa Baskonia 89 - 70 Olympiacos Piraeus

Fotogalería del partido (Jose Angel Calvo)

Había otros tiempos donde la visita del Olympiacos se convertía en una cita de las de no perderse, pero eran otros tiempos, un pasado glorioso de partidos épicos y noches históricas. Pero el presente es diferente, el Baskonia recibía al conjunto griego, líder del grupo, con la necesidad de lograr una victoria que no le complique el camino para alcanzar el objetivo del TOP-16. El ser el primer equipo que alcance los 25.000 puntos en la competición es un premio que mitiga el inicio titubeante de un Laboral Kutxa que necesitaba la victoria.

Con un rival de entidad como el Olympiacos ese premio parecía una inyección de motivación para el Baskonia. Gran puesta en escena de los vitorianos sobre todo en defensa desquiciando al rival que solo fue capaz de anotar pasados los dos minutos de partido. Un Laboral Kutxa muy bien atrás pero con errores en ataque que no le permitían poner en más apuros a los griegos (3-4 min.5). La maquinaria de Spanoulis empezaba a engranarse (5 puntos) pero los vitorianos seguían a lo suyo, plantando cara con dureza en defensa y a golpe de triple de la mano de un entonado Causeur. Un 10-2 de parcial daba a los baskonistas la primera ventaja seria del partido, pese a la reacción griega, un esperanzador 24-17 al final del primer cuarto.

Spanoulis seguía centrando todo el ataque del Olympiacos, una peligrosa dependencia ante un Baskonia que seguía con esa inercia de buenas sensaciones vistas en el primer cuarto (28-20 min.12). San Emeterio anotaba el punto 25.000 del Baskonia en la competición, un 30-24 ante el que había que frotarse los ojos. Todo ello pese a los errores en ataque de los vitorianos, que respondían cada acción de los griegos. El alero cántabro había asumido el liderazgo del equipo, el Laboral Kutxa funcionaba bien en ataque pero hacía aguas en defensa dejando al rival anotar canastas fáciles bajo el aro. La temperatura del partido se elevaba por momentos, defensas al límite y juego muy físico, los locales sacaban partido de esta situación marchándose al descanso con un 44-37.

Lo visto en la primera parte no era ni un espejismo ni un sueño. Los de Ibón Navarro convertían en realidad sus deseos con otro golpe de autoridad, un 9-0 de parcial ante un Olympiacos desconocido, incapaz de reaccionar (53-37 min.23). Solo Spanoulis era capaz de parar la sangría anotadora de un Laboral Kutxa que estaba poniendo todo el corazón y la garra que tanto se echaba de menos. La defensa estaba siendo vital. Shengelia comandaba las labores defensivas propiciando que los vitorianos mantuvieran la ventaja (58-41 min.24). Los 18 puntos de Spanoulis no bastaban para frenar a los vitorianos. El partido se estaba rompiendo por momentos con un Baskonia que estaba realizando el mejor partido de lo que llevamos de temporada (68-52 min.30).  

Darden (5 puntos consecutivos) y Lafayette intentaban encabezar un nuevo intento de remontada. El tiempo se iba a acabando y la situación se complicaba para los griegos (70-59 min.33). Pero ahí estaba Davis Bertans para devolver al Olympiacos a la realidad, un triple para cortar de raíz el buen arranque rival. Los griegos lo intentaban a la desesperada pero la ventaja apenas menguaba, solo la calidad de Spanoulis (23 puntos) parecía servir para evitar que la ventaja fuera mayor (79-64 min.37). La desesperación tal que aparecían las antideportivas y las técnicas (al técnico griego). La veintena de puntos era una distancia prácticamente insalvable, la victoria era para un Baskonia que la había buscado desde salto inicial. Un 89-70 que supone una inyección de moral para el conjunto vitoriano y la primera derrota en la competición para el Olympiacos.

La estrellaVassilis Spanoulis. El base griego ha sido el unico sustento ofensivo del conjunto griego. El Olympiacos empezo a carburar cuando la muñeca del base se armó. 27 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y 29 de valoracion, para un jugador no decepcionó pero que estuvo solo.

    Laboratorio SyS
Perasovic previa Olympiakos J6 Euroleague
You need Flash player 7+ and JavaScript enabled to view this video.


Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2014 enCancha.com | On-line desde 2004