Liga Femenina. Redacción

'Mi desván': Olé por el Rivas Ecópolis

Primera victoria del año para Rivas Ecópolis.
Primera victoria del año para Rivas Ecópolis.
FOTO © Alba Pacheco

Victoria de Rivas Ecópolis ante un Campus Promete que es el único que no conoce la victoria tras caer en el Cerro del Telégrafo. Este equipo tiene mucho que dar, este grupo no se rinde y pelea ante las adversidades.

Galería fotográfica Rivas Ecópolis - Campus Promete (Alba Pacheco)

Galería fotográfica Embutidos Pajariel Bembibre - Uniferrol (Daniel Quiterio)

Llevo prácticamente todo el día pendiente del partido de Rivas Ecópolis ante Campus Promete. Algo me decía que esta iba a ser la definitiva para ver ganar a las de José Ignacio Hernández tras unas jornadas anteriores donde lo han pasado más mal que bien y donde se les ha escapado alguna victoria cuando tenían el partido controlado. Puedo decir que me alegro enormemente y aplaudo el trabajo que están haciendo en la localidad madrileña.

Lo cierto es que para mí Rivas siempre ha sido especial. Este mundo del baloncesto femenino me ha brindado grandes amistades y casualmente la mayoría han tenido una etapa en el equipo ripense. María Pina, Laura Herrera, Gema García, Patri Argüello... Hasta he podido acudir a algunos partidos en su pista para ver a otra buena amiga como es Cristina Ouviña jugar con su Mann Filter. Por todo eso y mucho más es un club que me despierta simpatía y un club que, escalando desde lo más bajito del baloncesto de formación, llegaron a ser Subcampeonas de Europa.

Hoy no voy a hablar de la jornada de la Liga Femenina, hoy voy a hablar de la situación a la que hemos llegado en nuestro deporte. Todo esto llega a raíz del documental que el Diario AS publica sobre la situación de Rivas Ecópolis con Gaby Ocete como protagonista contando sus inquietudes. No entiendo como se puede abandonar tanto a un club y a un equipo que ha dado tanto al baloncesto madrileño. Tanto apoyar al fútbol y tanto apoyar ciertas candidaturas absurdas y dejan abandonado a un histórico capaz de ganar la Copa de la Reina y la Liga Femenina en las épocas en las que se contaba con buena salud en la competición.

Completamente identificado con las palabras de la base ripense cuando habla de la culpabilidad de que todo esto vaya decayendo. Los medios de comunicación tienen gran parte de culpa. Se gana una plata mundialista, un hito, un hecho histórico, y en cuanto nuestras heroínas aterrizan en España se acabó el interés para ellos. Luego se apuntan los tantos con portadas y portadas, cuando semanalmente ni apoyan, ni hablan ni se interesan por como van las cosas 'por el otro barrio'. Es egoísta, muy egoísta.

Viendo la clasificación actual no puedo negar que estoy entusiasmado por ver qué pasará jornada a jornada. Es una igualdad que hacía años que no se veía. Tanto en la cabeza como en a mitad de la tabla como en la parte baja. Aquí todo el mundo puede ganar y puede perder con cualquiera. Los recién ascendidos se han revelado, equipos como Conquero o Girona se empeñan en dominar y una victoria hay que sudarla como nunca. Ahora es cuando más añoro una Copa de la Reina de ocho equipos. ¿No estaría preciosa? Que espabilen los que tienen que espabilar, que 'este muerto está muy vivo'.

Eso sí, la situación está así, y todo hay que decirlo, porque los pequeños han conseguido mantener su proyecto casi intacto y los grandes han tenido que bajar algunos escalones por cuestiones presupuestarias. El caso más claro, el de Rivas, o el de equipos punteros que ahí están en Liga 2 sin poder subir por carecer de patrocinadores. Ha bajado de nivel nuestra competición, es cierto, y muchos añoramos esos buenos tiempos con Ros Casares, Perfumerías Avenida, Mann Filter Zaragoza, Rivas Ecópolis o Sóller Bon Día! partiéndose el cobre en cada cancha. Hasta a Girona se le puede meter en este saco.

Lo primero que habría que hacer es recuperar el prestigio de una de las mejores ligas del continente, y eso pasa primero por apoyar, apoyar y más apoyar a los equipos, y luego por hacer regresar a todas esas internacionales que tenemos repartidas por el mundo. Es cuestión de dinero, pero también es cuestión de querer. Menos apoyar a candidaturas absurdas y unirse a un proyecto joven, dinámico y fresco como el de Rivas. No entiendo cómo se ha llegado hasta aquí, con tan solo tres o cuatro jugadoras profesionales en una entidad que tantas cosas buenas le ha aportado al baloncesto madrileño.

Una pena, de verdad, pero sueño con volver a ver una liga competitiva con el nivel que se merece, aunque me esté encantando que a día de hoy las hornadas del 97 y 98 tengan las puertas abiertas para demostrar lo que valen sin ningún tipo de problema.

Viva el baloncesto femenino, y viva la Liga Femenina.

    Laboratorio SyS
Perasovic previa Estrella Roja J4 Euroleague
You need Flash player 7+ and JavaScript enabled to view this video.


Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2014 enCancha.com | On-line desde 2004