Euroliga. Laboral Kutxa

Heurtel no basta para aguar la fiesta del Neptunas

El Neptunas sigue soñando con el TOP-16 tras vencer al Baskonia
El Neptunas sigue soñando con el TOP-16 tras vencer al Baskonia
FOTO © Jose Angel Calvo

31 puntos y 36 de valoración, esa ha sido la espectacular actuación de Thomas Heurtel. El base francés ha rescatado a un Baskonia muerto que ha logrado reconducir un partido roto ante un Neptunas que ha sabido aprovechar los defectos de los vitorianos. Victoria lituana que les hace seguir soñando en la Euroliga

Grupo D

Neptunas Klaipeda 80-79 Laboral Kutxa Baskonia

El Neptunas Klaipeda sigue soñando en la Euroliga tras vencer al Laboral Kutxa en un partido vibrante donde los vitorianos estuvieron muertos en varias fases del partido teniendo en Thomas Heurtel su desfibrilador. El base francés estuvo estelar, espectacular pero sus 31 puntos no sirvieron para dar la victoria a un Baskonia que no supo aprovechar su dominio en el rebote ofensivo y que tuvo en su obsesión con el triple su perdición. Los lituanos logran una importante victoria que les permite pasar a los vitorianos en la clasificación.

En un país donde el baloncesto es más que una religión, jugaba el Baskonia en la ciudad de origen de Macijauskas, en un ambiente fabuloso y con un Causeur titular que se ha ganado la confianza de Ibón Navarro. Hacían los vitorianos caso absoluto a su míster logrando sus tres primeras canastas debajo de aro de con Iverson como referente ofensivo. Mientras que el Neptunas como buen equipo lituano hacía lo propio desde el perímetro. La defensa báltica se endurecía, entrando pronto en bonus. Sin embargo, el Baskonia se estancaba desde la línea de personal con un espantoso 0 de 7, lo que aprovechaban los locales para irse en el marcador (20-15 minuto 10).

Viendo la errática racha desde el tiro libre, tan solo subsanado por el canterano Ilimane Diop, el Neptunas Klaipeda continuaba cortando con falta cualquier atisbo de contraataque que intentaba el Baskonia. Pero los jugadores vitorianos habían salido en este segundo cuarto con otra marcha más y con un excelente trabajo ofensivo grupal, sustentado en el rebote ofensivo, pronto igualaban el encuentro (24-24 minuto 12). Tras una buena aportación del interior senegalés, Iverson y Tillie se hacían dueños de la zona con ayuda de Bertans. En la recta final Heurtel daba muestras de agotamiento frente a Shakur y entre el exbaskonista y la muñeca de Zavackas el equipo lituano conseguía irse a vestuarios arriba en el luminoso (41-33 min. 20).

Tras el descanso el equipo se desconectó, desapareció de la pista totalmente. El Neptunas se estaba imponiendo su juego, aprovechando los agujeros defensivos de un Baskonia que veía como el partido se le escapaba en apenas tres minutos (51-35). La noche y el día en apenas cinco minutos, la entrada de Begic con su aportación en defensa y sobre todo el acierto de Heurtel servían para neutralizar una ventaja que unos minutos atrás era para bajar los brazos (57-54 min.27). Los vitorianos habían reaccionado pero los lituanos aguantaban gracias al acierto en los tiros libres, un 61-54 al final del tercer cuarto que daba esperanzas a un Baskonia que se ha reenganchado a tiempo.

La obsesión con el tiro de tres estaba siendo la cruz de los vitorianos, un desacierto sangrante que mitigaban con dominio en el rebote ofensivo, sacando petróleo debajo de la canasta rival en forma de faltas. Pero esas oportunidades no la sabían aprovechar y los lituanos volvían a dar otro golpe en el marcador (66-54 min.34). Con un triple que parecía no ser aliado baskonista aparecía Heurtel para calibrar el punto de mira exterior anotando dos canastas importantes. Una antideportiva, fruto de los nervios y frustración de los lituanos daba alas a un Laboral Kutxa que igualaba el partido de la mano de Begic (68-68 min.37).

La peligrosa igualdad hacía acto de presencia, dos minutos donde cada fallo podía costar caro (73-72). Heurtel asumía la responsabilidad liderando a un Baskonia que se aplicaba en defensa y que encumbraba al base francés como héroe de la noche (31 puntos con 8 de 10 en triples). El Neptunas respondía, los vitorianos obsesionados con el triple, no se aprovechaban la cantidad indecente de rebotes ofensivos para cerrar el partido. Galdikas anotaba una canasta a falta de 14 segundos que valía medio partido, el Laboral Kutxa tuvo la canasta ganadora pero el tiro no entró, la victoria se quedaba en Klaipeda (80-79).

La estrella: Thomas Heurtel. El base francés ha sido el catalizador del equipo vitoriano, rescatando por dos veces a un Laboral Kutxa que en el tercer cuarto estaba al borde del K.O. Heroe de la noche sin premio final puesto que la canasta que podía haber dado el triunfo no entró. 31 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias para 36 de valoración.

    Laboratorio SyS
Perasovic previa Olympiakos J6 Euroleague
You need Flash player 7+ and JavaScript enabled to view this video.


Nos encanta lo que hacemos

Copyright 2014 enCancha.com | On-line desde 2004